Spare Parts

Cuando ves el teaser tráiler de Spare Parts tienes buenas vibraciones respecto a lo que te ofrece, aparentemente un juego cooperativo divertido y alocado, con dos robots amigos pero que disfrutan “puteandose” mutuamente.

Ahora nos toca analizaros este juego, confirmaros si el juego apunta tan buenas maneras como parece y es una buena adquisición, o si por el contrario acaba siendo un cumulo de buenas ideas que no llegan a buen puerto.

Cuando empiezas a jugar a Spare Parts te vienen dos nombres a la cabeza, Ratchet & Clank y Lego, por un lado tenemos una estética y movimientos que nos recuerdan por momentos a la saga de Insomniac, y por otro la mecánica de juego tiene algunos paralelismos con los juegos de la saga Lego de Traveller’s Tales.
La historia del juego es simple, somos dos robots que debemos intentar encontrar las piezas necesarias para reparar una nave espacial, y escapar del planeta extraño en que nos encontramos. Esto no sería demasiado heroico o épico si no tuviéramos que luchar contra cientos de secuaces de Lord Krung, una especie de Darth Vader cabezón como el de peli “Space Balls”, que intentarán destruirnos en todo momento porque quiere robar los modernos componentes de la nave espacial.

Spare Parts

El primer gran problema que encontramos es que el juego no está ni doblado, ni traducido, ni subtitulado… con lo que o tienes un cierto nivel de Inglés para entender la voz de la computadora de la nave espacial (cuya voz ha sido cedida por Simon Pegg), o te costará seguir la historia… aunque para ser sinceros, no se necesita entender mucho de lo que nos va explicando la computadora para saber avanzar en el juego.
Si este fuera el único problema del juego podríamos estar más que contentos de gastarnos los 800 MPS que vale comprar el juego. Al fin y al cabo en España estuvimos muchos años con juegos sin traducir y no se nos cayeron los anillos.

Spare Parts tiene multitud de problemas que van desde los conceptos más básicos de un videojuego, hasta detalles sin demasiada importancia, por momentos da la sensación que los chicos de Bright Light no han tenido muy claro por dónde enfocar el juego y desde luego no lo han testeado lo suficiente como para ponerlo a la venta… tiene algunos bugs injustificables de los que hablaré un poco más adelante.
Para empezar el control se antoja un poco impreciso, no es algo alarmante ya que no tardas demasiado en acostumbrarte, pero que algo tan básico para un videojuego no esté cuidado al detalle es algo que siempre me ha molestado de forma notable.

Spare Parts

Como comentaba al inicio del artículo viendo el video promocional piensas que te encontraras un juego cooperativo divertido y alocado, con unos robots simpáticos que no dejan de “putearse” entre ellos, pero… nada más lejos de la realidad. El aparente tono humorístico del título es prácticamente nulo, algunos enemigos tienen un aspecto medio gracioso y los robots se parten el ojete por alguna razón inexplicable cada vez que terminamos una pantalla…. Y ahí acaba todo el “humor” del juego. Si a ello le sumamos que nuestros queridos robots Mar-T y Chip no tienen ni pizca de carisma, y que la cooperación es prácticamente inexistente… nos encontramos ante el video promocional mas engañoso de la historia O_o

A ello hay que sumarle que el juego es sumamente repetitivo, sin suponer prácticamente ningún tipo de reto. Nos limitaremos a ir avanzando, entre plataformas facilonas y “puzzles” sumamente simples a través de unos diseños de niveles muy poco inspirados.

Spare Parts

A la hora de luchar contaremos con un numero notable de movimientos… pero que son innecesarios, ya que aporreando el botón de ataque con el golpe simple acabaremos con el 90% de los enemigos sin despeinarnos. En el caso de sucumbir a las fuerzas de Lord Krung no habrá demasiado problema, la penalización por morir es mínima, tienes vidas infinitas y apareces justo al lado de donde habías muerto, el único inconveniente es que perderás 400 monedas…. Pero incluso a veces puedes llegar a recogerlas de nuevo!

Nuestros robots encontrarán nuevas habilidades durante la partida en forma de: botas magnéticas para caminar por paredes de hierro, botas con propulsores para volar por unos segundos, brazos más fuertes para mover o romper rocas, brazos con nano máquinas para accionar maquinas y un escáner óptico que nos permite descubrir donde podemos usar estas nuevas habilidades.

Spare Parts

Estas habilidades permitirán acceder a zonas a las que sería imposible llegar sin ellas, por lo que se nos obliga a repetir todas las zonas de juego para poder recaudar el total de piezas de la nave, aunque no es necesario tenerlas todas para acabar la aventura. Lo curioso es que estas habilidades cuentan con upgrades que deberemos canjear por monedas en la nave espacial… pero estos upgrades en su mayoría suponen una mejora mínima o nula, por lo que realmente solo vale la pena hacer un par de ellas…
Estas habilidades nos llevan a uno de los problemas derivados del poco testeo del juego que existen, y es que en ocasiones tendremos que situarnos en una posición sumamente precisa para poder usar la habilidad en puntos clave para avanzar… un poco como las aventuras point & click de los 90, siendo desesperante en alguna ocasión.

Pero, lo curioso es que en ocasiones si no escaneamos antes un objeto, aunque usemos la habilidad adecuada no surtirá efecto… ¿Un bug o algo buscado por los programadores? Al ser sólo en ocasiones puntuales me inclino por lo primero, pero de todos modos es un coñazo encontrarse con estas situaciones.

El peor de los bugs que encontré, sin duda fue hacía el final de la aventura, durante el combate contra Lord Krung hay que usar una de nuestras habilidades para activar una serie de interruptores y así desproteger a nuestro enemigo… el problema es que en ocasiones por alguna razón alguno de los interruptores no funciona, por lo que no puedes avanzar en tu combate… y la única solución que te queda es salir de la partida y volver a empezar la lucha. Una chapuza, ¿verdad? Pues si os digo que debes activar todos los interruptores unas 3 veces y que en cualquiera de las iteraciones puede ocurrirte el bug, imaginad la desesperación que te sufres cuando te ocurre una vez tras otra, sobretodo si no sabes que es un error y te dedicas durante media hora a dar vueltas y probar cualquier cosa por absurda que parezca buscando una solución… en fin, un despropósito.

Una de las cosas más curiosas que tiene el juego, es que estando supuestamente orientado cooperativo… es mejor jugarlo solo!! ¿Por qué? Básicamente porque la cooperación durante la aventura es mínima, sin aportar prácticamente nada jugable al juego, y por el hecho de que al usar una cámara fija y que la pantalla no se divide, en ocasiones quedaremos fuera del ángulo de la cámara y no sabremos donde estamos muriendo irremediablemente, además de que al aparecer después de una muerte, puedes encontrarte directamente fuera del escenario y morir automáticamente…

Spare Parts

Para lo único que sirve el multi es para conseguir algunas piezas de la nave que solo se pueden conseguir acompañado, lo que nos permitirá conseguir uno de los logros.

En definitiva, Spare Parts es un juego que tiene muchísimos problemas que se podrían haber solucionado fácilmente, pero muchos otros que forman parte de la base jugable del juego que lastran un producto con un acabado grafico y técnico bastante correcto. Es una lástima que no siguiera el espíritu gamberrete y alocado del video promocional, ya que asi al menos seria un juego más divertido y recomendable.

Personalmente se lo recomiendo a la gente que les gusten los juegos de recaudar objetos y monedas como los de la saga Lego (entre los que me encuentro), pese a todos sus fallos, no deja de ser un juego muy económico (800 MPS), con un apartado técnico, grafico y sonoro notable, que te puede hacer pasar un buen rato. No dejan de ser 200 puntos de logros bastante fáciles de conseguir, aunque parezca una tontería… ¡¡Se de más de uno que valora esas cosas!!

Lo mejor:

  • Apartado técnico, grafico y sonoro correcto.
  • Precio económico.
  • Artísticamente el juego tiene algunos escenarios bastante interesantes.
  • 200 puntos de logros asequibles.
  • Cuando te acostumbras a los defectos puede ser un buen entretenimiento.
  • Lo peor:

  • Parece un juego de la generación NINI, ni traducción ni subtítulos.
  • Un juego cooperativo que merece más la pena jugar solo O_o.
  • Absoluta falta de carisma, una lástima porque el video parecía que los personajes tenían potencial.
  • Diseño de niveles muy simple y poco inspirado.
  • Mínimo reto para la habilidad de los jugadores.
  • Falla en muchos conceptos básicos para hacer un juego interesante.
  • Lucha final soporífera, larga, repetitiva y sin demasiada gracia.
  • Hay algunos momentos que no entiendes que tienes que hacer para avanzar.
  • Entradas relacionadas:

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *