The Sly Trilogy

El género de las plataformas no es uno que haya salido muy bien parado con el cambio gerenacional, porque quitando las maravillas que nos encontramos en Wii, el resto de consolas se han quedado algo pobres en este aspecto. Por suerte, gracias a la moda actual de actualizar juegos de la anterior generación a la Alta Definición este género regresa con fuerza a PS3 con la trilogía de una de las mejores sagas de PS2: Sly Racoon. Así, en un s0lo Blu-Ray disfrutaremos de las maravillas del conocido mapache ladrón (a pesar de que siempre estuvo a la sombra de Jak and Daxter y Ratchet & Clank) en la colección The Sly Trilogy. ¿Estáis preparados para tres aventuras de infarto?

Logo de The Sly Trilogy

Argumentalmente hablando, la trilogía nunca ha pretendido traernos una historia compleja y llena de giros como el último proyecto de Sucker Punch, InFamous, sino que simplemente tenemos un argumento sencillito pero lleno de humor y parodias a las películas de criminales. Pero yendo por partes, los protagonistas serán Sly Cooper y su banda de ladrones, compuesta en un principio por sus amigos de toda la vida Bentley (el cerebro del equipo) y Murray (los músculos).

En cada entrega nos encontraremos con un motivo por el que la banda debe viajar por todo el mundo para acabar con el villano de turno (cuya historia personal se cuenta en desternillantes escenas 2D), ya sea para recuperar el Latronius Mapáchibus de Sly de “Los 5 Malvados”, las piezas de Clock-Werk o buscar aliados para abrir la cámara de Cooper. Como podéis ver, estas tres historias son bastante simples, pero la forma de contarlas y la carisma de los personajes hacen que se disfruten al máximo.

La banda de Sly Cooper al completo

Jugablemente hablando, sí que podemos ver una evolución a lo largo de las tres entregas, aunque siempre manteniéndose dentro del género de las plataformas con un predominio del sigilo. Así, en Sly Racoon nos encontramos con un estilo de juego que recuerda bastante al establecido por Crash Bandicoot en sus buenos tiempos (incluyendo el sistema de salud). Iremos viajando por diferentes mundos, en los cuales tendremos acceso a niveles lineales en los que podemos obtener tres elementos: las llaves (obligatorias para continuar), una caja fuerte con habilidades extra y una contrarreloj algo desafiante. Sin embargo, no todo será saltar y esquivar trampas o guardas, sino que para asegurar una variedad tendremos varios niveles especiales, como de disparos o de conducción.

Todo esto dio un cambio radical en Ladrones de Guante Blanco, ya que el mundo central deja de ser pequeño para tener un pequeño mundo abierto en el que se desarrollarán la mayoría de las misiones. Pero eso no es todo, ya que habrá una barra de salud, el sigilo será más importante con los guardias con linternas, y sobre todo, podremos seleccionar entre controlar a Sly, Bentley y Murray. Cada uno tiene sus misiones propias y habilidades, siendo Sly el mejor en el sigilo, Bentley con los gadgets y Murray con sus puños, sin olvidarnos de minijuegos excepcionales. De esta forma, la variedad aumenta considerablemente, y se pueden llegar a vivir momentos a lo “Ocenan’s Eleven” en los últimos niveles de cada localización.

Finalmente, en Honor Entre Ladrones tenemos un juego algo más continuista al mantener absolutamente todo lo visto en la anterior entrega, pero lo potencia al introducir nuevos miembros en la banda de Cooper con sus propios esquemas jugables y misiones. Así, nos encontramos con un desarrollo muchísimo más variado, haciendo que sea imposible el aburrimiento.

The Sly Trilogy. Sly en Venecia

Hasta aquí tendríamos todo lo que ya habíamos visto en PS2, ¿pero qué es lo que se ha añadido? Para empezar, cada uno de los tres juegos tendrá trofeos de manera individual, pudiendo llegar a conseguir tres platinos con un único Blu-Ray. Además, se han incluido cuatro minijuegos compatibles con strong>Playstation Move, que si bien no son nada del otro mundo, son una fuente de trofeos valiosos y pueden divertir a los más pequeños de la casa.

En el aspecto técnico, el salto a la Alta Definición es impresionante, ya que todo se ve muchísimo más nítido, y las texturas de los escenarios se han mejorado notablemente, haciendo que sea una delicia ver a Sly y su banda en el genial estilo de “cell-sadhing” que usa el juego. El único aspecto en el que no han tocado nada (o al menos lo parece) es en las escenas de vídeo en 2D, ya que están a un tamaño menor que el resto del juego, lo que podría indicar que se han dejado en la definición estándar. Para rematar, se ha añadido soporte para las 3D estereoscópicas, aunque esto no puedo deciros si está bien implementado o no.

En el sonido no se ha tocado absolutamente nada, lo cual es una excelente noticia dado el genial doblaje al castellano del que hace gala la trilogía, al igual que pasa con las deivertidas melodías.

The Sly Trilogy. Comparación entre PS2 y PS3

Resumiendo, por los 40 euros que cuesta esta recopilación os llevaréis a casa tres de los mejores juegos de la anterior generación, que pueden gustar tanto a grandes como pequeños. Además, por ese precio disfrutaréis de unas 12-15 horas para completar al máximo cada entrega, por lo que se convierte en un Blu-Ray muy apetitoso. El único motivo que os puede frenar de ir a por él es que ya tengáis las tres aventuras de Sly en PS2, ya que no hay muchos añadidos (aparte de un fantástico lavado de cara) que os pueda hacer volver a comprar los mismos juegos en una diferente plataforma. Así que si no estáis en este grupo, os gustan las plataformas y os perdisteis esta gran saga en la anterior generación no podéis dejar pasar The Sly Trilogy.

Lo mejor

Lo peor

  • Que ya tengais las tres entregas en PS2.
  • Los minijuegos no igualan la calidad de los tres títulos de Sly.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Yo lo compré cuando salió,aunque lo tengo parado por culpa de GT5,a tu pregunta de si el 3D está bien implementado,he de decir que no,aunque no fué este el motivo de la compra,por lo que he jugado con él,pinta muy bien y ofrece divertimento más allá de los típicos shooters,juegos de conducción y fifas,yo no los jugué en PS2 y me ha gustado,pero que nadie compre esperando un aspecto visual impresionante,no va por ahí,juega en otra liga,la de los juegos de toda la vida sin tantas complicaciones y basando su oferta en sus buenas virtudes,que las tiene

    • Ten en cuenta que gráficamente eran de lo mejorcito de PS2 en cuanto a colorido y demás, por lo que ahora no parecen tan buenos en ese aspecto. Pero claro, su jugabilidad sigue siendo igual de buena, y con la diversión que traen las tres entregas, como bien dices, viene muy bien para descansar de tanto FPS.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *