Stardrone

Igual algunos ya conocéis la versión de PC de Stardrone, que fuera lanzada en el 2008. Beatshapers ha cogido el título originalmente desarrollado por Orb Games y lo ha traido a PlayStation, mejorándolo en el proceso. Se trata del primer juego desarrollado integramente para PlayStation Move por una compañía que no pertenece a Sony.

Stardrone logo

Stardrone es un arcade, que sus autores definen como una mezcla entre Arkanoid, Pinball y Sonic. A mi esa me parece una categorización un tanto libre, pero si algo tendremos que hacer en Stardrone es tener nuestra percepción y reflejos al 100%, mientras flotamos por el espacio intentando iluminar estrellitas, rebotando por las paredes o muriendo en pinchos situados con mala leche. Eso sí, la mecánica es innovadora, algo diferente a lo que ultimamente estamos acostumbrados.

La forma de jugar es extremadamente sencilla. Lanzamos una sonda al espacio con un cañón en la dirección que escogemos y nuestro objetivo es ir iluminando estrellitas o recogiendo piezas de Equilibrix. La sonda no tiene movimiento en si y para maniobrar saca un gancho con el que puede agarrarse en una especie de piezas que flotan en el espacio. Esto le permitirá coger velocidad y girar en torno a dicha pieza, saliendo la sonda disparada en una nueva dirección. Con el Move apuntamos hacia los objetos donde nos podemos agarrar y cuando pulsamos el botón principal del mando la sonda saca el gancho, manteniéndonos agarrados mientras no soltemos nuestro dedo.

Por tanto, el control requiere de gran precisión ya que si nos soltamos antes o después de lo que deberíamos es altamente probable que nos estrellemos, por ejemplo, contra una zona de pinchos y tengamos que volver a empezar el nivel. También hay enemigos flotando por el espacio e intentarán hacernos la vida imposible. Unos son estáticos y otros nos perseguirán. Si chocamos contra ellos perderemos escudo, llegando a morir si el escudo llega a cero. Hay piezas de escudo repartidas con el nivel para recuperar algo de “vida”, así como llaves para abrir puertas o piezas a recoger para poder finalizar el nivel.

Si recogemos un cierto número de estrellitas entramos en un estado especial llamado Comet Rush, en el que podemos destruir a los enemigos chocando contra ellos. Este modo se mantiene si seguimos manteniendo la velocidad e iluminamos nuevas estrellitas. Cabe decir que esto es esencial a la hora de terminar muchos de la cincuentena de niveles que tiene el juego.

Stardrone

En el modo Comet Rush podremos embestir a los enemigos mejorando combos y ganando puntos

Los primeros niveles son muy sencillos y básicamente nos enseñan la mecánica con total seguridad. Pero a partir del nivel 10 o así las cosas empiezan a complicarse exponencialmente. Hay niveles donde un mísero fallo después de haber hecho varios giros milimétricos durante cinco minutos nos hará sentir ganas de lanzar el mando por los aires. Eso sí, hay algo que normalmente nos motiva a volverlo a intentar y a mi se me han hecho “las tantas” varias veces con eso de “venga, esta vez es la buena”. En el siguiente video podéis ver la precisión necesaria en ciertos niveles más avanzados:

Y eso que yo he jugado en una de las velocidades más bajas. La velocidad se puede cambiar a elección del usuario, permitiendo la rejugabilidad cuando seamos capaces de tener los reflejos de Karate Kid cazando moscas con palillos. A mayor velocidad, más posibilidades de conseguir puntos y superar a los colegas (mientras nos dejamos la vista -y un montón de adrenalina- en realizar dicha proeza de perfección sin parangón).

Por suerte, la precisión con el Move es muy buena. Apuntamos hacia la televisión para indicar donde agarrarnos, pero no tenemos que apuntar justo encima del cacharro sinó que con que pulsemos cerca ya lanzará el gancho contra aquel lugar “agarrable” más cercano al puntero. El control responde muy bien en este sentido…. pero nuestro cerebro no tanto y estoy seguro que más de uno puede llegarse a frustrar con la dificultad.

Existen también una serie de power-ups que nos darán propiedades como, por ejemplo, atraer estrellas cercanas o poder lanzarnos contra los bichos inmediatamente sin tener que maniobrar.

Stardrone

Pinchos, misiles que nos persiguen, estrellitas y rebotadores de pinball en una misma pantalla... una combinación realmente peculiar. Me deja tranquilo el pensar que vamos en una sonda sin control

Gráficamente el juego cumple con su función, con un acompañamiento sonoro decente. La idea original era también hacer uso del 3D estereoscópico, que estará disponible más adelante mediante un parche. Se trata, sinceramente, de un juego interesante de ver y, si no sabes de que va, harán que más de uno a tu lado ponga cara de interrogante y se quede himnotizado ante tal demostración psicodélica. Todo sucede muy rápido.

Conclusión

Stardrone es un juego para jugones hard-core y amantes de los arcades. Tiene un gran potencial gratificante si somos capaces de mantener una atención sensorial y de reflejos muy alta. La dificultad es elevada, hecho que nos hará tener que empezar los niveles una y otra vez, al más puro estilo Super Meat Boy, donde un ligero desajuste en nuestra precisión con el control nos puede suponer la muerte. Es todo un reto para aquellos que disfrutan de los arcade con una mecánica ciertamente innovadora.

Pero estoy seguro que genera tantos amantes como detractores, ya que dicha dificultad no está al alcance de todos y tener que reintentar mucho un nivel puede hacer que uno llegue a aburrirse.

Stardrone

Ideal para amantes de los arcades psicodélicos. Absténganse borrachos sin reflejos

Lo mejor:

  • Mecánica innovadora y buen diseño de niveles.
  • Objetivos variados.
  • Excelente control con el mando “Move”.
  • Velocidad regulable, para todos los gustos y rozando lo imposible para los masocas.
  • Trepidante y gratificante, especialmente después de una serie de maniobras complicadas realizadas con éxito.
  • Rejugable para mejorar puntuaciones.

Lo peor:

  • Algunos niveles pueden resultar algo monótonos.
  • Dificultad muy elevada, incluso a la velocidad más lenta.
  • Morir en un nivel largo es frustrante.
  • Los niveles son los mismos que en la versión del PC, por lo que si ya jugaste a esa versión igual no te aporta nada nuevo.

Ficha

Distribución: PSN

Distribuidor: Beatshapers

Desarrollador: Orb Games (PC) / Beatshapers (PS3)

Precio: 7.99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *