Trine 2

En dos palabras: ES-PEC-TA-CU-LAR. Así podríamos llegar fácilmente a mil palabras, pero ni eso sería suficiente para explicar la gran belleza del mundo de Trine 2, que deja en ridículo la de muchos títulos AAA. Es más, después de sucumbir al encanto visual de Trine 2 el resto de juegos nos parecerán realmente feos. Sin embargo, estamos hablando de la secuela de un juego de plataformas sin muchas pretensiones, que cautivó a crítica y publico cuando llegó en 2009, y que pasó a ocupar un lugar en mi altar de juegos favoritos.

¿Tiene Trine 2 espacio en este altar?

Algunos de vosotros quizás recordéis el juego The Lost Vikings, originalmente para SNES y PC, donde tres simpáticos -y peludos- vikingos con diferentes funciones deben resolver una serie de puzzles. En cierta manera, Trine retoma el concepto reemplazando dichos personajes por un Guerrero, un Mago y una Ladrona, todos ellos muy bien caracterizados. El Guerrero es un luchador incansable, de buena fe pero pocas luces. En el otro extremo, la Ladrona es ágil e intrépida (y le atrae todo lo que brilla). El Mago, aunque poderoso, es un personaje inseguro y miedoso. Los tres vuelven a Trine 2, así que aquéllos que hayan jugado al primer título se encontrarán con una mecánica familiar, pero los novatillos tampoco deberían tener ningún problema si empiezan directamente con la secuela.

Trine 2 nos pone más cerca de estos personajes. Además de llegar a conocerlos mejor y provocar sonrisas con su humor fresco, la distancia respecto a la cámara va cambiando según el momento. Esto es patente desde la primera escena, donde vemos al mago en su casa, cubriéndose los ojos frente a una poderosa luz que viene del exterior. Su túnica revolotea al caminar y podemos ver hasta su cara. Probablemente nos demos cuenta al cabo de un minuto que nos hemos quedado ahí quietos, en un estado de cautivación hipnótica.

Como ese momento, muchos otros harán que nos paremos a admirar el entorno, una obra de arte esculpida de forma minuciosa. Luces perfectamente estudiadas y una paleta de colores vivos y altamente saturados ayudan a que el mundo de Trine 2 cobre vida, literalmente. Las imágenes de este análisis no hacen realmente justicia a lo que uno siente cuando juega, ya que el mundo es dinámico y cambiante. Vegetación que se mueve sutilmente, agua super-realista y… caracoles gigantes, o ranas de largas lenguas.

De vez en cuando, el narrador nos despertará de nuestro letargo para hacernos recordar que en Trine 2 también hay una historia. Aunque no sea su punto más fuerte, el cuento de Trine 2 nos emplaza en un mundo que ha sido destruído e invadido por Goblins -que remplazan a los esqueletos como enemigo principal en el primer Trine-, debido a la rivalidad entre dos jóvenes princesas.

Así pues, a lo largo del camino nos iremos encontrando con grupos de enemigos, varios tipos de goblins que intentarán aniquilarnos entre carcajadas. Si consiguen matar a los tres personajes, retrocederemos hasta la último checkpoint. Digo “retrocederemos” por decir algo, ya que los checkpoints son constantes e, incluso, muchas veces se encuentran en la misma zona donde estemos luchando, por lo que al nacer podemos continuar luchando. Cuando volvemos al checkpoint, los enemigos no se recuperan y el escenario mantiene los cambios, así que avanzar en el juego sólo es cuestión de tiempo. Imagino que los de Frostbyte han querido entregar un juego realmente asequible, cuyo énfasis radica en pasar un buen rato junto con amigos.

Los tres personajes pueden ser controlados por un solo jugador, alternando libremente entre ellos, o por hasta tres jugadores diferentes. Todos los puzzles del juego pueden ser superados de forma individual y, en muchos casos de múltiples maneras diferentes. La satisfacción a menudo vendrá por encontrar una solución creativa a un determinado problema más que superar el problema en sí. Muchas veces podemos usar el Mago para conjurar una serie de cubos y plataformas que, en perfecto equilibrio, puede llegar a hacernos alcanzar el otro lado sin muchos problemas. El Guerrero, en ese sentido, es algo más complicado, pero su infalible escudo nos protegerá más de una vez de un aprieto -por suerte, el Guerrero pasó por la armería no hace mucho para tener un escudo a prueba de ácido.

Son varios los nuevos elementos que forman los puzzles: desde agua para hacer crecer plantas y así alcanzar rincones innaccesibles, a portales (que se controlan medio palancas y no una pistola como en un conocido título con el mismo nombre). Pero nada como las setas gigantes para volar un rato por los aires.

Trine 2 está diseñado con el multijugador en mente, siendo lo ideal tres jugadores cada uno con uno de los personajes, aunque existe un modo en el que cualquier combinación de personajes es posible. La presencia de otros dos, a parte de facilitar aún más los puzzles, también nos permitirá encontrar soluciones más divertidas o… cagarla y enviar a tus dos compañeros directamente a la lava. Tremendamente divertido. Los de Frostbyte han escuchado a los jugadores, así que a diferencia del primero, el multijugador de Trine 2 es también online.

Como en Trine, los personajes pueden mejorar atributos a medida que acumulan experiencia. Existen ciertos orbes y ánforas luminosas que podemos ir recogiendo, y cada vez que alcancemos 50 de experiencia tenemos la posibilidad de conseguir funciones para uno de los personajes, como por ejemplo, la Ladrona puede lanzar flechas de fuego o de hielo, o el Mago puede conjurar más objetos a la vez. Algo que sorprende y al principio se hecha en falta, es que han eliminado los objetos especiales que se encontraban escondidos en cofres en el primer Trine y que permitían cosas como usar el gancho de la Ladrona en objetos conjurados o respirar bajo el agua. Imagino que habrán tomado esa decisión para no hacer el juego demasiado fácil y creo que es la acertada. Probablemente Trine 2 tenga un mejor diseño de niveles y luchas con enemigos mucho más satisfactorias, que hacen innecesaria la presencia de dichos objetos mágicos.

El reto real pasa por intentar conseguir todos los orbes de experiencia, algunos realmente escondidos, así como los dos cofres en cada nivel que contienen poesías cargadas de humor, así como dibujos conceptuales.

La experiencia alcanza un grado de satisfacción mayor gracias a la estupenda banda sonora de Ari Pulkinnen, que ya creó la del primer Trine (así como de títulos como Super StarDust HD o Dead Nation, de los compatriotas finlandeses Housemarque, o Angry Birds). Ari expande el original con una música de toques folk aún más envolvente y variada, que encaja perfectamente con el resto del juego potenciando aún más el aspecto fantástico y mágico.

Conclusión

En resumidas cuentas -y si me permitís la expresión-, Trine 2 es una pura masturbación audiovisual en alta definición, acompañada de una excelente mecánica que nos hará pasar un buen rato frente al PC. Aquellos con PS3 y Xbox tendréis que esperar a la semana que viene para poder participar en esta aventura, que ciertamente vuelve a ocupar un lugar en mi altar de juegos favoritos junto a su predecesor.

Lo mejor:

  • Visualmente insuperable.
  • Multijugador tremendamente divertido.
  • Puzzles muy variados, cuya solución puede ser tan creativa como queramos.

Lo peor:

  • La historia es un tanto simple.
  • El avance no supone grandes retos, por lo general.
  • Necesitaremos un mocho para limpiar las babas.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. lo e jugado y es muy divertido, pero q digas q tiene unos graficos en plan d los mejores dejando en ridiculo a algunos… emm no es asi, d toas formas es un campo mas cerrao por lo que pueden dedicarse mejor a los graficos del entorno… las voces del trine uno dan asco, parece un cuento de un niño para 4 años… y por estar mejor, yo piyaria individualmente el rayman q tiene mejores graficos diria o mas divertidos y este para jugar con colegass, y esta muy bien el juego aun asi

  2. Yo pienso que artisticamente es único, y graficamente no he visto ningún juego del mismo género que lo supere en belleza y detalles.
    El juego es muy entretenido, sobretodo en multijugador y cuando interactuas con los animales gigantes la verdad es que sorprende.
    En cuanto al doblaje deja muchísimo que desear y la historia es bastante floja, pero es uno de los pocos juegos descargables que se nota que se han esforzado en crearlo.
    Trine y Limbo son para mí los mejores juegos de plataformas que he jugado en esta generación.

  3. graficamente es elogiable para 1 G. Las voces en castellano son espantosas.
    Es un juego que todavia no lo pude terminar, y me esta poniendo de los nervios….si no lo saco esta semana lo desinstalo…ya me he divertido con él…y no voy a pasar hrs para hacer un solo nivel ,,,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *