Sports Island Freedom para Kinect

Los títulos deportivos son, sin duda, de los que más y mejor se prestan a sistemas de juego como Wii, Kinect o Move. Otra cosa es que la jugada salga bien y la jugabilidad esté a la altura de los deportes representados. Hudson no es nueva en esto, y tras probar suerte en Wii con su Deca Sports (Sports Island en Europa) ahora decide aprovechar las prestaciones de Kinect para desarrollar un juego con las mismas características que el de la consola de Nintendo. Veamos si consigue llevarse el oro, la plata o el bronce.

Sports Island Freedom

Lo primero que hay que destacar en Sports Island Freedom es la variedad de deportes que nos ofrece, un total de 10 disciplinas que de primeras parecen ofrecer diversión y variedad para unas cuantas semanas. Cada deporte podremos jugarlo en un modo liga, torneo o partida rápida. Conforme vayamos avanzando en dichas competiciones iremos acumulando puntos que decidirán, al finalizar los diez deportes, quién es el campeón. Esto dará pié a desbloquear nuevas dificultades de juego. Hay que decir que las primeras partidas serán un juego de niños, dejando la IA de la máquina a niveles de parvulario. Así que no os desesperéis en juegos como el paintball o el tennis, más adelante os pondrán las cosas más duras.

Los deportes que incluye Sports Island Freedom son los siguientes: tenis, volley playa, tiro con arco, kendo, patinaje artístico, dodge ball, snowboard, paintball, boxeo y esquí.

Sports Island Freedom

Visto así y como decíamos antes, el abanico que ofrece es muy variado y hace pensar que no vamos a aburrirnos entre tanto deporte. Sobretodo en deportes no tan conocidos o incluidos en juegos de este tipo como pueden ser el patinaje o el paintball (si se le puede llamar deporte). El problema llega cuando el control no responde como uno espera. Puede ser que de primeras sea un juego que parezca destinado a un público más infantil. Ya sea por su dificultad asequible o por un grafismo que utiliza los avatares de 360 para alejarse de la realidad. Aún así un juego deportivo requiere de un control preciso y en este caso no acabo de entender como algunos deportes están tan bien adaptados a Kinect y otros pueden llegar a desesperarnos, ya sea por sus movimientos rebuscados para controlar nuestro avatar (veáse el paintball) o porque el juego no responde como debería a la hora de captar nuestros movimientos. El tiro con arco por ejemplo se maneja con una perfección ejemplar, pero luego llega la hora de jugar al dodge ball, y el desfase que hay entre lo que nosotros hacemos y lo que hace nuestro personaje va a hacer que perdamos muchos puntos y nos llevemos una buena ristra de balonazos en la cara. En el caso de tenis el lag es menor pero existe, este modo se puede disputar sin muchas complicaciones y los movimientos son bastante intuitivos. En el beach volley en cambio volveremos a sufrir con el control y sobretodo con el sistema de cámaras. En el kendo y el boxeo ocurre un poco como en el tenis, hay lag pero permite jugar más o menos bien. El patinaje artístico es otra de las modalidades a destacar y es un sistema que se podría incorporar, por ejemplo, en un juego de baloncesto a la hora de ralizar mates en un concurso del All-Star. Nuestro personaje va deslizándose por el hielo mientras va pasando por zonas marcadas con una silueta que deberemos imitar, ya sean saltos o aguantar posturas el mayor tiempo posible. Lástima que no ofrezca mucho más que eso, pero la respuesta es muy buena en este caso. El esquí y el snowboard son dos deportes que se prestan a la perfección al control de Kinect, no es de extrañar que hayan salido en poco tiempo varios juegos representando concretamente el snowboard. En cambio aquí el juego vuelve a pecar de un reconocimiento de movimientos tosco. No tenemos la sensación de estar todo lo dentro del juego que deberíamos.

Sports Island Freedom

Los menús, algo que siempre me gusta destacar en juegos de Kinect, tampoco son de mi agrado. Vale que nos son demasiado complicados de manejar, pero no aprovecha las características de Kinect como debería para ofrecer un control más intuitivo.

Conclusión

En definitiva, un título que te deja a medias. Por un lado ofrece una muy buena variedad de deportes que hace esperanzar al jugador con buenas horas de juego futuras, pero que conforme vas probando cada uno de los diez deportes diferentes vas haciéndote tu lista de “enemigos” dejando la balanza de los juegos divertidos del lado perdedor para darle el oro a la lista de juegos con controles bruscos, complicados o poco precisos. Una verdadera lástima porque no es cuestión de “un quiero y no puedo” por parte de Kinect, sino más bién “un quiero y no se como hacerlo” por parte de los desarrolladores, o quizás una simple cuestión de prisas por sacar un juego aprovechando el lanzamiento del periférico de Microsoft. Una pequeña decepción.

Sports Island Freedom

Lo mejor

· Gran variedad de deportes a jugar.

· Posibilidad de desbloquear cosas, aunque no sean muchas.

· Dar opción de jugar a deportes más minoritarios como el Kendo o el patinaje sobre hielo.

Lo peor

· El control, ya sea por rebuscado en algunos momentos como por ser impreciso.

· Pese a tener diez deportes se echan en falta algunas disciplinas de atletismo, fútbol o baloncesto.

· Aunque cuenta con modo online, encontrar partidas es bastante complicado. Esperemos que sea por la corta edad que tiene el juego.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *