Need For Speed Most Wanted (Sobremesa edition)

Need-for-Speed-Most-Wanted-Image-

Para los más necesitados de velocidad, llega la nueva entrega de Need For Speed, repitiendo coletilla: Need For Speed Most Wanted nos pone al volante de los bólidos reales, más caros y más rápido posibles para conseguir ser los pilotos más buscados de la ciudad, Fairhaven.

Criterion ha sido la encargada esta vez, de desarrollar ésta entrega, en la que notamos la experiencia del estudio con el género (la saga Burnout, y una de las anteriores entregas de ésta misma, NFS Hot Pursuit) pero, ¿Habrá conseguido devolver el brillo a la saga?


Aparecemos en medio de Fairhaven, con nada más en nuestro bolsillo que un veloz coche, ¿Pero que más necesitamos para convertirnos en los corredores más buscados de la ciudad? Un coche aún más rápido. Desde un buen inicio nuestra motivación será conseguir puntos SP para competir contra los Most Wanted y hacernos con sus coches al estrellarlos contra algo (vamos, un takedown de toda la vida); para ello podremos realizar las 5 carreras asociadas a cada coche, haciendo un total de 61 carreras, pero será en las persecuciones donde saquemos muchos más puntos.

Junto con los puntos, cada carrera desbloqueará mejoras para nuestros coches, según la posición obtenida al finalizar: neumáticos 4×4 para cuando estemos lejos del asfalto, neumáticos de pista para el resto de momentos, o incluso hinchables para cuando a la policía les dé por ponernos las cosas difíciles. Carrocerías más resistentes o más aerodinámicas, transmisión más largas o cortas, para conseguir velocidad punta o aceleración, inyección o descarga de nitro, que nos dará más velocidad a lo largo de unos segundos, o un subidón de velocidad de golpe respectivamente. Todo lo necesario para configurar los reglajes a nuestro gusto y adecuarnos a los diferentes modos (ojo, que va a ser necesario cambiarlos de verdad, según si necesitamos ir por asfalto, por fuera, necesitamos velocidad punta o agarre para derrapar). El único pero es que como va siendo costumbre últimamente, no podremos cambiar el aspecto visual de nuestro coche, más allá del color que cambiará a otro diferente cada vez que pasemos por la tienda de reparación (a lo Burnout, sí), mientras que durante el online podremos lucir el color que queramos (siempre que lo tengamos desbloqueado); por lo que adiós otra vez a los vinilos, faldones y demás características tuneras de las carreras callejeras.

Toca presentar la nueva interfaz de Need For Speed que, con tal de ofrecer una experiencia más fluida, Criterion ha implementado. Es llamada EasyDrive y podremos acceder a ella sin siquiera tener que frenar el coche o poner pausa a nuestra partida. Nos hace ganar tiempo, y podemos gestionar todos los aspectos del juego con cuatro movimientos de stick, al navegar por el menú desplegable con total rapidez: Empezar una carrera, repetir la anterior carrera, cambiar nuestras prestaciones, cambiar de coche directamente…

Aunque también tiene su desventaja, al ser un menú ingame, si algún coche nos derriba, o llegásemos a estrellarnos, o incluso la policía nos detiene, mientras estamos navegando por el menú (cambiando las ruedas por ejemplo, para adaptarnos mejor) no tan solo perdernos el tiempo de la cinemática, si no que deberemos volver a navegar de cero hasta la opción; además tiene un temporizador por inactividad, por lo que si estamos invirtiendo el tiempo en leer las prestaciones de la nueva equipación, los requisitos para mejorar la equipación a PRO o pensando qué nos conviene más, se nos puede llegar a cerrar el menú.

Desde Hot Pursuit, contamos con la herramienta de Autolog, que nos permite llevar al dedillo todo tipo de cuentas y records que hayamos realizado, desde los quilómetros recorridos hasta cuantos coches de policía hemos llevado al desguace. Esta vez la herramienta se ha mejorado (a Autolog 2.0 en un alarde de originalidad) incluyendo todo tipo de datos referentes a los coleccionables: cuantos radares hemos hecho saltar, la velocidad a la que íbamos nosotros y nuestros amigos, la longitud de cada salto que realizamos al reventar los carteles (a los que podemos incluir una foto personalizada des de la web de autolog, para que aparezca nuestro jeto en los carteles de nuestros colegas, que por defecto mostrará nuestro avatar). Todos estos datos se mostrarán ingame al realizar las acciones, fomentando el pique social con el resto de jugadores conocidos que jueguen a NFS, ya que la herramienta nos propondrá hitos y carreras que nuestros semejantes hayan realizado o mejorado, habilidad que ya poseía en otras entregas, pero podremos visualizarlos también en http://www.needforspeed.com/es_ES/autolog/ .

Esta herramienta social era el multijugador hasta ahora, pero en NFSMW podremos a la vez, recorrer las calles en modo libre con amigos online u otros jugadores, mientras les retamos a Speed Lists, o simplemente nos empotramos en sus parachoques.

Estas listas son grupos de 5 desafíos que marcará el líder de la sesión. Pueden ser carreras, carreras por equipos, pero también modos mucho más alejados de lo que podemos pensar como quien salta más metros des de un cierto punto, quien aguanta más tiempo aparcado en un estrecho espacio, mientras los demás luchan por meterse en dicho espacio o incluso quien es el que más veces consigue hundirse en el lago; algunos más originales que otros, pero con una gran diversidad. Todo ello desde la fluidez necesaria para poder circular con normalidad, pero no esperéis juego limpio en las peligrosas calles online para llegar a ser el Most Wanted.

Conclusiones


Sin duda podemos decir que la esencia Need For Speed se puede apreciar mucho más que en previos lanzamientos, pero nos falta poder dar al coche un aspecto más personal y alguna motivación más que llegar a ser el primero de una lista. Aun así cumple y consigue acercar más la saga a su lugar, con un entretenido online que puede dar muchas más horas de sí que el singleplayer, donde una vez terminadas las carreras solamente nos quedarán los coleccionables: encontrar los puntos de cambios restantes, destrozar los carteles con la cara de nuestros colegas, hacer saltar todos los radares, o destruir todas las vallas de seguridad.

Criterion dice que no, pero esta entrega huele a Burnout… y aun así, eso no es malo, puesto que Paradise fue un referente en su momento. Esperemos que Criterion se porte tan bien con los DLCs de NFS como los de Burnout. Personalmente, echo de menos la gestión del dinero al comprar nuevas piezas y vehículos.

Lo mejor

  • La diversión de dejar atrás a los policías y las carreras ilegales… el espíritu de las anteriores entregas se deja ver de nuevo en Most Wanted.
  • El pique social que nos aporta Autolog, que ahora recoge todos los datos posibles… no podremos soltar ventosidades en el coche sin que quede registrado en la herramienta. Y se agradece también un online divertido como éste.
  • EasyDrive tiene sus pegas, pero consigue que la gestión de casi todos los aspectos del juego se haga de una forma tan rápida y eficaz, que no perderemos el tiempo navegando por múltiples menús…

Lo peor

  • … pero entonces llegan los tiempos de carga previos a carreras y otros eventos que se llevan por delante este intento de fluidez.
  • Seguimos sin poder personalizar los múltiples aspectos visuales que sí nos permitían antiguas entregas como su tocaya versión.
  • Se echa de menos una opción con la que repetir la carrera al terminar en una posición no deseada. Al no haberlo, tenemos que comernos el tiempo postcarrera, navegar por el menú, y volver a esperar a cargar la carrera de nuevo.

Ficha

  • Desarrollo: Criterion Games
  • Distribución: Electronic Arts
  • Lanzamiento: 31/10/12
  • Idioma: Español
  • Precio: 69.95€

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Buen análisis, muy de acuerdo en lo del menú autolog que desaparece cada dos por tres jajaja
    Para mi lo que le sigue faltando a este juego es una historia como la que tenía el anterior Most Wanted. Aquella casi película con Mia, Razor y compañía motivaba bastante. Por desgracia hoy en día dedican mucho más al online, que a mi particularmente en este juego me aburre un poco, porque te metes y parece que entras en un torneo medieval de dar vueltas y derribar a los demás todo el rato…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *