Yakuza 4

Los juegos japoneses, últimamente no han tenido demasiada popularidad entre el público occidental a no ser que sean franquicias conocidas como las de Nintendo, Metal Gear o Final Fantasy por poner unos ejemplos. Buena prueba de ello es la saga Yakuza, que a pesar de tener una gran calidad, no ha podido con varias entregas ganarse el corazoncito de los occidentales. Vale que la falta del idioma ha tenido bastante que ver, pero quitando a unos pocos, hay muchos jugones que desconocen su existencia. Sin embargo, eso no nos va a impedir seguir disfrutando de esta genial franquicia exclusiva, que llega ya a su cuarta entrega planteando algo bastante interesante: repartir el protagonismo entre cuatro personajes. ¿Logrará esto y el resto de novedades atraer a más usuarios o seguiremos jugando los mismos de siempre con la calidad a la que estamos acostumbrados?

Logo de Yakuza 4

La historia se sitúa justo después de la tercera parte, y como os hemos comentado más arriba, en esta ocasión los protagonistas serán cuatro. Como os podréis imaginar, Kazuma es uno de ellos, y a él se le unirá un prestamista bastante peculiar, un yakuza ex-convicto con el que mejor no meterse y un joven policía. Desde sus cuatro puntos de vista viviremos un argumento muy fiel a lo que nos tiene acostumbrados la franquicia: giros en las guerras entre los clanes de la yakuza, dinero robado y una chica misteriosa y que está metida en todo este embrollo.

Para llegar a disfrutar de este genial argumento (que mejora al de la tercera entrega por no tener un inicio extremadamente lento con los huérfanos) necesitaremos unas cuantas cosillas. La primera, paciencia, ya que al principio todo parece algo inconexo, pero cuando se van juntando todas las piezas del puzzle el resultado final es bastante espectacular. Segundo, conocer lo que ha ocurrido en las anteriores entregas. Por suerte, los desarrolladores piensan en los novatos y en los que necesitamos refrescar la memoria, y han vuelto a incluir unos vídeo-resúmenes de las anteriores aventuras de Kazuma. Por último, y seguramente más importante, dominar el inglés. En efecto, SEGA ha vuelto a traernos el juego sin traducir en nuestro idioma, y a no ser que tengáis un buen dominio de la lengua anglosajona os perderéis en las escenas de vídeo más rápidas debido a que no estamos acostumbrados a los nombres de personajes japoneses. Sin duda, un tirón de orejas a SEGA por volver a limitar, y mucho, el acceso a nuevos usuarios, porque Yakuza 4 (al igual que sus antecesores) tienen muchísimas cinemáticas y la historia es tremendamente importante.

Yakuza 4

¡Los cuatro protas han encontrado una calle vacía!

Jugablemente, esta cuarta entrega no se ha alejado de lo marcado por la franquicia para nada, incluso aunque ahora los progatonistas sean cuatro. Así que los que ya conozcáis la saga sabréis lo que os encontraréis: una ciudad más o menos abierta con muchas tiendas para explorar a pie, además de tener que enfrentarnos a los combates aleatorios que nos salgan al paso por culpa de los típicos indeseables que hay repartidos por la urbe.

Por esta libertad mucha gente llama a esta saga el “GTA japonés”, pero nada más lejos de la realidad. Aquí no estaremos disparando (aunque haya algunas armas de fuego), sino que nos enfrentaremos a nuestros enemigos en peleas como si de un beat’em up clásico se tratase. Este es precisamente su mayor atractivo y su mayor defecto, ya que, para lo que estamos acostumbrados, el sistema de lucha está algo anticuado al no tener un marcador en los enemigos y cosas por el estilo. Sin embargo, el juego es tremendamente divertido y brutal al usar los espectaculares movimientos finales con los que dejar planchados a nuestros enemigos.

Yakuza 4

A ver quién le deja la espalda bien después de ese golpe

Una pregunta que seguramente os estaréis haciendo es cómo afecta que haya cuatro protagonistas en el sistema de lucha, y desgraciadamente, no es que afecte demasiado. Vale, cada personaje tiene un estilo de lucha distinto (fuerza bruta, patadas, etc), pero en esencia, harán los mismos movimientos. Esto se puede más o menos dejar pasar, pero lo que realmente fastidia es su sistema de evolución. En el modo historia, cuando pasemos de un personaje a otro, tendremos que empezar a mejorarlo desde el principio, y la verdad, fastidia bastante haber subido a uno de nivel y desbloqueado casi todos sus movimientos para tener que empezar de cero y encima tener que desbloquear prácticamente lo mismo. Esto también afecta ligeramente a los combates, ya que el hecho de que cada personaje sea muy débil desde un primer momento obliga a que las peleas se vayan ajustando a sus niveles, por lo que aunque las peleas finales sigan siendo muy espectaculares y emocionantes, seguramente son de las más sencillas de la saga. Aunque al menos, eso no quita que sigan sean tremendamente divertidas.

Volviendo a la exploración, aquí también nos encontramos con algunos arcaismos como en el combate, que de nuevo, son parte del encanto de la saga. O te gusta, o lo odias. Personalmente opto por lo primero, pero realmente puedo ver por qué hay gente a la que no le gusta tener que aprenderse el mapa por no poder poner un marcador que nos indique cómo llegar o unos diálogos por bocadillos los cuales, en ocasiones (y esto es lo único que me disgusta de ellos) cortan momentos muy dramáticos para ofrecernos escenas con falta de vida.

Yakuza 4

Otro aspecto que no ha cambiado en absoluto es el de las tareas secundarias. De nuevo, serán de lo más estrafalarias y extrañas, pero también divertidas y nos harán pasar horas y horas hasta completarlas todas. A estas misiones secundarias hay que añadirles las actividades que nos ofrecerá la ciudad, que esta vez no han sido recortadas lo más mínimo. Por tanto, podremos disfrutar de partidas a los bolos, dados, billar, ir de compras, buscar las llaves de las taquillas y las casas de citas. En serio, este lugar seguro que os quita bastante horas (y dinero), porque la verdad, enganchan bastante. Afortunadamente, para que no todo sea lo que hemos visto en anteriores entregas, hay algunas actividades nuevas, como explorar las azoteas o las zonas bajo tierra y dirigir a nuestros luchadores o nuestra casa de citas.

Todo esto está muy bien, pero como seguramente habréis notado, casi todo ya lo hemos podido hacer con anterioridad, y ése es precisamente el mayor fallo del juego: la sensación de “esto ya lo he hecho antes”. Es cierto que esto pasa con muchísimas franquicias anuales, pero aquí se ve acentuado al ver los mismos escenarios y animaciones recicladas.

Yakuza 4

Si jugablemente el juego recuerda mucho a anteriores entregas, gráficamente esto se nota bastante más. Como con Yakuza 3, esta cuarta entrega salió hace un año en Japón, y aunque los gráficos siguen siendo espectaculares en algunos momentos como los movimientos finales y las escenas de vídeo (atención a las increíbles expresiones faciales), hay otros aspectos que se ven superados ampliamente por otros títulos actuales.

Sin embargo, su principal fallo es el excesivo reciclaje de lo visto en la anterior entrega. Porque que me aspen si al ver en dos pantallas distintas Yakuza 3 y 4 uno no puede llegar a pensar que se trata de una expansión, ya que únicamente vemos una ligera mejoría en los gráficos. Así que si ya os conocíais Kamurocho al dedillo no tendréis que cambiar vuestro mapa mental, porque tanto estructural como visualmente son idénticos (o casi) a lo que ya conocíamos.

En el sonido, de nuevo el trabajo que han hecho los desarrolladores es increíble. Las voces japonesas son perfectas, y la música, efectos y demás son de gran calidad.

Yakuza 4

Conclusión

Yakuza 4 se podría describir como más y mejor: mejor historia, más protagonistas, más actividades secundarias y mejores (aunque poco) gráficos. Sin embargo, esto se ve empañado por dos grandes factores, conocidos de sobra por los seguidores de la franquicia. El primero y más grave es el idioma, ya que seguimos sin poder disfrutar de esta genial saga en nuestro idioma, y a no ser que tengamos un buen dominio del inglés nos perderemos bastante. Después, la sensación de que todo ya lo hemos visto y hecho se hace bastante patente en esta entrega, ya que se reciclan descaradamente bastantes elementos de Yakuza 3.

Pero que esto no os lleve a equivocación: Yakuza 4 es un juego excelente que ningún seguidor de la saga o de las cosas japonesas debería perderse porque sigue ofreciendo todo lo que nos gusta de la franquicia, además de algunas de las frikadas japonesas más logradas de los videojuegos.

Lo mejor

  • Una gran historia con cuatro geniales personajes.
  • Unas escenas cinemáticas para quitarse el sombrero.
  • Más actividades secundarias que nunca, que ya es decir.
  • Una gran duración contanto historia y actividades secundarias: más de 40 horas.

Lo peor

  • El idioma. ¿Nos llegará alguna entrega traducida al español?
  • El reciclaje de elementos de la entrega anterior, que se hace muy evidente.

Ficha

Portada
  • Desarrollo: SEGA
  • Distribución: SEGA
  • Lanzamiento: 15/3/2011
  • Idioma: Voces en japonés y textos en inglés
  • Precio: 70,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *