α

Take On Mars

take-on-mars

Nota del editor: por ahora no ponemos notas a los juegos disponibles como Early Access. Hasta que no nos decidamos sobre cual es la mejor forma de hacerlo. La “a” representa Alfa, o Early Access.

Ya desde pequeño, el Universo siempre me ha fascinado. Soy de esos que lee revistas sobre el espacio y me levanto a altas horas de la madrugada para ver el aterrizaje del Curiosity, el último robot enviado por la Nasa a Marte. Así que, ¿un simulador de investigación en marte usando robots? ¿Desarrollado por Bohemia Interactive, el estudio detrás de Arma? Antes de pensar la respuesta a la primera pregunta ya lo tenía en mi disco duro.

Hay que decir que Take On Mars sigue la moda reciente de aparecer como Early Access en Steam, lo que significa que la versión disponible no es la final. Algunos opinan que es una excusa de los estudios para sacar juegos incompletos y defectuosos, otros creen que es la oportunidad de los jugadores de ayudar a crear y definir el mejor juego posible. Supongo que hay un montón de grises en todo esto y todo dependerá del título en cuestión. Para mi, una versión Early Access debiera ser sólida, sin defectos y, por supuesto, con mucho potencial para crecer. Con esto en mente, estas son mis impresiones de Take On Mars.

Take On Mars - Desconsolados 4

Tras un breve video de explicación, nos encontramos en nuestro centro de control, el típico lugar con ordenadores y un gran panel al fondo mostrando el mapa del Planeta Rojo. Aunque el café humea caliente en la taza, la sala está vacía y solitaria – algo que nos prepara para nuestra experiencia en Marte. Podemos usar el mapa para seleccionar la siguiente misión. Varios lugares están bloqueados hasta que tengamos el presupuesto suficiente, así que mientrastanto las opciones se limitan a una zona, el crater Victoria, donde podemos enviar el primer robotito.

Y eso es lo que hago, ¡lanzamiento!

Lo siguiente que sucede es confuso. En la oscuridad total simplemente oigo ruidos, lo que me parece ser el zumbido del viento mientras la sonda desciende hacia la superficie. De repente, un ruido fuerte y más viento – la cobertura que proteje la nave contra el excesivo calor en la entrada a la atmosfera se ha separado. Un ruido más y cesa la vibración, ¿hemos aterrizado? Esto está tan oscuro… ah mira, esos puntos deben ser estrellas.

Take On Mars - Desconsolados 6

Empiezo a probar teclas, WASD, el ratón los cursores. El robot parece moverse, pero lo que veo ante mi es más bien poco. La imagen es en blanco y negro, eso parece una roca.

La creatividad se deja un poco de lado para dar paso a una simulación seria y realista

Es ahí cuando miro la hora, en una esquina de la pantalla. Es plena noche. En su afán por realismo, la primera misión empieza a la hora del sistema, y yo me encuentro probando el juego casi a media noche. Al empezar el modo “Programa Espacial”, tenemos la opción de jugar siempre usando tiempo real, lo que se explica como un modo hardcore, o poder permitir adelantar el tiempo. Yo he escogido el segundo modo, así que adelanto doce horas el reloj y me conecto de nuevo al robot.

El Planeta Rojo se abre ante mis ojos, una árida expansión hasta donde alcanza la vista, con montañas, cráteres y muchas rocas, en blanco y negro, por eso. Es en este momento cuando pruebo todas las teclas del teclado, descubriendo la cámara externa y el color rojo por fin entra en acción. La simulación es muy real, así que por defecto vemos el escenario a través de las cámaras de la sonda que, por defecto, son en blanco y negro para más inri (o realismo, supongo).

Take On Mars - Desconsolados 2

 

Perder un vehículo por un error estúpido o un fallo técnico es la permadeath de la investigación marciana

El primer vehículo que aterrizamos es estático, siendo peliagudo el primer momento en que nos queremos desplazar usando el brazo mecánico, tan solo unos centímetros, para analizar una roca cercana . Nuestro objetivo es el de realizar fotografias de determinados puntos, como cráteres o terrenos característicos, así como medir la radioactividad o analizar gases. Para ello disponemos de un arsenal de herramientas científicas, variables en función del vehículo. En misiones posteriores usaremos robots móviles, basados en los “rovers” que la Nasa ha enviado a Marte.

Take On Mars es un juego serio, tranquilo y solitario, de aquellos en que uno puede saborear el relax y admirar el paisaje. También requerirá cierta habilidad, siendo el control por ahora un poco engorroso. En la segunda misión, le di la vuelta al rover tan solo aterrizar (¿amartizar?), lo que supuso el final definitivo de la campaña, que el robot es muy caro y no es posible recuperar nuestro presupuesto por ahora. Perder un vehículo por un error estúpido o un fallo técnico es la permadeath de la investigación marciana.

Take on Mars - Desconsolados 12

Siempre tenemos la opción de evitar errores de novatillo como los míos y practicar con los vehículos en el laboratorio. A medida que resolvemos misiones iremos desbloqueando nuevas piezas y herramientas científicas para poder montar sondas más sofisticadas, usando materiales de tres calidades diferentes. Si la calidad es muy baja, existe el riesgo de que el aparato se estropee en plena investigación.

Simplemente espero que para jugadores superhardcore lleguen a simular el retraso en las comunicaciones entre la Tierra y Marte, para cuando le debemos un comando al robot tengamos que esperar entre 4 y 22 minutos, dependiendo de la posición relativa de los planetas en el Sistema Solar, para que lo cumpla. O incluso peor, que nos pasemos un mes sin poder comuinicarnos con el rover porque este se encuentra al otro lado del Sol. ¡Eso sí que sería realismo!

Take on Mars - Desconsolados 13

Conclusión

Así pues, tal como está ahora, se echa en falta algo de ayuda en como cumplir la misión. Hay un apartado de ayuda, cuyos videos estarán disponibles en el futuro. En este momento, solo lo recomiendo a apasionados del espacio como yo, que tengan ganas de perder el rato disfrutando del entorno marciano y trasteando a prueba y error. Es un título interesante, aunque sea por cumplir los deseos de un nicho del mercado que busca experiencias jueguiles diferentes. La creatividad se deja un poco de lado para dar paso a una simulación seria y realista. Aunque ojalá fuera tan fácil estudiar el Planeta Rojo como jugar a Take On Mars.

a

Nos consolamos con:

  • Simulador realista
  • Los atardeceres en Marte
  • Sentir el peso de la ciencia a nuestras espaldas

Nos desconsolamos con:

  • La falta de ayuda
  • Bugs y errores, no sabiendo a veces si es un fallo o que no lo hacemos bien
  • La soledad del centro de control

Ficha

  • Desarrollo: Bohemia Interactive
  • Distribución: Bohemia Interactive
  • Lanzamiento: 01/08/2013 (Early Access en Steam)
  • Idioma: Inglés
  • Precio: 9,99 €

Take on Mars se encuentra disponible como Early Access en Steam.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *