Star Raiders

El pasado miércoles 11 de Mayo salió un juego que seguro que los más mayores del lugar recuerdan. Este juego, desarrollado por Incinerator Games y publicado por Atari, consiste en un remake de un juego de Atari 800 del 1982 que tenía el mismo nombre y que siendo el primer juego de combates espaciales, se convirtió en la base de juegos posteriores como Wing Commander o X-Wing.

Después de una breve introducción pasamos a recibir los primeros informes de batalla de nuestros superiores. En ellos se nos explica la situación de guerra que estamos viviendo con los Zylons, enemigos de la libertad y la comunión entre razas (exageración dramática por mi parte). 

Star Raiders

El juego nos ofrece un pequeño tablero galáctico donde se nos enseña los conflictos abiertos en ese momento. Estas misiones pueden ir desde eliminar a todos los enemigos presentes, proteger un crucero aliado, o destruir una fragata enemiga. Nosotros tendremos que superar estas misiones de una en una, y una vez superadas las que se nos ofrecían en un principio se nos abrirán otras tantas.

Cada misión se desarrollará en una zona de juego aparantemente grande como para que solamente nos centremos en destruir a los enemigos. Aunque eso no quita que nos pueda cortar un poco el rollo cuando persiguiendo a un enemigo nos sale el aviso que estamos saliendo de la zona de juego.

Un punto muy interesante es nuestra nave. Además de los lógicos controles de aceleración y freno, tiene también el de accionar contramedidas para los misiles que nos disparen. Además nuestra nave tiene la capacidad de transformarse en función de la situación que requiera la batalla, algo parecido a lo que pasaba en la serie de dibujos Robotech. Hay 3 modos disponibles para la nave que podemos configurar, seleccionando las armas secundarias, antes de iniciar cada misión: Attack Mode, que es el modo básico y permite atacar a los enemigos con sus misiles perseguidores. Assault Mode, donde la nave es un poco más lenta pero nuestras armas llegarán un poco más lejos. Finalmente, el Turret Mode, donde la nave se quedará fija en un espacio pero nos ofrecerá una ametralladora Gatling más potente y con un mayor alcance.

La verdad es que estos 3 modos de vuelo nos ofrecen a nivel estratégico muchas más posibilidades. Si por ejemplo, tenemos una misión de proteger un crucero aliado sería inteligente optar por el Turret Mode cerca del crucero y destruir todo lo que se acerque. Sin embargo, a la hora de la verdad creo que todo el mundo acabaría eligiendo el Attack Mode como el modo favorito: Esto se debe a que nos permite volar con velocidad, perseguir las naves enemigas, y dispararles con los misiles perseguidores a lo Top Gun. Los otros dos modos son menos entretenidos.

En cada misión iremos obteniendo puntos, ya sea destruyendo Zylons o disparando a unas minas repartidas por el espacio que nos reportan puntos. Con estos puntos podremos comprar nuevas armas y mejoras para cada uno de los 3 modos de la nave. Esto nos da la posibilidad de mejorar uno de los 3 modos al máximo o distribuirlo poco a poco entre los 3.

 

La I.A de los enemigos la verdad es que deja bastante que desear. Los enemigos parece que tienen un patrón de conducta fijo que a veces puede ser desesperante: Siempre están revoloteando a nuestro alrededor sin apenas dispararnos. A veces alguno se acerca un poco, otras alguno se llena de valor y osa dispararnos, pero la verdad es que no hay ningún reto en sobrevivir a este tipo de ataque. Incluso en las misiones de proteger a los cruceros aliados, parece que cumplamos mejor la misión si nos alejamos de los cruceros porque los Zylons nos seguirán a nosotros en vez de atacar al crucero…

Otro problema que he encontrado, aunque mucho menor, es que se echa de menos unos aparatos de navegación más fáciles de leer. Algunas veces empezamos a perseguir alguna nave y empezamos a dar vueltas por el espacio. Al terminar realmente tenemos que encontrar algún punto visual de referencia como un asteroide o un planeta para podernos ubicar. Aunque tenemos un mapa en una esquina no termina de ser de mucha ayuda. 

 Si a esto le sumamos el hecho de que algunas veces nuestra nave parece ser superfuerte y no puede ser destruida ni chocando a toda velocidad con un asteroide (comprobado), la mayoría de misiones se reduce a ir destruyendo a nuestro ritmo a todo enemigo que esté en pantalla. No tiene mucha más complicación.

 

A nivel técnico el juego está muy bien elaborado. Unos gráficos muy bien hechos y unos efectos luminosos muy conseguidos. Sin olvidarnos lo espectaculares que llegan a ser algunos escenarios. Los sonidos, propios de una batalla, se reducen casi todos a los que produce nuestra propia nave. Son unos efectos muy buenos, pero no nos sobrecoge ninguna explosión sorpresa de algún enemigo, o los disparos de alguna fragata enemiga.

Conclusión

Star Raiders sabe mal que no termine de cuajar. El motivo es que tiene muchos elementos interesantes como los 3 modos de nave disponibles, o la factura técnica, que es elevada. Pero todo lo que podía aspirar a ofrecer se esfuma en cuanto jugamos unas cuantas partidas y vemos que la leve I.A de los enemigos y lo repetitivo de las misiones nos va impedir sacarle todo el jugo que queríamos.
Desde luego que no está hecho para los jugadores más exigentes, pero quizá han bajado demasiado el listón del nivel de dificultad.

Ficha

  • Desarrollo: Incinerator Games
  • Distribución: Atari
  • Lanzamiento: 11-05-11 (XBLA) / 11-05-11 (PSN) /11-05-11 (Steam)
  • Idioma: Español
  • Precio: 800 MSP (XBLA) / 10€ (PSN) /9'99€ (Steam)

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *