Yar’s Revenge

Yar’s Revenge fue el juego exclusivo más vendido del sistema Atari 2600, una consola de la segunda generación que para el que no la conozca, fue lanzada al mercado el año 1977 (-2 en la era orion el pastor).

Desde entonces hemos visto como aparecía un par de veces más en nuestras vidas consoleras, por un lado en un remake para Game Boy Color, y por otro lado en un recopilatorio para GBA, ambas veces con una resonancia en los medios bastante pobre. Y como no hay dos sin tres, nos encontramos que nuevamente aparece en nuestras vidas consoleras, esta vez en forma de ¿remake? para Xbox 360.

Yar’s Revenge

Os preguntareis el porqué de los interrogantes en la palabra remake… bueno, básicamente porque las semejanzas entre el original y este remake son prácticamente nulas… yo el único parentesco que le he encontrado ha sido el hecho de que el prota sea una especie de insecto, y que un jefe final homenajea el cañón enemigo original.

El productor del juego, Michael Fahrny, promocionó esta obra diciendo que recordaría a juegacos con mayúsculas como Panzer Dragoon o Starfox, y por si eso fuera poco, que en él respiraríamos un aroma a los animes de Hayao Miyazaki

Bueno… supongo que lo han intentado, eso no se lo puede reprochar nadie, pero conseguirlo… creo que han quedado muy lejos de conseguirlo.

Yar’s Revenge

Y es que el hecho de fliparte así tiene una parte buena y otra mala, por un lado creas expectación alrededor de tu juego y evitas que pase desapercibido entre las toneladas de juegos que recibimos constantemente, por lo que te aseguras que los medios y los usuarios tendrán un ojo echado en tu obra mientras siguen comprando las superproducciones de turno. Pero por otro lado, provocas que cuando adquirimos el juego tengamos una expectativa en él que quizás no se cumpla.

Y evidentemente es lo que ha pasado, hablar de las sagas de Sega y Nintendo, es hablar de obras maestras atemporales que aun hoy pueden hacerte pasar tardes de diversión, pero con Yar’s Revengue no podemos hablar de eso ni por asomo.

Yar’s Revenge

Es un mal juego? No del todo, es infumable? Tampoco… pero no pasa de ser un juego medianamente entretenido, con un control inicialmente algo durillo, pero que se deja controlar en poco tiempo. Con un apartado técnico aceptable para lo que exige el tipo de juego, y un apartado artístico con altibajos, algunos escenarios están bastante bien conseguidos, pero los enemigos tienen un aspecto poco inspirado. Evidentemente esto último es algo sumamente personal, quizás a otros les gusten…

Pero bueno, vayamos al lio, os explico de qué va la cosa:

Somos uno de los últimos Yar que quedan vivos, ya que nuestra raza esta en peligro de extinción por culpa de otra raza, llamada Qotile (hasta aquí, todo parece más o menos un remake). Todo empieza liándonos a tiros con un montón de insectos y bichejos algo asquerosillos que encontramos por nuestro camino, recorriendo un bosque bastante rocambolesco. De repente llegamos a la guarida de un insecto de proporciones bíblicas y acabamos con él tras una lucha feroz. Una vez hemos terminado con el chupasangre, un viejete nos comenta que la hemos cagado, que los Qolite, no contentos con casi extinguir nuestra raza, están lavando el cerebro a los que quedamos y hacen que luchemos para ellos… Por lo que entendemos que no deberíamos haber matado a todos esos pobres insectos, que en el fondo eran colegas.

Yar’s Revenge

Como comprenderéis nuestro mosqueo es mayúsculo, y tras pedir perdón por semejante equivocación nos ponemos en marcha para cargarnos a los que nos han tongado y así redimirnos de nuestros pecados, y de paso salvar a nuestra raza de la esclavitud.

Quizás yo soy un tipo un poco raro, pero para mí llevar a una especie de hada-mariposa que dispara un rifle de plasma azul y rosa, y lucha contra unos 5 tipos de enemigos diferentes en todo el juego, (entre una pantalla y otra cambian sólo de textura) siguiendo el mismo patrón de ataque pantalla tras pantalla, con unas armas auxiliares cuya representación en pantalla es triste y insustancial, y que la única dificultad que encontraras es mover a lo loco a tu pequeña hada para que esquive los disparos enemigos, y mover el puntero con algo más de criterio para ir destruyendo a los enemigos que tengan la mala pata de cruzarse con él… no es un juego que me atraiga mucho.

Yar’s Revenge

A mí personalmente lo de los enemigos me ha dejado traumatizado, en que mente cabe pensar que un juego actual con una cantidad de fases normal ¿puede tener bastante con cinco enemigos diferentes?
El problema crece cuando cada uno de los enemigos tiene un patrón totalmente diferente y la cosa se nota muchísimo más, tienes a los tanques con aspecto acangrejado que se lo piensan un rato antes de disparar sus bombazos, los dos tipos de enemigos mindundis que aparecen en grupo y siempre en fila para que puedas acabar con ellos sin molestias, y los saltinbanquis que te disparan oleadas de disparos rápidos… Vamos, rutinas de ataque sumamente simples, ¿no han oído hablar de los arboles de decisión?

Lo mejor es comprobar cómo curiosamente en este mundo hay insectos y robots que tienen exactamente la misma forma y comportamiento, pero texturas diferentes… are you fucking kidding me?

Yar’s Revenge

Conclusión

El juego, pese a sus carencias, se deja jugar. Puedes pasar el rato una o dos tardes rememorando los clásicos mata-mata con un aspecto actualizado, destruyendo una y otra vez a enemigos clónicos que siempre se comportarán igual, y recorriendo pasajes laberínticos con una cámara sobre raíles. Es una autentica lástima que todo el trabajo artístico y técnico no pueda ser disfrutado por acabar haciendo un juego tan plano y limitado, quizás la próxima vez tienen que invertir algo más de dinero en testers que les digan si el juego es divertido y supone un reto antes de lanzarlo.

Es por eso que sólo os recomiendo este juego si sois unos adictos absolutos a los shooters on-rails en tercera persona, y no tenéis absolutamente nada mejor con lo que perder el tiempo.

Lo mejor

  • 200 MPS a tiro para los cazadores de logros.
  • Te puede entretener un par de tardes, al fin y al cabo es un mata-mata.
  • Gráficamente es pasable.
  • Artísticamente tiene buenos momentos.

Lo peor

  • Enemigos escasos y con rutinas de ataque simples.
  • Puedes pasarte el juego sin mucha dificultad.
  • Armas auxiliares ridículas.
  • Muy corto.

Ficha

Portada
  • Desarrollo: Killspace Entertaiment
  • Distribución: Atari
  • Lanzamiento: 13-04-2011
  • Idioma: Inglés
  • Precio: 800MSP

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *