X-Men: Destiny

X-Men Destiny Logo

Cuando un juego es anunciado y presenta mucho potencial, cualquier noticia sobre él se espera como agua de mayo, eso por no hablar de su lanzamiento. Este es el caso de X-Men: Destiny, que prácticamente fue anunciado como el Mass Effect del mundo de los mutantes. En teoría, nos crearíamos nuestro propio personaje que interactuaría con el resto de mutantes del universo X-Men, pudiendo elegir el desarrollo de nuestros poderes y de la propia historia.

Esto sonaba muy bien, pero los desarrolladores de Silicon Knights, muy conocidos por la tremenda decepción que supuso Too Human, fueron anunciando recortes y retrasos, hasta que por fin el juego ha llegado a nuestros manos. ¿Sufrirá este título el mismo destino que el anterior fracaso de los desarrolladores o se salvará gracias a nuestros mutantes favoritos?

X-Men: Destiny

La historia tiene lugar después de la batalla del Profesor Xavier y Magneto contra Bastion, en la que desgraciadamente Xavier murió. Por eso, es ahora Cíclope el líder de los X-Men. Las negociaciones por la paz entre humanos y mutantes han avanzado mucho, y buena prueba de ello es un evento conmemorativo en San Francisco en honor al Profesor X. Por desgracia, el evento es atacado por unas fuerzas desconocidas. En este momento, podremos elegir entre los tres protagonistas del juego: Grant Alexander (un universitario), Aimi Yoshida (una refugiada japonesa) y Adrian Luca (el hijo de un hombre anti-mutantes). Nuestra elección poco importará, ya que se reflejará en unas pocas líneas de diálogo y ya está.

Tras esta primera elección, se activarán nuestros poderes, que pueden ser control de densidad, control de materia oscura o proyección de energía. De nuevo, poco importará lo que escojamos, ya que únicamente se variará el aspecto visual de nuestros ataques y la forma de esto: ataques pesados, rápidos o más a distancia. Por desgracia, esto no variará la forma de jugar, ya que el desarrollo de toda la aventura será exactamente igual: avanzar por el mapa, llegar hasta una gran “X” naranja, y matar al número de enemigos que nos indiquen. Al salir de esta sala, recorremos otro pasillo, y a repetir esto constantemente.

X-Men: Destiny

En determinados momentos de nuestro repetitivo camino nos encontraremos con personajes del mundo X-Men, tanto conocidos como Lobezno, Rondador Nocturno, Mística o Cíclope tanto algunos más impopulares como Caliban, Surge o Avalanche. Con ellos serán con quienes tomemos las decisiones que en teoría marcarán la historia, pero que en realidad son de risa. Básicamente, todo se reducirá a seleccionar “Hacer misión de tal personaje de los X-Men” o “Hace misión de tal personaje de la Hermandad de mutantes”. Ya está, ese es el “gran” sistema de decisiones. Por consiguiente, la historia se desarrolla básicamente de la misma forma sin importar lo que decidamos, variando únicamente algunas líneas de diálogo y si al final nos unimos a Cíclope o Magneto, pero que en realidad no es lo fundamental en la historia. Resumiendo, la historia es decepcionante de por sí, pero al añadirle estas supuestas decisiones, el resultado general es bastante penoso. Para rematarlo, el juego está completamente en inglés, por lo que si no domináis el idioma, tampoco os enteraréis de lo que está pasando.

Pasando a la jugabilidad, la cosa no mejora demasiado. Como os hemos comentado antes, todo se limitará a avanzar por un pasillo hasta llegar a una sala en la que acabar con los enemigos, los cuales no serán demasiado inteligentes, todo sea dicho. Este desarrollo hace que nos encontremos más ante un “Hack and Slash” simplón con ligeros toques de RPG que un RPG de acción como en un principio se pensaba.

X-Men: Destiny

De vez en cuando, se supone que habrá momentos que intentan evitar la repetividad, como las salas de desafío o las plataformas. Por desgracia, las primeras suelen ser acabar con los enemigos antes de que se acabe el tiempo (o en una ocasión, lograr más muertes que Lobezno), mientras que las segundas son tan simples como ir por los bordes que brillan. De esta forma, lo único que puede cambiar ligeramente el ritmo de juego es algún jefe final, pero tampoco son demasiado emocionantes ni divertidos. Es más, si no fuera un fan de los X-Men, ni que los personajes del cómic luchen contigo me haría demasiada gracia.

En cuanto a esos aspectos RPG, con cada enemigo derrotado conseguiremos XP para mejorar nuestros poderes mutantes o los “Genes X”. Estos elementos los encontraremos ocultos en los escenarios o como recompensas tras varios desafíos o jefes. Básicamente, podemos tener tres activados, que nos darán ventajas ofensivas, defensivas o en el movimiento. Además, habrá varios trajes que nos podrán dar algún beneficio durante el juego, pero realmente solo cambiará nuestro aspecto visual. Como podéis ver, jugablemente el juego tampoco es para tirar cohetes, y por una vez, casi te alegras de que dure unas 6 horas. Porque las dos primeras horas se puede llegar a pasar un buen rato con el título, pero creedme, hacia la mitad ya se os hará muy pesado esta cruzada mutante.

X-Men: Destiny

Por desgracia, en el apartado técnico los fallos continúan a montones. Gráficamente, el título únicamente tiene como pasables los modelos de los personajes. Los escenarios están muy vacíos, son sosos y muy repetitivos. Pero lo peor es cuando empieza la acción como tal. Si hay pocos enemigos en pantalla no pasa nada, pero como haya muchos de ellos y empleemos a conciencia nuestros poderes, las ralentizaciones se harán muy evidentes, lo que afecta negativamente a la jugabilidad.

El sonido es lo más aceptable. La música de acción intenta meternos en la acción, pero es la propia acción la que hace que todo se vaya a pique. Al menos, las voces en inglés están bastante bien. Los personajes clásicos tienen unas cuerdas vocales muy acordes a ellos, mientras que los tres protagonistas  tienen como dobladores a Scott Porter (a quien se le podía ver como Blake en “The Good Wife”), Milo Ventimiglia (Peter en “Héroes”) y Jamie Chung (que apareció en “Sucker Punch”). Ahora bien, si hubieran tenido buenos diálogos, la cosa habría mejorado bastante.

X-Men: Destiny

Ni siquiera algo tan épico como esto se llega a jugar bien

Conclusión

X-Men: Destiny sonaba genial en papel, pero su ejecución ha sido horrible en todos los aspectos posibles. La historia es simple, el sistema de decisiones es de risa, jugablemente es repetitivo y aburrido, para que todo se redondee con un aspecto gráfico de la pasada generación.

El único aliciente que se le puede poner al título es que seas muy fan del universo X-Men, porque hay que reconocer que mola combatir con y contra ellos. Para todos los demás, nos encontramos ante un hack and slash demasiado básico y simple como para destacar en una época tan llena de juegos como en la que nos encontramos. Una verdadera pena, porque el juego tenía todo el potencial para convertirse en unos de los mejores títulos de los X-Men…. Habrá que esperar para ver si aprenden de los errores y obtenemos el título que los fans merecemos.

Lo mejor

  • Poder luchar junto o contra los personajes de los X-Men, tanto conocidos como los no tan populares.

Lo peor

  • Historia simple y sistema de decisiones más básico todavía.
  • Completamente en inglés.
  • Jugabilidad muy repetitiva y aburrida.
  • Técnicamente parece de la generación pasada.

Ficha

Portada
  • Desarrollo: Silicon Knights
  • Distribución: Activision
  • Lanzamiento: 29-09-2011
  • Idioma: Inglés
  • Precio: 70,95 €

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. No sé como Activision ha sido capaz de sacar al mercado esta basura.
    La definición de jugar es (cito textualmente la definición de la Real Academia Española): Hacer algo con alegría y con el solo fin de entretenerse o divertirse; Esta bazofia llamada X-Men Destiny consigue todo lo contrario, robarnos nuestro tiempo libre para aburrirnos y provocarnos cierto odio hacia esta industria.
    En serio, alejaros de él, es de lo peor que he jugado en mi vida

  2. Muuucho animacion poco desafio, en 15 minutos de juegos 9 minutos son de dialogos. le doy 6 puntos, lo juego si… comprarlo no..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *