Tekken 6

El género de la lucha no es el que más juegos de calidad tiene en PSP. Los dos últimos títulos de este tipo fueron Soul Calibur: Broken Destiny y Dissidia: Final Fantasy. Los dos tenían mucha calidad, pero ninguno superaba al verdadero rey de la consola: Tekken Dark Resurrection.

Al mismo tiempo vimos en Playstation 3 y Xbox 360 el regreso de esta saga con su sexta entrega, que si bien tenía sus fallitos, seguía manteniendo una gran calidad. Por esta razón todos los usuarios de la portátil de Sony esperábamos con ansias el port de esta entrega a la consola, con la esperanza de que supere a este imbatible rival.

Así que, ¿lo habrá conseguido? Si queréis descubrirlo seguid leyendo este análisis, aunque ya os advertimos que no nos centraremos tan detenidamente en todos los aspectos jugables del título, sino en sus principales diferencias respecto a la versión de sus hermanos mayores. Para ver el análisis de estas versión tenéis que ir a este enlace, mientras que para ver si el sexto torneo del Puño de Hierro vale la pena en PSP tendréis que seguir leyendo.

En cuanto a los modos de juegos nos encontramos con unas remodelaciones muy importantes. Para empezar, la campaña ha sido completamente eliminada, y con ella la historia que se contaba en este modo. Así la única forma de conocer el argumento de este nuevo torneo es entrar en el modo historia, que es exactamente igual a la arena de la campaña. Por tanto se mantienen sus principales problemas: su corta duración (solo dura cuatro combates) y la pésima calidad de los guiones. Esto es algo que se nota demasiado, porque tan solo hay una escena al principio y al final de cada historia, sin diálogos intermedios que hagan avanzar algo más las motivaciones (bastante pobres, por cierto) ni nada más. Además, las dos nuevas historias para Laars y Allisa son tremendamente malas, y reciclan dos escenas de la campaña para sus vídeos finales.

El resto de modos presentes son Arcade, Combate de Fantasmas, Práctica, Supervivencia, Contrarreloj y Fiebre del Oro. Por tanto, el otro modo eliminado es el de las peleas por equipos. Los dos primeros nos pondrán a combatir en peleas normales, aunque con ligeras diferencias. En Arcade solo hay 9 fases en las que peleamos contra personajes originales, unos cuantos modificados (llamados fantastmas), el poderoso robot Nancy en una fase especial y Azazel, que sigue siendo tan tramposo y poderoso como en las otras consolas. En Combate de Fantasmas solo luchamos contra fantasmas, podemos elegir entre tres rivales al final de cada combate y el número de combates es ilimitado.

Supervivencia y práctica son iguales que antes, por lo que siguen sirviendo muy bien para mejorar y aprender los movimientos de cada personaje. Así que en contra de las dos pérdidas mencionadas recibimos Contrarreloj y Fiebre del Oro. En el primero nos enfrentamos a varios rivales, y nuestro objetivo es conseguir derrotarlos en el menor tiempo posible.

Uno de los mejores usos para el modo Campaña era el de ganar dinero, por lo que sin él nuestra mayor fuente de ingresos se queda fuera de la partida. Por suerte nos queda Fiebre del Oro, que se convertirá en nuestra mejor forma de obtener dinero rápido. En esta modalidad lucharemos contra varios oponentes, y cada golpe que impacte en el rival nos hará ganar dinero. Sin embargo, si somos golpeados perderemos parte del oro. Así tendremos que encontrar una buena combinación de ataque y defensa durante los 30 segundos de cada pelea para poder obtener la mayor cantidad posible de dinero.

Así que de momeno tenemos unos buenos modos pero que palidecen frente a lo visto tanto en Dark Resurrection como en las versiones mayores. Sin embargo esto podría haber sido olvidado si el multijugador fuera increíble, y por desgracia no es así. No hay ningún modo online ni podemos compartir el juego ni mandar nuestros fantasmas por la red. La única posibilidad es mediante la conexión ad-hoc, y tras varios años tras la última entrega es bastante incomprensible por qué no han incluido esta opción, además de que la parte online era muy importante en las consolas de sobremesa, y la han eliminado por completo en esta adaptación.

Por suerte todos los elemetos juables se han mantenido, por lo que nos seguimos encontrand ante una de las mejores experiencias de lucha disponibles.

Así que el enorme plantel de cerca de 40 luchadores se sigue manteniendo. Entre ellos nos encontraremos con los clásicos Jin, Kazuya, Hworang, Xiayou… además de las nuevas incorporaciones: Laars, Allisa, Leo, Miguel, Bob y Zafina. Todos ellos tienen una jugabilidad propia y particular, y lo mejor de todo es que no hay casi ninguna diferencia de poder si los controlamos bien. Aunque de nuevo, los dos jefes finales son demasiado poderosos y nos traerán demasiados quebraderos de cabeza (en serio, ¿a aquién se le ocurrió la idea de Azazel?).

Las novedades jugables también se mantienen, por lo la furia y la destructibilidad de escenarios siguen siendo fundamentales. La furia porque nos puede salvar o condenar en una pelea, mientras que los diferentes niveles nos podrán salvar de algún apuro cuando estemos arrinconados. La única pega a la jugabilida es que en esta versión veremos menos destrucción de los escenarios, con la menor movilidad entre los niveles que ello conlleva.

Al igual que en la versión para las consolas mayores, el dinero se usará para comprar nuevo equipamiento para los luchadores. Sin embargo no tendrán efecto en la jugabilidad, por lo que su cambio será solo estético. Aquí es bueno decir que todos los elementos anteriormente disponibles siguen estando presentes, aunque por desgracia no todas sus posibilidades al eliminar el sistema de capas para el torso y otras partes del cuerpo.

En cuanto al apartado técnico la evolución respecto a la anterior entrega ha sido nula, e incluso en algunos elementos se ha dado un paso para atrás.

Primero empecemos con lo bueno: el apartado sonoro. Su calidad es exactamente la misma que en las consolas de sobremesa, por lo que cada escenario tiene su propia melodía (por supuesto, algunas son mejores que otras). Los efectos de los golpes y destrozos de los mapas están bastante bien, al igual que las voces.

Sin embargo es en los gráficos donde nos encontramos algo decepcionados. Para empezar, es cierto que su calidad es muy buena gracias a unos personajes con grandes modelos (dos por luchador, ya que se elimina el tercer traje basado en el manga) y unas geniales animaciones. El único que destaca negativamente es Azazel por su aspecto cristalizado, que no ha sido representado todo lo bien que debería. Los escenarios son también buenos, pero significan un paso para atrás respecto a Dark Resurrection.

En este título todos los niveles estaban hechos con un gran cuidado, y ninguno resultaba malo o forzado en algunos elementos. Por desgracia esto no pasa en esta sexta entrega al haber algunos mapas completamente olvidables. Uno de ellos ya lo comentamos en el análisis de las versiones mayores: el de las ovejas del campo. Si en alta definición resulta malo, en la portátil es horrible. El que está basado en la tomatina española (aquí llamada “Fiesta del Tomate”) también “canta” demasiado con el suelo rojo. Además, en todos en los que aparece el agua nos encontramos con problemas dada la baja calidad de este elemento.

Con todo esto parece que los escenarios y los gráficos en general son horribles, pero no es así. Lo único es que podría haber evolucionado más o por lo menos seguir siendo igual de buenos, pero su menor calidad es algo que decepciona bastante, y más tras haber varios años entre los dos juegos de la saga dentro de PSP.

En conclusión, Tekken 6 para PSP es un gran juego de lucha que presenta dos problemas: la falta de profundidad en los modos de juego (igual que le pasó a Soul Calibur: Broken Destiny) y la existencia de Tekken Dark Resurrection. Básicamente, la existencia de este título hace que esta entrega se quede pequeña en comparación, lo cual es una verdadera lástima.

Así que si lo que buscáis es un buen juego de lucha y no tenéis ni la versión de sobremesa ni Dark Resurrection, este juego es una de las mejores opciones posibles gracias a su gran jugabilidad, que os enganchará sin remedio en sus espectaculares combates. Sin embargo, si ese no es vuestro caso lo mejor que podéis hacer es seguir con vuestros juegos actuales, ya que este Tekken 6 no demuestra la evolución que todos esperábamos dentro de PSP, y es esto lo único que lo aleja del trono en el género de la lucha dentro la consola.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. amo este juego yo tengo de 1,2,3,4,5 y voy a seguir comprando me falta el tekken tag pero no inporta porque voy a seguir y seguir ¿el tekken tag esta paraa play 2?

  2. amo este juego yo tengo del 1,2,3,4,5 y voy a seguir comprando me falta el tekken tag pero no inporta porque voy a seguir y seguir ¿el tekken tag esta para play 2?

    • En efecto aldo. Tekken Tag salió para PS2, siendo el primer Tekken de la consola si no recuerdo mal. Y recuerda que ya está confirmado el Tekken Tag 2, así que tendrás combates por turnos para rato!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *