Super Stardust Delta (PS Vita)

Uno de los juegos más espectaculares del catálogo de Playstation Network en PS3 es sin duda alguna Super Stardust. Siendo un éxito tanto de crítica como de público, no es de extrañar que HouseMarque nos traiga una versión exclusiva para PS Vita, conservando todas las claves del original, pero con interesantes novedades. ¿Os atrevéis a volver al espacio más arcade en versión portátil?

Como en el original, la base jugable es la de un shooter con perspectiva cenital en la que movemos la nave con el joystick izquierdo, y disparamos con el derecho. Bajo esta aparente simpleza, se esconde una jugabilidad que da mucho más de sí de lo que parece en un primer momento, y que nos mantendrá enganchados mientras liberamos los diferentes planetas de todos sus enemigos. Pero claro, lo primero que destaca es lo bien que funcionan los sticks de Vita. Desde luego, este juego era una prueba de fuego en este aspecto que ha superado con creces.

El modo principal de juego será Arcade, donde empezando por el planeta más fácil, iremos desbloqueando los demás al mismo tiempo que intentamos alcanzar la máxima puntuación del tirón, una tarea de lo más adictiva. Al entrar en el modo, lo primero que destaca es la opción de darnos dos tipos de control: el tradicional basado únicamente en los sticks, o el que además emplea varias de las características especiales de PS Vita, siendo esta la opción que más os recomendaría al sacar más partido de la consola sin sentirse en ningún momento forzado su uso.

Una vez entrado en el nivel, nuestro objetivo será bien simple: superar cinco fases en cada planeta acabando con todos los enemigos que aparezcan. Pero claro, no será tan fácil como ponerse a disparar como loco, ya que entrarán en juego los asteroides: grandes obstáculos que debemos destruir, pero que mientras lo hacemos, se irán convirtiendo en trozos cada vez más pequeños que pueden acabar con nosotros como nos descuidemos.

Para añadirle todavía más profundidad, dispondremos de dos tipos de disparo: el de fuego (un espectacular rayo) y el de hielo (las balas láser de toda la vida). El usar uno u otro tipo de disparo será fundamental, ya que habrá tanto enemigos como asteroides que serán más débiles al disparo del color que tengan. En los primeros niveles, predominará uno de los dos tipos de disparo, pero cuando la cosa se va complicando y hay que cambiar entre uno y otro con soltura, es cuando el juego es realmente espectacular, adictivo y desafiante.

Afortunadamente, podremos ir consiguiendo algunos power-ups para los disparos que se irán almacenando gracias a los asteroides verdes, o tras completar el indicador de la parte inferior derecha con los restos verdes que va dejando cada objeto que destruyamos, junto a vidas extra, armas especiales, mejoras para el escudo o puntos extra.

Cómo no, al acabar cada planeta, nos espera un temible jefe final, que nos obligará a sacar a relucir nuestras mejores habilidades si queremos acabar con él. Los cinco que hay son realmente formidables, ascendiendo en su dificultad igual que los planetas, llegando a un momento en el que tenemos que combinar reflejos, los acelerones que puede pegar la nave, el cambio de disparo o las armas especiales (muy útiles, pero también limitadas) a la perfección si no queremos ver cómo nos dejan sin vidas cuando estamos a punto de acabar con el jefe.

Esto sería la jugabilidad clásica, pero a esto, se le pueden añadir las características de Vita. Lo que más usaremos será el sensor de movimiento, para poder mover ligeramente la cámara alrededor del planeta al mismo tiempo que movemos la consola, dándonos así una mayor perspectiva de la acción. Luego, todo se reduce a activar las armas especiales, ya sean los misiles, la bomba de EMP o el agujero negro. Para ello, tendremos que pulsar en la pantalla táctil, agitar la portátil o tocar el panel trasero respectivamente. Es una forma muy intuitiva y directa de activar estas armas, ya que en ningún momento nos sacarán de los movimientos que estamos haciendo, llegando a salvarnos en momentos en los que ya nos dábamos por muertos.

Completar los cinco planetas que trae el juego no nos llevará demasiado, por lo que es de agradecer la inclusión de cinco minijuegos, cada uno desbloqueado al acabar un planeta. Estas rápidas pruebas están diseñadas para usar al máximo las características de Vita, por lo que se basan en los aspectos táctiles o de movimiento de la consola.

En ¡Dale! veremos aparecer varios asteroides, teniendo que aplastarlos usando tanto la pantalla táctil como el panel trasero al mismo tiempo. Desliza el disco se controla con la pantalla táctil. En este minijuego tendremos que mover un disco de color azul, esquivando todos los objetos rojos, ya que con un solo impacto, se acabará la partida. Bombardeo orbital nos pone en una vista en primera persona, apuntando a los asteroides con un cañón mediante el movimiento de la consola. En Rock & Roll controlaremos uno de los dichosos asteroides con el sensor de movimiento, teniendo que aplastar los asteroides verdes y esquivar todos los demás. Finalmente, Camionero usa la jugabilidad clásica, y armados únicamente con un rayo tractor, tendremos que hacer chocar los asteroides verdes entre sí para acabar con los enemigos que nos asolan.

Como podéis ver,algunos  no son nada del otro mundo, pero sí que son una buena distracción de la acción tradicional y de calidad del juego principal, llegando en algunos momentos a picarnos a lo grande por conseguir grandes puntuaciones.

Para redondear la gran jugabilidad de la que hace gala el juego, el título nos sorprende con unos gráficos sensacionales, prácticamente idénticos a lo que nos podemos encontrar en la versión de PS3. Esto se hace sobre todo patente cuando empezamos a tener un montón de efectos en pantalla, sin que en ningún momento haya alguna ralentización. El sonido también está a la altura, con unas buenas melodías que iremos desbloqueando a medida que jugamos. Aunque si preferimos acabar con naves espaciales con nuestra propia música, también lo podemos hacer, siendo esta una característica que es muy de agradecer.

Conclusión

El paso de la franquicia a PS Vita no podía ser mejor, ya que Super Stardust Delta es todo lo que la saga podía pedir: divertido, adictivo, técnicamente genial y con una jugabilidad fantástica. La principal pega que se le puede poner es que se puede ver todo lo que el juego ofrece en un suspiro, pero gracias a su gran rejugabilidad (y la dificultad de varios de sus trofeos), el título nos mantendrá enganchados durante mucho tiempo.

Si a esto lo unimos su atractivo precio (más si habéis usado el código de descuento por haber reservado la consola), el juego rápidamente se coloca entre lo más alto de los títulos de lanzamiento de la consola.

Lo mejor

  • Enorme precisión con los dos sticks.
  • Las incorporaciones jugables táctiles y de movimiento.
  • Los minijuegos.
  • Genial apartado técnico.
  • Diversión y adicción de la manera más arcade posible.

Lo peor

  • Se acaba en un suspiro

Ficha

  • Desarrollo: HouseMarque
  • Distribución: Sony (PSN)
  • Lanzamiento: 22/02/12
  • Idioma: Español
  • Precio: 7,95 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *