Wet

Wet se ha presentado como un juego de pegar tiros en tercera persona, algo fuera de lo normal, con un estilo entre películas de serie B, con toques de Tarantino mezclado con el famoso efecto Bullet Time, donde la balas, catana y sangre son su sello. Todo ello acompañado de una sexy protagonista.

Los chicos Bethesda Softworks, creadores de conocidas obras como Oblivion o Fallout 3, nos presentan a Rubi Malone, una mercenaria que ha sido contratada para hacer un trabajillo, en el que luego descubrirá que la han traicionado. Y lógicamente reclama VENGANZAAAA!!!

El juego transmite una sensación de que todo el escenario es destruible al más puro estilo de John Woo´s Stranglehold, pero fuera de la realidad. Podremos destruir ciertas cosas, y no es una gran variedad; vehículos, cajas, bloques de hielo, barriles explosivos, y algún jarrón o botella descuidada. Cuando cogemos la ametralladora pesada podemos destrozar algo más, pero no gran cosa.

Podemos dividir el juego en 5 tipos de fases:

1- Casi todo el juego se desarrolla en escenarios tipo pasillos lineales, donde no nos perderemos para llegar del origen al destino, tras cargarnos a varios enemigos que nos darán la sensación de haberlo matado escasos minutos antes, es decir, que son bastante repetitivos.

2- La zona de combate, aquí nos entran oleadas de enemigos y deberemos terminar con todos ellos con el mejor estilo posible. Aunque un consejo, si te ves demasiado rodeado, deja las balas y usa esa hermosa catana, para despedazar a los enemigos, y elemento fundamental para cerrar los lugares por donde entran.

3- Las fases sobre raíles, estaremos encima de un vehículo y dispararemos a ocupantes de otros, que tienen la fea costumbre de asomarse por la ventanilla con pistolas y metralletas. En ocasiones disparamos hasta a motoristas, por medio de QTE saltaremos de un coche a otro hasta conseguir llegar a nuestro objetivo.

4- El entrenamiento se presenta en modo de flash – back, en una especie de cementerio de aviones en Texas que es el refugio de la protagonista. Aquí nos enseñarán a manejar las pistolas, escopeta, uzis y arco explosivo. Estas fases desbloquean el modo desafío, que son circuitos a realizar en el menor tiempo posible.

5- Momento furia, un enemigo correrá hacia nosotros, Rubi alza su pistola apunta a la cabeza y entonces le salpica toda la sangre en la cara. En ese instante, el juego solo tiene 3 colores: negro, rojo y blanco nuestro objetivo será encadenar el mayor número de muertes posibles y que nos recuerda al títulos como Mad World o Killer 7.

Este juego ha caído en la misma desgracia que ya le ocurrió a Wanted con sus balas curvas. Y es que se puede abusar sin miedo de dos cosas: la munición es infinita, además de que no se necesita recargar, y el tiempo bala que se activa en el momento que disparamos combinándolo con un salto, deslizándonos por el suelo o corriendo por las paredes y desafiando la gravedad. Rubí esta equipada con dos armas al iniciar el “bullet time”, una de ellas dispara automáticamente a un objetivo, mientras que la otra deberemos dirigirla para apuntar, a un barril explosivo, la cabeza de otro enemigo… El caso es conseguir la mayor puntuación, para ello cuenta el estilo y si mientras disparamos corriendo por la pared en el último segundo, saltamos y al aterrizar nos deslizamos por el suelo, obtendremos una gran puntuación. También podemos usar otros elementos del escenario como unas barras o salientes.

Los combates finales decepcionan, piensas que te vas a enfrentar a un enemigo que te va hacer sudar la gota gorda y en realidad sólo necesitamos seguir una secuencia de botones para pasarlo.

Carece de un modo online, en el que tampoco sería demasiado exigir algo similar a la última entrega de Batman, donde nuestras puntuaciones obtenidas se publicaran y así quizás picarnos algo más con nuestros amigos. Su duración tampoco es extrema, en unas 6 horas podremos acabarnos el juego en “matona” ya que las dificultades son: Pan comido, asesina a suelda, matona, mujer fatal y balas de oro, las últimas se desbloquean al acabar el juego.

Lo más destacable del juego es su banda sonora, que va muy acorde, así como el efecto de película sucia al estilo de los 70. Incluso cuando morimos han puesto el efecto de que se quema la película y queda realmente bien. Por otro lado se agradece mucho el esfuerzo de traducción y doblaje al español que han realizado.

En definitiva, es un juego que nos proporcionará unas horas de diversión, y es que hay que reconocer que no hay nada mejor que disparar con una chica sexy a cámara lenta mientras nos movemos por la pantalla buscando a nuestro próximo objetivo. Incluso el momento furia me parece genial, solo le falta algún aliciente para re-jugarlo y repetir la experiencia, salvo que estés buscando conseguir los logros y trofeos que encierra este título.

Pagina oficial: http://wet.bethsoft.com/
Mas capturas:

Trailer:

y finalizo con un montaje curioso con escenas del juego + musica:

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *