Storm

storm

A veces toca desconectar un poco de tanto barril explosivo, de tanta sangre y tantas tetas para dejar paso a experiencias más relajadas, meticulosas y procrastinadoras como pueden ser Journey o Flower, ambos títulos son maravillas experimentales de ThatGameCompany, juegos que consiguen desintoxicar al jugador de todo el mal rollito que hay en el mundo de los videojuegos. Hoy toca hablar der Storm, el juego desarrollado por indiePub que ofrece una experiencia totalmente novedosa: Controlar los elementos de la naturaleza para que la esencia de la vida continúe su ciclo de vida y se expanda. Dicho así parece algo ñoño pero os aseguro que os puede dejar muy atrapados en los casi 50 niveles que incluye, más diversos modos de juego que multiplican las horas de disfrute.


De acuerdo, el juego no invita demasiado con esta temática pero, ¿lo hizo Flower en su día sin mostrar demasiado contenido? ¿Leer su temática de “lleva los pétalos volando de un lado a otro” sin ver nada en movimiento os generaría la suficiente confianza como para probarlo? Con Storm parece que se mantiene esta idea de procreación natural, pero en nuestro caso, no llevaremos pétalos de un lado a otro sino semillas que caen de un árbol y que tenemos que llevar a tierras fértiles para que, una vez allí, se convierta en un nuevo y precioso árbol. La idea es prácticamente idéntica, pero falla en la ejecución. Las distancias técnicas son abismales.

Haz que llueva donde salen burbujas y podrás desplazar en el aire las semillas

Nos encontramos ante un juego que parece dibujado a mano. Los escenarios, efectos sonoros de la naturaleza y las partículas que van dejando los elementos a medida que los utilizamos son muy buenos aunque falla en la definición, que podría ser algo más notoria. El control es bueno ya que podemos utilizar tanto el teclado y ratón como un mando inalámbrico de Xbox aunque el uso de los comandos de Storm son mucho más intuitivos con un mando, ya que el juego realiza los esfuerzos justos para enseñarnos a jugar. El resto lo ponemos nosotros y nuestra predisposición por descubrir los secretos del juego.

Nos iniciamos en el juego

¿Y cómo se juega a Storm? Pues muy sencillo. Tenemos 49 niveles divididos en cuatro estaciones: primavera, verano, otoño e invierno. Cada estación contiene una serie de niveles desplegados horizontalmente donde tendremos que llevar las semillas a tierra fértil y así, completar su ciclo de vida. Por el camino encontraremos diferentes poderes elementales de la naturaleza que se añadirán a nuestro contador, indicado en la parte superior de la pantalla. Los poderes  en cuestión son: viento, lluvia, rayo, nieve, tornados, hielo y burbujas. Para que nos hagamos una idea, si tenemos un poder de agua y encontraremos otro, sumados, podremos crear tempestades más abundantes para llenar un hueco de agua que permita a la semilla pasar sobre este agujero. También encontramos un poder de rayo que nos permitirá hacer saltar a la semilla un obstáculo o precipicio, incluso romper muros de piedra o troncos de madera. Si encontramos dos poderes de rayo, el salto será más grande. Contra más poderes  sumemos en nuestro “inventario” más efecto tendrá. Evidentemente, el número de poderes  por pantalla es finito, lo determina el juego de forma inteligente para poder superar todos los retos.

La primera estación del juego, la primavera, nos aclimata un poco al desarrollo del juego, con fases sencillas al principio y con una curva de dificultad más que ajustada. De nuevo, las nulas indicaciones de Storm en el control con teclado y ratón nos podrían hacer perder el interés rápidamente, aun incluyendo un sistema de pistas que nos da claves para completar los niveles con éxito. Es muy molesto empezar un juego de puzles como este y no saber siquiera qué botones pulsar. Como ya he comentado antes, tan sólo el uso de un mando nos indicará, en el icono de las fuerzas elementales disponibles, qué botón a pulsar. Otro punto negativo, por ejemplo, es aprender a controlar el poder del viento, que es una auténtica jodienda hasta que no descubrimos como direccionarlo correctamente.

Usa los elementos con cabeza para llevar la semilla a su meta

Una vez superados los primeros problemas de control y orientación, empezamos a disfrutar de una experiencia muy interesante, con puzles muy ingeniosos que nos hará reiniciar una y otra vez la pantalla porque hemos hecho mal alguna cosa. Disfrutaremos combinando diferentes elementos para hacer que la semilla llegue a su destino y nos arrancaremos los pelos en más de una ocasión, sobre todo con los últimos niveles del juego.

Modos de juego

Como he comentado en un inicio, Storm cuenta con tres modos de juego diferentes: el modo historia, el modo espíritu y el modo libre. Estas tres modalidades se juegan siempre en los mismos 49 niveles sólo que tienen diferentes variantes. El modo historia es el que he desarrollado en este análisis: lleva la semilla a tierra fértil y a procrear. El modo espíritu es algo muy similar, sólo que a lo largo del mapa, aparecerán un número determinado de almas que tendremos que recoger como reto extra. El modo libre es el menos espectacular, ya que es igual que la historia, solo que se rige por el tiempo que tardemos en completar el nivel. Algo absurdo sin no hay rankings en Internet para comparar con otros amigos.

Conclusión

En definitiva, no nos encontramos ante el juego de puzles definitivo, pero si ante una buena idea, bien llevada y que entretiene; algo básico en un juego de estas características. Por el contrario, se queda a medio camino a nivel técnico y sobretodo, en ofrecer ayudas al jugador para descubrir todas las claves que necesita para superar los niveles y por lo tanto, atraparlo de lleno en la experiencia. De hecho, y bajo mi humilde punto de vista, la manera más correcta para tener una experiencia satisfactoria sería dar todas las posibilidades de inicio al jugador, ofrecer el control de todo el juego y dejar experimentar al usuario con una libertad menos encorsetada de lo que ofrece Storm.

Lo mejor

  • El concepto es original.
  • Gráficamente cumple y le da un aspecto muy alegre que invita a jugarlo.
  • Si no eres un jugador exigente y te gustan los puzles, te encantará.

Lo peor

  • Necesita ayudas gráficas para conocer el juego en profundidad.
  • Pocos niveles y sencillos.
  • Controlar algun que otro elemento es tedioso.

Ficha

  • Desarrollo: indiePub
  • Distribución: indiePub (digital)
  • Lanzamiento: 23/10/2012
  • Idioma: Español
  • Precio: 12,99 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *