Starhawk

Si algún título aprovechó la conexión a internet de mi recién estrenada PlayStation 3 ese fue Warhawk. Un título en el que dos bandos se enfrentaban perpetuamente en varios escenarios y modos de juego en el que podíamos o bien combatir en vehículo ya fuese terrestre o aéreo, o bien a pie al más puro shooter en tercera persona. Warhawk carecía por tanto de modo campaña, algo que Lightbox Interactive, desarrollador de Starhawk, ha querido incluir en esta ocasión. Y no sólo esto sino un componente de estrategia y recolección de energía en el que tendremos que gestionar recursos a la hora de construir edificios tanto en modo campaña como multijugador.


El modo campaña precisamente sirve para conocer las novedades que presenta Starhawk respecto a su antecesor. Así que no esperes acción desde el minuto cero como ocurría al entrar en una partida multijugador en Warhawk. Iremos conociendo poco a poco, en pequeñas dosis en forma de capítulos, al héroe del juego, sus aventuras y desventuras con la energía Rift que al final le llevó a convertirse en un mercenario a sueldo. Dos bandos se enfrentan por controlar esta energía en este western futurista así que como no podía ser de otra manera nos decantamos por defender los intereses de los humanos, en vez de hacerlo por los repudiados mutantes llamados outcasts. Os recomiendo empezar por el modo campaña para ir conociendo las habilidades de nuestro personaje, las estructuras que construye y los vehículos que iremos conduciendo en varios capítulos.

Estos elementos e incluso hasta nosotros mismos seremos lanzados y aterrizaremos en una cápsula en el planeta. La forma de elegir la construcción y el lugar en el que la situaremos es bastante ágil, primero apretamos el botón triángulo para que aparezca un menú circular con las construcciones y luego seleccionamos el emplazamiento. Iremos desbloqueando edificios como búnkeres, muros o plataformas de vehículos a medida que progresemos en el modo campaña y una barra en la parte superior derecha nos indicará el nivel actual de energía así como el necesario para construir alguna unidad en el caso de que necesitamos hacerlo.

La misma mecánica podrá ser empleada en el modo multijugador salvo que aquí será útil a la hora de construir fortificaciones o unidades que generan vehículos, no así capsulas muy útiles en el modo campaña que nos proporcionarán refuerzos a modo de combatientes humanos cuando veamos que las cosas se nos ponen difíciles. Estos amigos también nos ayudarán a la hora de conducir alguno de los vehículos que encontraremos a nuestra disposición como tanquetas o todo terrenos bien armados. Podremos ocupar la posición del conductor u otra, aunque siempre es preferible disparar por nosotros mismos. La IA del juego funciona a la perfección, tanto para ayudarnos en estas ocasiones como para el ataque de nuestros enemigos, y nos pondrá las cosas realmente difíciles tanto en modo campaña como en cooperativo. En este último tendremos la oportunidad de jugar hasta cuatro amigos en varios mapas mientras nos defendemos de varias oleadas de Outcasts con mayor poderío de fuego a medida que superamos estas.

Contamos para ello con varios tipos de armas que podremos ir recogiendo y seleccionando con un menú circular en pantalla. La munición será limitada así que debemos ir con mucho ojo de disparar a diestro y siniestro y mejor seleccionar bien el tipo de arma a usar en cada momento, aunque siempre en caso de apuros y que nos superen en número pues lanzar una granada. Lo mejor del juego sin duda son las fases que transcurren en plataformas en el espacio. Aquí contaremos con un Hawk, una especie de nave Warhawk como el que encontramos en el primer título pero con la gran posibilidad de convertirse en un mecha cuando estemos cerca del suelo. Por tanto en estas fases lucharemos contra aviones, unidades terrestres y mechas enemigos, una buena variedad que se limita a pocos capítulos. El resto los iremos completando sin pena ni gloria.

Realmente dónde sacarás partido a Starhawk será de nuevo al modo multijugador, como su antecesor, con la salvedad de que a lo visto en Warhawk se une el componente de estrategia y recolección de recursos. Algo así como el Starcraft, en cuanto a estrategia, pero en tercera persona y si encima estás en un bando que no se enteran demasiado te puedes ver a pocos minutos de empezar la partida rodeado por mechas y tanques que atacan tu campamento y con poquísimas oportunidades de conseguir alguna baja enemiga. Podremos enfrentarnos hasta 32 jugadores en partidas realmente trepidantes con cuatro modos de juego diferentes: duelo, duelo por equipos, capturar bandera o capturar zonas. Como es habitual en estos modos de juego iremos obteniendo puntos de experiencia con los cuales podremos mejorar nuestro personaje online o equiparlo con nuevas armas.

Y os preguntaréis, igual que hice yo, si para esto ha valido la pena esperar cinco años. Pues la verdad es que no. Starhawk ha intentado distanciarse de otros shooters implantando algunos conceptos de estrategia y planificación, cuando estos entorpecen, a mi forma de ver, la diversión de las partidas tanto en el modo campaña como en multijugador. Realmente dónde el juego brilla es en su multijugador que os hará pasar de nuevo horas y horas jugando, aunque quizás como ocurrió con Warhawk hubiese estado bien que fuese más económico y sólo a través de descarga digital. Gráficamente el juego tampoco es que sea una maravilla, igual que pasaba con Warhawk. Quizás se han sacrificado texturas y movimientos de los personajes para que el juego mueva todo a la perfección y bien que lo consigue. En cuanto al audio, como cualquier producto de Sony viene con un doblaje a nuestro idioma excelente cuyas voces son exactamente las mismas que las utilizadas en Twisted Metal.

Conclusión

A veces intentar innovar resulta complicado, sobretodo si entre manos tienes un excelente shooter en tercera persona cuyo multijugador ha sido de lo más jugado de la consola. Lightbox ha intentado diferenciarse del resto de juegos de este tipo ofreciendo al jugador un enfoque de estrategia y de planificación en Starhawk y no ha salido del todo airoso. Incluir un modo campaña en el juego en vez de mejorar la experiencia parece que la entorpece.

Lo mejor

  • Al canjear el pase online para el multijugador podremos descargar el clásico Warhawk de PSone.
  • Multijugador adictivo que nos proporcionará horas y horas.
  • Nuevas opciones de estrategia…..

Lo peor

  • …. que no gustarán a todos los jugadores de Warhawk.
  • El modo campaña es un mero tutorial.

Ficha

  • Desarrollo: Lightbox Interactive
  • Distribución: Sony
  • Lanzamiento: 16/05/2012
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 49,95 €

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *