StarDrone Extreme (PS Vita)

A los de Beatshapers les encanta reaprovechar los juegos y reeditarlos en las plataformas de última generación, así que no es de extrañar que aparezcan en esta época temprana de la PlayStation Vita para traernos de nuevo a StarDrone, del que os hablamos hace un año.

Así pues, si ya hemos jugado a dicho título, StarDrone Extreme no aportará apenas novedades más que el poder controlar la sonda usando nuestros dedos por la flamante pantalla OLED de la PS Vita, en lugar de usar un mando PlayStation Move o el controlador.

Y si no lo hemos hecho, esta es la ocasión para jugar a un título con una mecánica diferente en nuestros desplazamientos matutinos, especialmente gracias a un precio que se sale de la norma habitual de PSN (para mejor, claro).

Si queréis conocer el juego en detalle, os animamos a leer nuestro análisis de StarDrone. En resumidas cuentas, nuestra misión es controlar una sonda que avanza sin control usando una especie de ganchos para agarrarse a unos circulos flotantes y así poder girar, a medida que iluminamos estrellitas o destruimos enemigos.

StarDrone Extreme cuenta con unos 60 niveles, algunos más que la versión original para PS3, de dificultad variable. Y cuando decimos “variable”, no nos referimos a que es creciente ya que de vez en cuando tendremos que superar niveles con picos de dificultad donde el más mínimo fallo puede provocarnos el instinto de lanzar la PS Vita por la ventana del tren (pero no lo haremos, que no es precisamente barata).

Eso sí, los de Beatshapers han encontrado la situación ideal para resolver nuestras frustaciones. Por un módico precio de 0,99 euros podemos comprar un pase que nos permite saltarnos el nivel, en lo que parece que se está convirtiendo en un modelo de los juegos de PS Vita (ya vimos algo similar en MotorStorm RC, por ejemplo).

Lo malo es la forma en que esta opción se presenta por primera vez, casi de escondidas. [actualizado: Beatshapers ha rectificado y el pase es ahora gratis]. A partir de un cierto nivel, cuando muramos se nos plantea la opción de pasar directamente al siguiente. Si en un momento de desesperación así lo deseamos, es entonces cuando se presenta la oportunidad de comprar el pase. Eso puede llegar a ser molesto y retrasa el reintentar el nivel.

El hecho de controlar la sonda con el dedo puede hacer pensar que el control es algo más sencillo que en el StarDrone original. Sin embargo, personalmente creo que el dedo puede llegar a molestar, ocupando parte de la pantalla cuando queremos girar, algo que no agradeceremos cuando lo que se requiere es precisión. El mando PS Move es mejor para esto ya que, a parte de no tener que poner el cursor justo encima de los chismes que nos hacen girar, con solo apretar un botón el gancho se agarra al girador más cercano, hecho que permite calcular mejor el ángulo de giro.

Lo bueno de StarDrone Extreme, es que los niveles por lo general son más bien cortos, cosa que hace que sea un buen acompañante para pasar los tiempos muertos. Dudo que alguien se dedique a intentar superar los tiempos que se marcan para cada nivel, porque la tarea se acerca a lo imposible. Si eres de esos, probablemente no estés leyendo este análisis y estés jugando obsesivamente al juego.

Además, si te has quedado sin batería en la PS Vita, tienes la oportunidad de continuar la partida en la PS3 gracias al crossplay.

Conclusión

StarDrone Extreme es una reedición del juego que ya vimos en PSN hace un año, StarDrone. Con una mecánica diferente y niveles cortos, el juego nos puede mantener entretenidos un buen rato. Sin embargo, el control en PS Vita usando el dedo a veces puede ocultar parte de la pantalla, provocando errores que nos pueden costar la partida. Teniendo en cuenta que ciertos niveles son muy complicados, puede que terminemos frustrados.

Para solucionar esto, nos proponen la posibilidad de comprar un pase por algo menos de un euro, cosa que encarecerá el valor del juego (y hará que pasemos menos tiempo con él). Por suerte, StarDrone Extreme cuesta 3,99 euros, un precio más popular al que no estamos acostumbrados para PSN.

Lo bueno:

  • Mecánica diferente.
  • Precio atractivo.
  • Crossplay PS Vita – PS3
  • Adictivo.

Lo malo:

  • Pero frustrante a veces.
  • Arrastrar el dedo por la pantalla puede molestar nuestra visión.
  • Lo mismo si ya tienes el juego en PSN.
  • Pagar por el pasa-niveles.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *