The Legend of Zelda Phantom Hourglass y Spirits Tracks

    Otro análisis doble, en esta ocasión para la DS de una saga de Nintendo que nació en 1986 The legend of Zelda, y nos permitirá descubrir nuevas formas de usar la portátil, bajo los títulos The legend of Zelda: Phantom Hourglass (2007) y The legend of Zelda: Spirits Tracks (2009).

    Preparado para embarcarte o subirte al tren de las aventuras de Link en su incansable tarea de salvar a Zelda del mal…

    La historia:

    Phantom Hourglass es la continuación del juego de Game Cube The Legend of Zelda: The Wind Waker, al inicio del juego nos cuenta un poco que pasó a modo de collage, despues nos deja con Link y Tetra (la princesa Zelda) en busca de nuevas aventuras persiguiendo un barco fantasma que esconde grandes tesoros.

    Cuando aparece el navío tras una espesa niebla, Tetra sube pero desaparece tras un grito Link intenta subir pero pierde el equilibrio y cae al mar. Un hada nos despertara en una extraña playa…

    Spirits Tracks continua en la aventura en la que se embarcó Link con Phantom Hourglass, el inicio del juego nos cuenta que en la zona donde nos encontramos se libró una gran batalla donde al final los espíritus encarcelan al demonio en una torre y sus cadenas cubren todo el reino. Estas son usadas por los habitantes de la zona como vías de tren.

    El juego se inicia cien años después de esa historia donde Link deja el mar para pasar a ser aprendiz de maquinista de ferrocarriles, nos dirigimos a recoger el título, pero en la ceremonia Zelda nos entrega un papel donde nos pide que nos reunamos con ella…

    Desplazamientos:

    El movimiento general del personaje mientras camina será con ayuda del Stylus, para nada vamos a usar la cruceta, algo que quizás cuesta los primeros minutos hasta que nos acostumbramos y nos damos cuenta que es realmente intuitivo y sencillo, si queremos ir a la izquierda, presionamos con el Stylus por la zona izquierda de la pantalla y Link ira en esa dirección, pero para recorrer grandes distancias aquí encontramos diferencias:

    Phantom Hourglass: es más libre viajamos en un barco a vapor y podemos trazar una ruta o guiarlo por donde nosotros queramos hasta la siguiente isla o al lugar donde se encuentra el tesoro, en ocasiones aparecen ranas y al dispararles nos mostraran un símbolo,el cual al dibujarlo en una pizarra nos permitirá viajar a esa zona desde cualquier otro lugar.

    Spirits Tracks: estamos obligados a ir sobre las vías en nuestra locomotora a vapor, esto hace algo pesado el trayecto porque no puedes desplazarte en línea recta de punta a punta de la pantalla, aunque según avanzamos en la aventura nuevas vías van apareciendo. En esta entrega no aparecen ranas, pero vemos portales que al pasar por ellos aparecemos en otros. También hay otro detalle y es que podremos manejar Zelda cuando se encuentra dentro de un espectro, sobre el aparece reflejada una especie de espiral, al presionar en ella dibujamos la trayectoria que debe seguir, si estamos usando a link tenemos un botón de “VEN” y nos seguirá automáticamente, pero manejar a los dos será vital para resolver ciertos puzles.

    Pueblos:
    En ambas aventuras iremos visitando diferentes pueblos donde se nos pide que les ayudemos o iremos en busca de algún material para continuar con la aventura, en ellos podemos encontrar personajes muy peculiares.

    Las Mazmorras:
    El pilar del juego, según entramos en ellas tendremos que descifrar los puzles que se nos plantean para poder acceder a nuevas zonas, algunas de ellas son más sencillas que otras, pero solo se puede decir que son todas ellas espectaculares, cuando terminamos los puzles nos enfrentamos contra un gran enemigo que por costumbre tiende a ocupar ambas pantallas de la DS y que con ayuda de nuestro armamento tendremos que matar buscando sus puntos débiles

    Armamento y objetos:
    Para afrontar las dificultades que se nos plantean en nuestra aventura necesitaremos objetos,algunos de ellos muy importantes son:
    – Escudo: para protegernos de los enemigos y las trampas con flechas
    – Espada: podremos atacar a nuestros enemigos
    – Boomerang: para lanzarlo dibujaremos con el lápiz la trayectoria, si pasa por encima del fuego podemos transportar una parte de la llama hasta otra antorcha para encenderla.
    – Arco: ataques a distancia o para activar ciertos mecanismos
    – Bombas: nos permiten abrir grietas o acabar con enemigos
    – Pociones: nos permitirán recuperar vida en los momentos críticos, las rojas recuperan 6 corazones, las púrpuras 8.

    Específicos en Phantom Hourglass
    – Garra: la engancharemos en un punto determinado para atraerlo si es ligero o llegar a el si es pesado, si se engancha entre dos palos podemos crear una especie de puente improvisado
    – Martillo: con el podemos pulsar algunos interruptores oxidados, golpear enemigos…
    – Bombuchus: son como las bombas, pero podremos definir una ruta hasta el lugar en el que deseamos que exploten
    – Pala: nos permite cavar para acceder a zonas o encontrar tesoros.

    Específicos en Spirits Tracks
    – Látigo: sustituye a la garra, pero como látigo lo usaremos para atacar o para engancharlo en salientes y balancearnos.
    – Pociones amarillas: recuperan toda la salud
    – Báculo de las arenas: crea columnas de arena, lo que nos permiten acceder a niveles superiores.
    – Vórtice del viento: soplando al micro se creará un torbellino que irá en la dirección que apuntábamos.
    – Flauta terrenal: tocaremos melodías para avanzar en la aventura.

    También podemos encontrar diversos tesoros, minijuegos en los que debemos capturar conejos… pero son relleno para hacer más rico el universo que se nos está mostrando, y no son obligatorios para acabar nuestra aventura principal.

    Gráficos:
    Es de lo mejorcito que podemos encontrar en la DS, están muy cuidados cada pueblo es diferente asi como sus personajes, las regiones con sus bosques, montañas, océanos… solo los enemigos pecan un poco de repetitivos, eso si solo los básicos, pero con todo lo que nos encontramos para hacer, tampoco es un punto tan negativo, el enemigo final para conseguir un nuevo objeto ocupa normalmente las dos pantallas.

    Música y efectos:
    Están cuidados y acompañan muy bien durante toda la aventura, con sus cambios de ritmo según la situación lógicamente no van a poner la misma melodía mientras viajamos que mientras nos enfrentamos a enemigos o estamos en alguna mazmorra. Y los efectos de sonido cumplen su cometido.

    Multijugador:
    Trae un entretenido modo de juego donde podremos controlar a link, que robara unas piezas para llevarlas a lugar seguro, mientras los espectros le siguen manejados por el otro usuario de la misma forma que manejamos a Zelda en Spirits Tracks.

    Spirits Tracks incorpora además el modo intercambio, donde podemos cambiar los tesoros encontrados y dos nuevos modos, a parte de buscar objetos,también nos enfrentaremos en duelo y peligro.

    Conclusiones:
    Ambas entregas son una auténtica pasada, usan los recursos que nos ofrece la DS al máximo sin emplear los botones habituales. Me consta que me he dejado muchas cosas por contar. El único aspecto negativo ha sido la flautita de las narices en la entrega Spirits Tracks, donde hay que tocar unas notas con excesiva precisión.

    Paginas oficiales y guías:
    The Legend of Zelda: Phantom Hourglass .- GUIA
    The Legend of Zelda: Spirits Tracks .- GUIA

    Entradas relacionadas:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *