Hole in the Wall (Kinect)

Los concursos están de moda en televisión. En España triunfan los que mayores premios dan, pero por la red, los reyes del mambo son en los que los participantes son ridiculizados de las formas más impensables. De entre todos los países del mundo, Japón es la meca de este tipo de programas, y más de uno alcanza también fama global. Este es el caso de Hole in the Wall, que tras su paso por el País del Sol Naciente y EEUU  (también se emitió en España durante unas pocas semanas con más pena que gloria) llega a Kinect para que hagamos el ridículo en nuestro propio salón.

Hole in the Wall Logo

La mecánica del concurso es bien simple, y dadas las características de Kinect, se ha plasmado a la perfección: varios muros vienen hacia nosotros, y para pasar por ellos tenemos que adoptar las extravagantes posturas que haya en estos muros. Si no lo hacemos, nos caemos a la piscina que está a nuestra espalda. Básicamente, la única diferencia entre la edición de Kinect y el programa de televisión es que tenemos la oportunidad de fallar tres muros antes de ser derribados.

De esta forma, nuestra meta en los 10 programas de los que dispone el juego (cada uno con una temática diferente como el invierno o los deportes) es superar cada ronda (de unos 10 muros más o menos) haciendo que nuestra silueta encaje en el hueco de cada muro. Al llegar a la ronda final, las reglas se modificarán ligeramente, haciendo los muros más oscuros o más rápidos para complicarnos un poco las cosas. En el papel suena muy bien, ya que los espacios que hay son de lo más extravagantes, por lo que si se quiere hacer bien, las risas están más que aseguradas.

Hole in the Wall Kinect

Sin embargo, al ponernos a jugar empiezan los problemas. Para superar cada muro, tendremos que rellenar una barra manteniendo la postura requerida durante unos segundos, y desgraciadamente la detección de la posición de nuestro cuerpo a veces falla bastante. Dependiendo de si lo hacemos mal o bien, nuestra silueta pasará de rojo a verde. Pues bien, habrá ocasiones en las que tenemos todo el cuerpo en el hueco que hay en el muro y estaremos completamente rojos o algo naranja, mientras que en otras ocasiones podremos tener medio cuerpo fuera del objetivo y nos dirán que lo estamos haciendo perfectamente. Esto es especialmente patente en los huecos rectangulares y en las posiciones en el suelo, donde el juego falla más que acertar.

De esta forma, una mecánica tan simple como adoptar una posición durante unos segundos puede llegar a ser frustrante ver cómo nos esforzamos al máximo en superar un muro (en serio, hacia el final esto se complica bastante) y ver que empezamos a fallar por culpa de estos problemas en el reconocimiento. Así, de estar riéndote con los amigos pasarás a acabar aburriéndote de que pese a seguir las normas, el juego dice que lo sigues haciendo mal.

Hole in the Wall Kinect

Menos mal que al menos se puede jugar de forma cooperativa o hasta en competiciones de 2 contra 2 para ver quién hace mejor el ridículo, pero de nuevo, nos encontramos con más fallos en la detección cuando hay dos personas jugando al mismo tiempo. Sí, te lo puedes pasar bien durante un rato, pero al ver que en esencia no hay nada más que ofrezca el juego (tiene un modo de Supervivencia para ver cuanto aguantas hasta que fallas un muro, pero no se aleja de la mecánica lo más mínimo), el aburrimiento empieza a hacerse patente.

Gran parte de la culpa la tiene el aspecto audioviosual, ya que el escenario está completamente vacío, los avatares de Xbox apenas salen y se mueven de forma muy robótica, y tanto el presentador como la música pasan sin pena ni gloria. Así, no hay absolutamente nada que entre por los ojos y nos motive a seguir jugando.

Hole in the Wall Kinect

Conclusión

Hole in the Wall podría haber sido un genial Party Game para Kinect, pero se queda a medias tintas. Su primer problema es que la mecánica no da para partidas demasiado largas, y lo peor, que aunque es sencillo de entender, el juego sigue siendo complicado por culpa de los problemas técnicas en nuestra detección. Es cierto que se puede jugar perfectamente y pasar un rato agradable con los amigos, pero entonces llegamos a un punto clave: su precio. 800 MP son demasiados puntos para un título que a las primeras de cambio acabará gastando espacio en nuestro disco duro y que apenas se usará.

Ficha

  • Desarrollo: Ludia
  • Distribución: Xbox Live Arcade
  • Lanzamiento: 24-08-11
  • Idioma: Español
  • Precio: 800 Puntos Microsoft

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *