Transformers: La Caída de Cybertron

Batman: Arkham Asylum supuso un giro de 180 grados en lo que la calidad de las adaptaciones a videojuegos de populares franquicias de otros medios como los cómics o la televisión. Se captó a la perfección la esencia del personaje, y se creó una saga fantástica que esperamos ver continuar pronto.

Si bien ese título fue clave para el Hombre Murciélago, lo mismo supuso para Transformers el genial Transformers: La Guerra por Cybertron. High Moon Studios terminó con la tradición de juegos que iban de mediocres a normalitos de estos robots al acompañar a las películas, y decidieron basarse en el origen del conflicto que en tantos sitios hemos visto representado en la Tierra. Así que tras el enorme éxito de esa entrega, había muchas esperanzas depositadas en el estudio para continuar este historia con La Caída de Cybertron. ¿Se habrá caído la calidad o seguirá High Moon Studios transformando la franquicia para ofrecernos otro shooter impresionante?

La historia continúa directamente lo ocurrido en La Guerra por Cybertron. El planeta de los Transformers se ha quedado muy tocado por el conflicto entre los Autobots y los Decepticons, por lo que los primeros han estado construyendo un Arca con el que salir de Cybertron en busca de un nuevo hogar.

Cómo no, esto no les hace mucha gracia a los Decepticons, que se empeñan en acabar con este último transporte. Algo interesante del argumento es que empieza al final de la historia, para luego contarnos lo sucedido para llegar a ese punto. Esto en parte le quita cierta intensidad al saber qué va a pasar en mayor o menor medida (algo que también ocurre porque todos sabemos que los dos bandos tienen que llegar a la Tierra), pero por suerte, hay las suficientes sorpresas como para mantenernos enganchados toda la aventura.

Elementos como la inclusión de los Dinobots teniendo en cuenta la historia, los tejemanejes de Starscream para derrocar a Megatron o la genial representación de muchos personajes icónicos aseguran que los fans de los Transformers disfrutemos con la fidelidad con la que se ha plasmado todo, sobre todo si estáis siguiendo la serie de “Transformers Prime” (se está considerando de que los juegos y la serie pertenecen a la misma línea cronológica) o alguno de los numerosos cómics y libros disponibles. Esto se puede ver también en las grabaciones que encontremos, con algunas referencias a la ascensión de Optimus al estado de Prime, algo que ya pudimos experimentar en la anterior entrega.

En definitiva, se tiene una historia mucho mejor que en Guerra por Cybertron, pero que tiene el “problema” de que muchas cosas ya se dan por sabidas. Eso es bueno para los fans, pero los que no conozcan tanto a los personajes se van a encontrar algo perdidos.

Jugablemente, seguimos ante un shooter en tercera persona que en principio sería muy convencional de no ser por la habilidad de transformarse en cualquier momento en el vehículo de nuestro personaje, ya sean terrestres o aéreos. Lo bueno es que High Moon Studios ha prestado atención a las quejas de los fans, y en esta ocasión, la campaña es muchísimo más variada. Zonas aéreas, varios tipos de enemigos, momentos de sigilo o algunos de los momentos especiales de cada misión aseguran que cada nivel tenga algo sorprendente.

Sin embargo, para lograrlo se han hecho unos cuantos sacrificios, que pueden gustar más o menos. Por un lado tenemos la restricción a usar un personaje concreto, y es que los niveles están pensados para sus habilidades específicas, como el camuflaje de Cliffjumper o el garfio de Jazz. Esto hace que la experiencia parezca más lineal, con momentos más encriptados que antes.

Aun así, no estamos ante algo tan sumamente pasillero como, digamos, los Call of Duty, ya que, por ejemplo, las fases de exploración (normalmente con personajes aéreos) son una auténtica maravilla.

Eso sí, mucha variedad pero casi todos los objetivos se basan en mover una palanca. Literalmente. Os vais a hartar de ver al personaje de turno hacer el mismo gesto a lo largo de toda la campaña. Para conseguir tanta variedad se ha eliminado por completo el modo cooperativo, y dependiendo del nivel, también nos toca participar en la lucha como un Autobot o un Decepticon. Al menos, esto último ayuda a mantener la historia con un mejor ritmo.

Otra eliminación importante es la de lanzar granadas. En su lugar, podemos hacer pequeños sprints en cualquier dirección, además de cambiar de mano el arma para tener una mejor posición de disparo a través de las coberturas, que son mucho más interactivas.

Sin embargo, estas “restricciones” se pasan por completamente por alto cuando disfrutas de momentos tan espectaculares como controlar a los Combaticons cuando se juntan en un súper Transformer, al dar órdenes al gigante Metroplex o, sobre todo, al controlar durante más de una hora a Grimlock, el Dinobot que se transforma en un T-Rex. ¿Desde cuándo se puede uno aburrir al controlar un T-Rex robótico que además lanza fuego?

Los jefes finales resultan muy divertidos (algunos enfrentamientos son verdaderamente épicos), y la IA se ajusta muy bien a los diferentes tipos de enemigos a los que nos enfrentaremos. Por ejemplo, los escopeteros intentarán acercarse a nosotros, pero si ven que están lo suficientemente cerca como para que les ataques cuerpo a cuerpo, nos esquivarán yendo hacia atrás y disparando al mismo tiempo.

Algo que ayuda a hacer más emocionante la acción es que la salud no se regenera. En su lugar, tenemos antes el escudo que sí lo hará, teniendo que buscar Energon si queremos recuperar la vida. Algo a destacar es que a pesar de controlar enormes robots, ir a lo Rambo es un auténtico suicidio, ya que los Transformers aguantan disparos, pero no demasiados.

En toda la campaña (sin importar el bando), gracias al Energon conseguido, podremos comprar nuevas armas, mejorar las que ya tenemos o también comprar mejoras para nuestro personaje.

Con todo esto, tenemos una campaña realmente espectacular que engancha de principio a fin, y que encima dura alrededor de unas 10 horas.

En los modos multijugador, tenemos dos vertientes muy diferentes: Escalada y el competitivo. En Escalada nos enfrentaremos a 15 oleadas con cada vez enemigos más fuertes, teniendo que sobrevivir junto a otros tres compañeros. Sí, básicamente estamos ante la enésima adaptación del modo “Horda” de Gears of War, pero el resultado aquí es tan bueno, que es fácil tirarse horas y horas en este modo.

Algo que ayuda mucho a esta modalidad es la necesidad de trabajar en equipo si realmente se quiere tener una oportunidad de completar las 15 oleadas, incluso en la dificultad más fácil. Para ello, hay cuatro clases bien diferentes, que pueden proporcionar protección adicional a los compañeros, curarles a distancia o incluso devolver la munición.

A medida que vamos matando enemigos o completando rondas, vamos recibiendo Energon con el que comprar los elementos que están desperdigados por el mapa, o abrir nuevas zonas del nivel con mejor equipamiento y así tener mayor espacio para maniobrar y que no nos rodeen tan fácilmente.

La parte competitiva mantiene estas cuatro clases, pero lleva el concepto más allá. Cada clase irá subiendo de nivel de manera independiente, desbloqueando cada vez mejores armas y habilidades con las que hacernos un Transformer más peligroso todavía. Pero lo mejor de todo es que por primera vez nos podemos crear al personaje prácticamente por completo. Los colores que lleva y sus diferentes partes pueden ser personalizadas con multitud de opciones, para que así nos creemos al personaje con el que siempre habíamos soñado luchar en la guerra por Cybertron.

En cuanto a los modos, no son realmente nada novedosos, ya que está el típico “Capturar la bandera”, “Duelo por Equipos”, “Conquista” y “Headhunter”, que es exactamente igual que “Muerte Confirmada” de Call of Duty.

En todos los modos, el trabajo en equipo es muy importante, pero sobre todo, es esencial dominar la transformación en vehículo para seguir atacando si nos quedamos sin munición, perseguir a alguien a quien hayamos dejado malherido o huir para que nuestros escudos se recarguen. Así se consiguen unas partidas realmente divertidas y dinámicas que engloban un multijugador realmente sorprendente.

Gráficamente, el trabajo hecho por High Moon Studios es espectacular. Han llevado el motor gráfico Unreal Engine 3 hasta su máximo para ofrecernos unas batallas impresionantes y de una escala enorme. Todo mientras vemos disparos de todo tipo por el aire, enemigos transformándose y todo con un look muy robótico y de ciencia ficción genial. En cuanto a los escenarios, también se ha logrado mucha mayor variedad, lo cual es de agradecer. Los diseños de os personajes son también muy buenos, pudiendo diferenciar a los más icónicos con un simple vistazo. Por desgracia, hay algunas ralentizaciones y tirones cuando la pantalla se llena de efectos.

El sonido no se queda atrás. Una buena decisión por parte de Activision es la de contar con el doblaje original, al igual que en los últimos juegos de Spiderman, ya que el trabajo de Peter Cullen como Optimus Prime ya simplemente merece la pena. Además, el resto de personajes tienen unas voces muy buenas. Es cierto que se habría agradecido el doblaje al castellano, pero al menos nos quedamos con algo de calidad. La música es fantástica, con muchas melodías épicas y que te meten en la acción sin remedio alguno.

Conclusión

High Moon Studios ha creado no solo el mejor juego de Transformers hasta la fecha, sino un fantástico shooter en tercera persona. La campaña es tan variada y espectacular que engancha durante las 8-10 horas que dura. El modo Escalada es una auténtica maravilla, mientras que el multijugador es realmente divertido.

Es cierto que para disfrutar el juego en toda su plenitud hay que ser fan de Transformers, pero es que de eso se trata: es un juego por fans para fans. La historia, la ambientación y la personalidad de los Autobots y los Decepticons lo demuestran a cada minuto del juego, y ya por eso el título es una pasada.

Así que si sois seguidores de las aventuras de Optimus y compañía, Transformers: La Caída de Cybertron es un juego que no puede faltar en vuestra colección. Se han hecho varios cambios respecto a la anterior entrega, y prácticamente todos hacen que la experiencia sea prácticamente perfecta para los fans de los Transformers. Esperemos que pronto High Moon Studios continúe esta saga con los Transformers ya en la Tierra, porque este conflicto nunca había sido tan divertido.

Lo mejor

  • Campaña muy variada llena de momentos espectaculares.
  • Argumento muy fiel a los personajes y la historia de la franquicia.
  • El modo Escalada.
  • El divertido modo multijugador competitivo y su creación de Transformers.

Lo peor

  • Los tirones gráficos en momentos puntuales.
  • La falta de modo cooperativo en la historia como en la anterior entrega.
  • Demasiadas palancas en el modo campaña.

Ficha

  • Desarrollo: High Moon Studios
  • Distribución: Activision
  • Lanzamiento: 24/08/2012
  • Idioma: Español (textos)
  • Precio: 70,99 € (50,99 € en PC)

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *