Toy Story Mania! Mini Aventuras

En esta época navideña, un tipo de juegos que suele vender es el dedicado al público infantil. Por eso, no es de extrañar que sea la época escogida para lanzar Toy Story Mania! Mini Aventuras en PS3 y Xbox 360, tras su paso en Wii hace ya tres años.

El juego se basa en la atracción de DisneyLand del mismo nombre, donde dos personas se suben a un carro y van disparando a diferentes objetivos en 3D basados en el universo Toy Story. El título busca ofrecer la misma diversión que esta atracción, por lo que estamos básicamente ante una galería de tiro diseñada para los más peques de la casa.

Me encanta Toy Story. Al fin y al cabo, he crecido con sus tres películas, por lo que la escena CGI inicial en la que los muñecos forman una especie de feria en la habitación de Andy hace bastante gracia, además de que tiene una calidad realmente buena. Por desgracia, es la única vez que volveremos a ver a todos los juguetes juntos, ya que no hay ninguna otra escena de vídeo en todo el juego.

Esto es toda una decepción sobre todo en el “Modo Aventura”, ya que esperas que al menos haya algún pequeño hilo conductor que motive a avanzar, pero para nada. En esta modalidad iremos pasando por los 5 mundos (el de los vaqueros, espacial, la granja, el campo y el de los soldaditos) completando los diferentes niveles (o “casetas”) con una brevísima introducción de un personaje de Toy Story y su también pequeña conclusión.

Cada mundo tiene un gran número de casetas de disparo, intercaladas por algún minijuego. Lo curioso es que a pesar de lanzar en las casetas objetos tan dispares como tartas, dardos o aros, en todos nos encontramos ante un típico shooter en el que lo único que hay que hacer es disparar a las dianas repartidas por todo el nivel para obtener puntos. De vez en cuando activan mecanismos y hay objetivos por cada caseta, pero el juego es tan simple y repetitivo como disparar sin parar. Llegado un punto del nivel, nos tocará esquivar tartas que nos lanzan, lo que en teoría complica la acción, pero solo la hace más engorrosa.

Si bien el disparar puede hacer gracia durante unos minutos, pasado un tiempo todo se hace muy aburrido debido a que vamos a hacer siempre lo mismo (a pesar de los power-ups que salen de vez en cuando), y nunca es que suponga un reto interesante. Los minijuegos corren peor suerte incluso, ya que suelen ser muy sosos y hasta bastante imprecisos. Según avancemos en la “Aventura” iremos desbloqueando pegatinas de los personajes, pero ése no es suficiente incentivo para continuar pulsando el gatillo del mando o moverlo sin parar.

El máximo de jugadores simultáneos es de dos, y aunque se puede jugar con un DualShock, lo más recomendable es usar Playstation Move.

El resto de modos no es que supongan mucha diferencia. En “Fiesta” las casetas se van sucediendo de forma aleatoria sin parar, mientras que en “Juego Libre” podremos seleccionar la caseta específica (tras haberla desbloqueado) para disfrutarla. Vamos, que los niveles son exactamente los mismos en todos los modos, y creedme, los veréis todos en un pispás ya en “Aventura” y difícilmente querréis volver a ellos.

Gráficamente, los personajes de Toy Story que aparecen están perfectamente recreados, y el estilo de este universo se plasma fielmente. Los escenarios, que están hechos de cartón, son adorables, y tienen un gran colorido y movilidad, ideal para que los más peques disfruten. El sonido también mantiene el espíritu de las películas, pero por desgracia no hay ni una canción reconocible, echándose de menos como mínimo “Hay un amigo en mí”. En cuanto al doblaje, todos los muñecos hablan en español con sus voces de siempre, salvo Woody y Buzz, lo cual es bastante extraño, ya que después de todo, son los protagonistas.

Conclusión

Puede que la idea de trasladar la diversión de una atracción de DisneyLand a nuestras casas sea una buena idea, pero Toy Story Mania! Mini Aventuras falla en lo principal: la diversión. Puede que la primera caseta haga gracia, pero como siempre se hace lo mismo, y los minijuegos son bastante pobres, el título aburre demasiado pronto.

Si a esto se le suma su brevedad y lo desaprovechado de la licencia para ofrecer alguna pequeña historia o cinemáticas sueltas, tenemos un título que no llega a entretener tanto como nos gustaría a los fans de la franquicia. Sin embargo, puede que a los más peques les haga gracia disparar junto a Woody y Buzz, y eso es lo principal a tener en cuenta. Aunque si lo que buscáis es un party game, hay claramente opciones mejores y más variadas.

Lo mejor

  • Simpáticos gráficos.
  • Buen doblaje en castellano.

Lo peor

  • Muy repetitivo y sencillo.
  • Le falta una pequeña historia.
  • Minijuegos bastante pobres.

Ficha

  • Desarrollo: High Voltage Software
  • Distribución: Sony (PS3), Microsoft (Xbox 360) y Nintendo (Wii y Wii U)
  • Lanzamiento: 22/11/2012
  • Idioma: Español
  • Precio: 29,99 €

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *