Sonic & SEGA All-Stars Racing

Dentro del género de la velocidad hace unos años convivían placenteramente los juegos de simulación con los de arcade, entre los destacaban los de karts. De este tipo nos hemos encontrado a la saga Mario Kart, Crash Team Racing o incluso juegos de los “Teleñecos”. Sin embargo, actualmente la única franquicia que ha prevalecido con algo de calidad ha sido la del fontanero de Nintendo, quedándose el resto de consolas sin exponentes de estos juegos de velocidad.

Por suerte a SEGA se le ocurrió la idea de juntar sus juegos más emblemáticos en un título de karts, y así nació Sonic & SEGA All-Stars Racing. Tras un desarrollo en el que nadie daba un duro por el juego por fin ha salido a la venta, y toca ver si es un título que podrá rescatar el género de los karts o se quedará en un mal intento por parte de la compañía.

En la jugabilidad vamos a dejar claro algo desde el principio: no vamos a comparar este juego con Mario Kart. Dicho esto, vamos a adentrarnos en este mundo de karts.

Como os podréis imaginar, este título es puramente arcade, y se aleja por completo de la simulación. Por esto nunca tomaremos las curvas de forma tranquila y frenando para no salirnos del circuito, sino que el botón del acelerador siempre estará pulsado. Así que la mejor opción para girar consiste en derrapar, que será tan sencillo como pulsar el botón del freno junto al del acelerador, mantener ambos e ir girando. Este sistema es muy sencillo, y hace que todas las carreras sean rápidas y no se pierda ni un segundo de velocidad. De hecho, este sistema puede recordar mucho al de la saga OutRun: derrapar sin parar y casi no decelarar con los choques a no ser que sean frontales.

Así puede parecer que todos tienen las mismas posibilidades y que nunca cuentan los choques, pero no es así, ya que dada la alta velocidad que siempre llevaremos perder un poco de velocidad puede hacer que perdamos posiciones. Además, el sistema de juego se centra casi por completo en dos elementos: el turbo y las armas.

En cuanto a lo primero, hay que decir que está íntimamente relacionado con los derrapes y todas las acciones que podemos hacer, ya que casi cualquier cosa que realicemos nos dará turbo. Pero no todos serán iguales, ya que habrá diferentes niveles de turbo que se podrán ir cargando. Así, si realizamos un derrape largo empezaremos a ganar turbo que podrá aumentar hasta el nivel tres. Lo mismo pasa con los trucos aéreos (que se hacen con el botón de derrape en el aire), lo que hace que cualquier momento sea bueno para ir ganando más impulso. Incluso podremos empezar las competiciones con un empuje adicional si somos lo suficientemente precisos en nuestra salido. Para rematar también hay plataformas en el suelo que nos harán salir disparados, siendo fundamentales si queremos salir victoriosos de las numerosas pruebas que nos encontraremos.

La otra parte fundamental de la jugabilidad es el uso de las armas, que estarán en las cápsulas típicas de la saga Sonic. Al romper una recibiremos un artilugio de forma aleatoria que tendrá varios propósitos. Por ejemplo, los guantes de boxeo o los misiles servirán para dejar incapacitados a los rivales, las minas con forma de cono dejarán obstáculos a los competidores, las zapatillas de Sonic nos darán un gran impulso, la estrella hará que veamos todo del revés, la burbuja nos servirá de escudo o el arco iris bloqueará nuestra visibilidad.

Si todos estos objetos son bastante variados y son todos muy útiles de una forma u otra, la verdadera joya de los artilugios es el movimiento “All-Star”, que es exclusivo para cada uno de los personajes. Este especial normalmente lo conseguiremos cuando vayamos muy rezagados  en la carrera, y casi seguro que nos pondrá práticamnte a la cabeza. ¿Y en qué consiste este objeto? Pues depende. Si controlamos a Sonic dejaremos nuestro vehículo y empezaremos a flotar a gran velocidad mientras derribamos a todos los rivales que toquemos, o si controlamos a Tails nos convertiremos en un tornado que nos dará gran velocidad y seguirá derrotando a los oponentes.

Combinando el uso del turbo con las armas lograremos unas divertidas carreras, que se ven mejoradas gracias al gran diseño de los niveles. Estos circuitos (más de 20) estarán basados en los juegos a los que pertenecen los corredores, y cada uno estará basado en zonas específicas de éstos. Por ejemplo, nos encontraremos el casio y el valle de Sonic, la ciudad de Jet Set Radio Future, el mundo de Samba de Amigo o las fases de Super Monkey Ball. Cada nivel desprenderá el estilo de cada título, pero lo que es mejor, están llenos de curvas imposibles, obstáculos personalizados e incluso loopings frenéticos. Todo esto hace que siempre nos lo pasemos en grande, y será realmente raro si nos llegamos a aburrir con este juego.

Respecto a los corredores, hay 20 en total y por desgracia no hay prácticamente diferencias entre unos y otros. Lo bueno es que representan a algunos de los juegos más emblemáticos de SEGA, y eso ya es suficiente para nosotros. Así que nos encontraremos a casi todos los personajes de Sonic con vehículos muy apropiados, uno de los taxistas de Crazy Taxi, Ryo Hazuki de Shenmue (¿significará esto que la compañía pretende revitalizar la saga?) o dos luchadores de Virtua Fighter.

En cuanto a los modos de juego nos encontraremos con dos opciones: un jugador y multijugador. Dentro del primer grupo se encuentra la verdadera miga del título, aunque para ser sinceros las opciones de juego podrían haber sido un poco más amplias. Pero bueno, lo mejor es ir explicando cada tipo de juego antes de nada.

El más típico será el conocido “Carrera rápida”, donde elegiremos un circuito a placer para competir. Luego está “Prueba de tiempo”, donde lucharemos contra el crono en los niveles que escojamos. Algo bueno de esta modalidad es que las puntuaciones se pueden subir a internet para ver quién es el mejor del mundo, además de poder competir contra sus fantasmas. Para rematar también hay un fantasma de élite que hará un tiempo muy bueno, aunque no nos costará mucho derrotarle. El tercer modo es “Gran Premio”, donde participaremos en torneos compuestos por cuatro carreras.

Por último nos encontramos el alma de la fieta: “Misiones”. Aquí nos enfrentaremos a 64 retos variados en los que se nos obligará a jugar con un personaje concreto en un circuito predeterminado. Estas misiones pueden consistir en recoger anillos, destruir objetos del escenario, derrapar durante un tiempo determinado, un gran premio o una carrera, usar el movimiento “All-Star” de algún corredor, etc. Son retos variados que nos entretendrán durante una buena cantidad de horas. Además, el hecho de que se nos dé un puntuación hará que las rejugamos hasta que consigamos la más alta en las 64 misiones.

Como complemento tenemos el modo multijugador, que nos permitirá jugar partidas a pantalla partida con hasta otros 3 amigos (toda una delicia teniendo en cuenta que es algo que escasea mucho últimamente) o hasta 8 usuarios podrán participar en las pruebas de forma online. La verdad es que nos ha sorprendido que haya abundantes partidas y que al menos en su versión de Playstation 3 la conexión sea muy buena.

En todos los modos (sean para un jugador o no) iremos ganando “Millas Sega”, con las que podremos comprar personajes, circuitos y música (cuando empecemos el juego no habrá demasiadas cosas desbloqueadas), lo que nos permite tener una sensación de avance constante.

Hasta ahora hemos dicho solo cosas buenas, pero lo cierto es que hay algunos fallitos. Por ejemplo, en algunos circuitos podremos atravesar el suelo y perder unos segundos preciados (no será habitual pero molesta), además de que en líneas generales, y a pesar de sus tres niveles de dificultad, todo parece relativamente fácil, lo que hace indicar que éste es un juego destinado también a los más pequeños aparte de los seguidores de la compañía.

En cuanto al apartado gráfico, la verdad es que nos hemos llevado una sorpres generalizada por su calidad. Y es que ver lo bien que se mueve todo es una auténtica delicia, pero vayamos por partes.

Los personajes y sus vehículos tienen un gran modelado, respetando los modelos originales pero renovándolos a unas 3D modernas si se trata de personajes de juegos antiguos. Los circuitos también respetan los mundos a los que representan, por lo que es alucinante ver las colinas de Sonic o el colorido universo de Samba de Amigo. La sensación de velocidad también es muy buena, sobre todo al usar el turbo de forma generalizada.

Sin embargo hay una gran pega: el frame rate. Durante las carreras, y sobre todo cuando pasan muchas cosas en el circuito y el escenario notaremos tirones y unas bajadas notables del frame rate. No es algo que moleste mucho en la versión de PS3, pero podría estar mejor.

Y si en los gráficos hay algún que otro problemilla, en el aspecto sonoro nos encontramos una auténtica maravilla. Por un lado los sonidos de los vehículos están bastante bien, aunque se quedan tapados por los efectos de las armas y artilugios.

Pero si hay algo bueno es la música. Antes hemos dicho que se pueden comprar canciones en la tienda del juego, y es que todas las melodías y canciones que escuchemos a lo largo de las carreras estarán sacados de los clásicos originales en los que están basados los personajes y los escenarios. Por lo que si os gustaban los juegos que aquí aparecen se lo pasarán en grande escuchando las más de 30 canciones que oíremos a lo largo de las carreras, o si preferimos, de forma individual en la sección “Colección”.

En conclusión, Sonic & SEGA All-Stars Racing ha sido toda una sorpresa, ya que aunque parecía un título que iba a pasar solo del aprobado se ha convertido en una de las mejores opciones para los seguidores de los juegos de karts en las consolas. Porque en realidad no hay muchos exponentes de este género, y es agradable ver cómo todavía nos pueden hacer disfrutar las carreras de este tipo.

No vamos a negar que el juego no es perfecto (no es original y podría haber tenido algo más de profundidad en su jugabilidad y los modos de juego), pero su diversión es tan alta que pasaréis por alto estos pequeños fallitos en estas alocadas carreras que nos devuelven los mejores personajes de una época dorada para SEGA.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. No puedo creer q tendre yakuza 3 en 24hrs!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!1

  2. porfavor jente compren yakuza 3 para q sega lleva yakuza 4 a los demas continentes rapido. y por favor si lo compran q no sea segunda mano o alquilasion, esas cosas friegan las companias

  3. Sobre el juego, lo cierto es que me enamoró desde que probé la demo. Llevo no se cuantas millas recorridas y aun no he conseguido desbloquear todos los extras. Si tenéis la oportunidad no lo dejéis escapar, es el perfecto sustituto a Mario Kart en las consolas donde éste no existe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *