6

Zoo Tycoon

zoo tycoon 5

Animales. ¡Qué bonitos son! Ahora tenemos la oportunidad en Xbox One de meterlos en recintos de nuestro zoológico para atraer al máximo número de visitantes y obtener la fama mundial.

El territorio por excelencia de este tipo de videojuegos de gestión siempre ha sido el PC, donde la saga apareció en el 2002, así que es interesante ver como se ha hecho el paso a Xbox, incluyendo el uso Kinect. Esto último no es sorprendente, ya que el juego ha sido desarrollado por el estudio detrás de Kinectimals, Frontier Developments.


Zoo Tycoon mezcla el tener que cuidar e interactual con animales, con la gestión del parque y la felicidad de sus visitantes. Para que los animales se sientan como “en casa”, tenemos una selección de hábitats diferentes para escoger, como la sabana, la pradera o la zona alpina. Dependiendo del tamaño del recinto, podemos adoptar un cierto número de animales, entre las decenas de especies que el juego pone a nuestra disposición.

En cada hábitat, deberemos construir una zona de comida, otra de limpieza y algún juguete para que los animales estén contentos. Un animal bien cuidado tiene más posibilidades de crecer y procrear. Y las crías de animales hacen muy felices a los visitantes y suben la fama del parque.

zoo tycoon 1

La fama es uno de los indicadores más importantes en el juego. Adoptando nuevos animales y mejorando el parque podremos incrementarla. A medida que vayamos subiendo de nivel de fama, nuevas especies de animales, atracciones e instalaciones estarán a nuestra disposición.

El otro factor a tener en cuenta es el dinero en nuestras arcas. El dinero se consigue mediante el pago de entrada, vendiendo comida en los puestos correspondientes o superando retos, entre otros ingresos. Los gastos pasan por la manutención de las atracciones o el pago de nuestros trabajadores. Pero por alguna razón que no logro entender, ganar dinero en Zoo Tycoon es extremadamente fácil y al poco rato de empezar el dinero ya no supondrá ninguna limitación. Supongo que al fin y al cabo, no quieren que nos estresemos demasiado pensando en como hacer que el zoológico sea lucrativo.

La gestión es bastante básica y superficial. Podemos poner puestos de comida o entretenimiento y mejorarlos -y ninguno de ellos parece que me hayan producido pérdidas nunca. Incluso, un par de horas dentro de la partida decidí que el parque fuera gratis y sus más de 30.000 visitantes seguían generando toneladas de dinero. Y de basura. Pero si queremos tener el parque limpio tan solo tenemos que contratar más conserjes.

Si los animales tienen un mínimo de cuidados, como una ducha y comida, no hace falta más para que siempre estén muy felices. Hay que tener en cuenta cosas como el número de animales por hábitat, ya que algunos prefieren estar en grupo y a otros les da igual no tener mucha compañía. Pero la gestión no parece ir más allá.

Para mantener las cosas interesantes, Zoo Tycoon te va proponiendo retos constantemente, pasando por conseguir que todos los animales sean felices por un rato, que haya un cierto número de crías o liberar animales a la naturaleza -algo que podemos hacer cuando alcanzan su nivel máximo. Superar los retos nos da dinero adicional -¿para qué?- o mayor fama.

La novedad de este Zoo Tycoon es que tenemos la posibilidad de gestionar el parque en primera persona. De esta forma, podemos ver los diferentes recintos tal y como las ven nuestros visitantes. Y si nos cansamos de caminar, podemos llamar a un buggy para llegar más rápido a nuestro destino. Esta vista mejora la inmersión y realmente es entretenida… por un rato. A la larga pasaremos más tiempo adoptando y liberando animales desde la vista de pájaro.

zoo tycoon 3

Es cuando nos acercamos a los animales en la vista en primera persona que podemos apreciar el gran trabajo que los de Frontier Developments han hecho, en cuanto al modelado y comportamiento de los animales. Realmente parecen reales y es algo curioso de ver. Por esta razón, parece que Zoo Tycoon ha partido más bien de Kinectimals más una sencilla gestión, que de los Zoo Tycoon clásicos más basados en juegos como Rollercoaster Tycoon.

Así pues, podemos interactuar con los animales, darles de comer de nuestra mano -aunque no lo podemos hacer con los leones, ¡lástima¡-, rociarlos con una manguera o hacer muecas a los chimpancés. Mi hijo de cuatro años se ha divertido con esto mucho más que yo. La interacción se puede realizar mediante Kinect, por ejemplo, estirando los dos brazos para dirigir a la manguera al oso correspondiente. Esto es entretenido un rato, pero a los minutos pierde su aspecto novedoso y raramente lo volveremos a hacer a no ser que un reto nos lo pida a cambio de dinero o fama.

Tengo la sensación que la falta de gestión más avanzada y lo efímero del entretenimiento animal se ha visto compensado por una lluvia incesante de retos que, al rato, empiezan a ser realmente repetitivos. ¿De verdad tengo que hacer otra foto a un animal? Aunque la vigésima vez sea a un chimpancé de bonobo en vez de una cría de oso polar no parece marcar mucho la diferencia.

Y lo peor, donde la capacidad de procesamiento de la Xbox One se interponen al diseño de juego es cuando apenas dos o tres horas después de crear nuestro zoo alcanzamos un límite arbitrario que nos impide adoptar nuevos animales o construir nuevas instalaciones. Es alcanzar este límite y la diversión cae por los suelos y se convierte en un tedio de liberar y adoptar nuevos animales repitiendo los mismos retos una y otra vez. Y peor aún, si cogéis este juego para Xbox 360 el límite es la mitad. Esto es algo realmente triste, ya que la diversión y el diseño deberían prevalecer sobre una capacidad física del sistema. Creo que deberían haber pensado mejor en como limitar el tamaño penalizando con otros aspectos, como el mantenimiento o el cansancio de los visitantes, ¿pero un límite arbitrario?

zoo tycoon 2

La versión en Xbox One tiene otras mejoras frente a la de Xbox 360. Por ejemplo, en la Next-gen podemos construir nuestro zoo junto con otros tres amigos, o visitar sus parques o intercambiar animales. Esto podría ser más divertido si no existiera el dichoso límite, ya que hagamos lo que hagamos estamos predestinados a chocar contra esa pared.

Podemos usar Kinect también para dar instrucciones por voz. Comandos como “Mostrar el nivel animal”, o “Mostrar la felicidad de los animales” pueden usarse para proyectar sobre el zoo las diferentes informaciones. Funciona bastante bien, aunque mi mujer debe probablemente odiar esas frases de tanto oirlas (se recomienda no usar cuando esté dormida).

Hasta aquí podríamos decir que hemos hablado del Modo Reto. Existe un Modo Libre, donde el dinero no importa, sólo la fama, lo que permite construir a nuestro antojo (aunque ya hemos visto que el dinero no pinta tanto). También está el Modo Campaña, donde se nos propondrá realizar diferentes retos para superar cada nivel, en diferentes zoos del mundo. Superando la campaña iremos desbloqueando nuevas atracciones y decoraciones para el resto de modos, básicamente, su único aliciente.

No todos los recintos e instalaciones están disponibles inicialmente. Aparte de desbloquearlas con la fama, deberemos investigar la mayoría de ellos. Lo curioso es que la investigación como mucho dura un par de minutos y, hay veces, que en una demostración de absurdidad las investigaciones para según que decoraciones duran apenas unos segundos. Me pregunto si esta decisión se debe a un planteamiento original para un Free-2-play? No le veo mucho sentido a tiempos tan cortos, que casi más vale la pena quedarse esperando que hacer otra cosa mientrastanto.

Tampoco se puede acelerar el tiempo, aunque no haga falta con las investigaciones tan cortas. Si nos aburrimos mientras ahorramos, estaremos todo el tiempo ocupados resolviendo los mismos retos una y otra vez.

O dedicarnos a recoger excrementos de los recintos para pasar el rato.

zoo tycoon 4

Conclusión

No me queda muy claro a quién va dirigido Zoo Tycoon. Por un lado tenemos las interacciones directas con los animales y el uso de Kinect, que gusta a los más pequeños. Por otro, está la gestión del zoo, más bien escasa pero algo que los más peques no pueden hacer. Puede que el mejor público sea el preadolescente, pues. El juego presenta un buen aspecto técnico, en especial sus animales y comportamientos, pero el resto es un tanto irregular, especialmente debido a un límite arbitrario sobre el tamaño del zoo que limita seriamente la longevidad del juego. Quitando ese límite y cambiando un par de aspectos, el juego podría ser mucho mejor.

6

 

Nos consolamos con:

  • Animales realistas y atractivos.
  • Buen aspecto visual.
  • Variedad.

Nos desconsolamos con:

  • Límite arbitrario del zoo.
  • Gestión superficial.
  • Retos y tareas muy repetitivas.
  • No supone ningún reto.

 

Ficha

  • Desarrollo: Frontier Developments
  • Distribución: Microsoft
  • Lanzamiento: 22/11/2013
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 64,95 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *