Top Darts

    Cuando Sony presentó su PlayStation Move, gran parte del sector opinaba que era un periférico hecho con prisas y con la simple y llana intención de comerle un cacho de pastel a Nintendo. Pues bien, si aún no estaba demostrado que la realidad no era ni mucho menos esa, con el título que nos ocupa de dardos Top Darts, he podido comprobar que Move es un control eficaz y superior en precisión a la competencia, y es que cada título nuevo que aparece con soporte para este sensor de movimiento la respuesta va mejorando cada día más.

    Top Darts

    Después de esta aclaración sobre la calidad de Move, que mejor forma de comprobarlo que con este título. Que juego exige más precisión en tus manos que un juego de estas características, y es que en Top Darts sentiremos que nuestro Move se transforma en un dardo, así que átate la correa bien ajustada a la muñeca para que no lo lances a la pantalla.

    Al principio puede parecer un juego sencillo, y lo es a la hora de jugar ya que sólo consiste en apuntar con una mirilla el lugar hacía el que queremos dirigir de la diana nuestro dardo, fijar el objetivo apretando el botón move e imaginar que lanzamos el mando cual dardo soltando el botón en el momento idóneo de el movimiento de lanzamiento. Acto seguido, veremos cómo se traduce en pantalla nuestra habilidad y pulso en este juego limitado antes al bar de nuestra esquina.

    Por lo que podéis observar el planteamiento jugable es bastante sencillo, algo que lleva al engaño de que este Top Darts es un juego fácil. Pero nada más lejos de la realidad, es un juego sencillo en los 2 primeros niveles de dificultad: aficionado y semiprofesional, para después aumentar de forma drástica en los 2 siguientes: Profesional y Clase Mundial. En estos niveles sufriremos la exigencia de precisión de este juego, mientras los oponentes controlados por la consola nos vapulean una partida detrás de otra, eso si, cada uno con su nombre y grado de habilidad así sabremos en todo momento después de varios campeonatos cual es el que se nos atraganta, sé de uno que aún tiene pesadillas con un tal Hernán que con su aspecto pintoresco de pelo rosa me ha hecho morder el polvo en más de una ocasión.

    Top Darts

    El grado de precisión necesario para triunfar en este juego es tal, que me atrevería a catalogarlo como un simulador de dardos, así que los amantes de este deporte están de enhorabuena. Todos los aspectos que implican el lanzamiento de un dardo están presentes, factores como la inclinación, fuerza o soltar antes o después son reflejados con realismo  en todo momento.

    También hay que destacar la variedad que se le ha dado al conjunto tratándose de un título de este tipo, y es que el juego ofrece la posibilidad de echar nuestra partidas en 4 diferentes escenarios para no hacerse repetitivo visualmente. Aparte de poder personalizar nuestro dardo de una gran infinidad de maneras y podremos elegir entre cola, caña, barril y punta, en resumen, un dardo hecho a nuestra medida, opción de la que la diana tampoco se escapa, dejándonos elegir el aspecto que queramos entre un gran abanico de máscaras que ofrece Top Darts.

    Ahora, hablaremos de los distintos modos de juego que ofrece, que son: el modo liga, en el que iremos ascendiendo de categoría desde aficionado, hasta clase mundial, el modo copa, que es el clásico torneo en el que van quedando eliminados los jugadores hasta la gran final y el gran modo Montón, el más divertido en mi opinión, solo apto para los que se conocen bien la diana y su distribución de números, que consiste en una barra que se va llenando de números aleatorios y que tenemos que acertar dicho numero en la diana con nuestro dardo. Si acertamos desaparece, si no, se queda hasta que acertemos, así que nos interesa ir sacándonos números de encima si no queremos que los bloques de números se amontonen hasta que no quepan y la barra se rompa. Lo que significa el fin del juego que se va complicando a medida que vamos avanzando y los números caen a mayor velocidad mientras nuestra habilidad se pone a prueba en mayor grado a lo largo de el desarrollo de la partida.

    Así que coged todo lo que ofrece Top Darts e imaginaros disfrutar de él junto con ocho amigos, pasando y compartiendo el move, que se puede, ya que la posibilidad y perspectiva de que todos y cada uno de ellos tenga su propio mando de control es cuanto menos remota.

    Conclusión

    Conclusión, si te gustan los dardos, o quieres dar un buen uso a tu Move, o buscas un juego pensado para jugar con los amigos, instala un bar en el salón de tu casa, invita a tus amigos y adquiere Top Darts y entonces tendrás todo lo necesario para tener un pub sin la necesidad de salir de casa.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *