Silverfall, La Profecía del Señor de las Tinieblas (Edición Oro)

Silverfall

¡Amantes de los RPG! Acercaros y contemplad Silverfall, un juego que nos trasladará a un reino en el que el Señor de las Sombras ha conseguido atravesar el portal protector y ha devastado la ciudad. Los pocos supervivientes que han podido escapar se han reunido en la zona de los lagos. Desde aquí arranca nuestro viaje lleno de misiones, objetos y nuevas habilidades por descubrir. Tendremos que elegir entre la naturaleza o las máquinas y al final seremos los encargados de derrotar a las fuerzas del mal y desterrarlas para siempre.

Este juego proviene de los estudios Monte Cristo y nos lo sirve FX Interactive como no podía ser de otra forma y a un precio tremendamente bajo para lo que estamos acostumbrados. Ciertamente no es un juego novedoso, ni por historia ni por juego, pero a buen seguro nos dará muchas horas de entretenimiento.

Lo cierto es que, a primera vista, el menú del juego te deja un poco helado, no es lo que esperas. Digo esto por su simpleza y por la falta de botones, fondos espectaculares y demás cosas que podemos encontrar a día de hoy en otros títulos. En su lugar, nos encontramos con una selección de los personajes que tenemos creados, la posibilidad de crear uno nuevo y el menú de opciones de partida (comenzar, opciones, extras…). Una de las cosas que sin embargo tenemos durante todo el juego y no me convence es la fuente empleada en los menús y diálogos, que es bastante pequeña y simple, da una sensación extraña en medio de unas cuidadas ventanas y elementos del HUD.

menú del juego

Dicho esto lo primero que nos encontramos es con la imperiosa necesidad de crear un personaje protagonista de nuestras aventuras. Podremos elegir entre varias razas: humanos, elfos, hombres lagarto, enanos, goblins o trolls. Las opciones de personalización son correctas, pocas me atrevo a decir: cuatro modelos de pelo, de cara, sexo y poco más remarcable como podréis ver. Hay que decir que el hecho de elegir una raza u otra no influye en ninguno de los aspectos ni en la historia.

Una vez tenemos creado y nombrado nuestro PJ podemos comenzar. Antes de ello, se nos ofrece la posibilidad de comenzar directamente en nivel 45 en la segunda parte que es la expansión incluida dentro de esta edición oro. Si empezamos por el principio entraremos en una misión a modo de tutorial e introducción en la que veremos cómo las fuerzas del mal se están en plena invasión de Silverfall. No controlaremos en este caso a nuestro personaje, sino a uno de los ancianos de la ciudad más experimentados. Con su magia, aparte de ver las posibilidades que brinda el juego, nos adiestraremos en los controles de cámara y movimiento, que son los típicos que vemos siempre. Tendremos como el lógico las diferentes fichas de inventario, de características, de mapa, de atributos, de misiones y de menú de juego.

me lo he cargado

Una de las cosas que me ha gustado es la posibilidad de mover la información en pantalla (HUD) de la manera que nos resulte más cómoda, aunque yo personalmente lo he dejado como estaba. En pantalla precisamente dispondremos de cierta información importante. Lo que llama la atención en primer lugar es la esfera de vida/magia, muy grande para la información que ofrece aunque estéticamente queda perfecta. También podemos ver la misma información en la parte superior izquierda en forma más común. En mi experiencia he de decir que la esfera la miro poco. Acostumbrado a juegos como el Lineage II, suelo mirar más a la de arriba a la izquierda donde además aparece la información relativa a nuestros compañeros de viaje cuando los tengamos. Aparte de esto, también tenemos los accesos directos a nuestras habilidades con las teclas numéricas y un engranaje que se despliega y nos ofrece botones de acceso a todos los menús posibles que he mencionado antes, aunque una vez aprendamos seguramente emplearemos más las teclas de acceso directo.

Precisamente, el control de nuestro personaje, de la cámara y los menús, nos puede recordar al Lineage II aquellos que lo hayáis jugado. Podemos movernos con AWSD o pinchando con el ratón allí donde queremos ir y el PJ dará el rodeo correspondiente en caso de que haya un puente roto (¡ojo con esto que te puede hacer pasar por al lado de 20 enemigos como te descuides!).

Una vez acabado el tutorial comenzaremos desde los lagos la aventura con nuestro personaje. Se trata de ir hablando con NPC, consiguiendo misiones y materiales. Matando enemigos a porrillo conseguiremos subir de nivel y mejoras nuestras habilidades. En este Juego no hay restricciones, ninguna habilidad impide a otra, lo cual es de agradecer. También podemos coleccionar materiales y luego convertirlos en objetos si nuestro nivel de artesano es bueno. Los enemigos al morir sueltan bastantes objetos, por lo que es necesario hacer selección o nos veremos cargados hasta arriba en un periquete.

La jugabilidad es buena pero he encontrado bastante absurdo el movimiento de los enemigos. El caso es que la diferencia entre un enemigo y un árbol es prácticamente nula. Los enemigos no se mueven hasta que estás encima de ellos o les atacas. Hasta ese momento son setas que ni siquiera miran hacia nosotros. Por otro lado, me ha recordado un poco a Asterix y Obelix cuando a este último le regalaban romanos atados para que se divirtiese pegándoles. Aquí pasa lo mismo: tenemos a los enemigos agrupados de tres en tres como si estuvieran charlando animadamente sobre el último partido de liga. Es un pack predefinido en resumen. Esto le resta un poco de puntuación al juego la verdad, y lo acerca un poco más a un MMORPG.

Las habilidades disponibles son numerosas. Tenemos cuatro grupos de habilidades: las de combate, las de magia, las de raza y las de artesanía. Cada una de estas tiene tres subapartados que, en el caso de la magia, son: elemental, sombra y luz. Podremos poner puntos en cualquiera, siempre que tengamos el nivel requerido para ello, hasta alcanzar la maestría.

cuadros diferentes de menú

Los gráficos la verdad es que no sé si calificarlos como positivos o negativos. Por un lado parecen toscos y sin demasiado detalle, pero por otro tienen un toque cell-shading, lo que les da un punto bastante bueno. Se resume diciendo que no son los gráficos del siglo pero que están correctos, sin grandes espacios abiertos pero sin demasiada complicación. Al principio parecen horribles pero luego mejoran visualmente, o simplemente es que nos acostumbramos. Por otra parte, la niebla de es demasiado cercana para los tiempos que corren y los personajes carecen de detalle allá donde se los mire.

detalle video

La música es correcta, no destaca demasiado (tanto que incluso ahora me estoy preguntando si suena durante todo el rato) y las melodías son más bien secundarias.

Sí que hay que destacar el perfecto doblaje y traducción que tiene la edición española de FX. Como nos tiene acostumbrados la compañía, el trabajo es muy bueno en este sentido y se agradece porque mejora bastante la experiencia del juego. Un diez de nuevo para FX que nos lo brinda a un precio que ronda los 9,95 Euros, una ganga sin duda (piratearlo en este caso sí que es un delito señores y señoras).

Por último comentar que se puede jugar con los amigos por LAN, pero no hay un modo online propiamente dicho.

Conclusión


Silverfall es un buen juego si te gustan los RPG y quieres un juego al que poder echar muchas horas. Sin embargo, sus gráficos denotan que es un juego que se ha quedado atrás y puede que haya alternativas más entretenidas. De todas formas, el trabajo de FX interactive es el que añade el plus que nos puede hacer decidir comprar este juego, con un excelente trabajo de doblaje y un precio más que adecuado.

Lo mejor:

  • Buena sensación en general
  • Muchas horas de juego
  • Excelente trabajo de doblaje y traducción
  • Precio

Lo peor:

  • Gráficos un poco desfasados
  • Historia poco novedosa
  • Enemigos estáticos

Ficha

Portada
  • Desarrollo: Monte Cristo
  • Distribución: FX Interactive
  • Lanzamiento: 28-03-2011
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 9,95€ PC

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *