Shank 2

Los dibujos violentos tienen algo que atrae bastante. Por eso, no fue de extrañar que los chicos de Klei Entertainment lanzaran hace un par de años Shank, un divertido juego de acción descargable que tenía unos cuantos fallos jugables que lo alejaban de lo más alto, ya que lo tenía casi todo: apartado visual en 2D genial, brutales escenas de acción y un personaje carismático a pesar de no hablar demasiado.

Sin embargo, el estudio sabía que cometieron algunos errores, por lo que en eso se han centrado en cuerpo y alma para desarrollar Shank 2: en coger todo el feedback posible para ofrecernos una secuela que esta vez sí que esté a la altura en todos sus aspectos. Id cargando vuestra motosierra, que vamos a cortar a unos cuantos milicianos.

La historia de esta secuela no es que tenga demasiado sentido, pero vamos, si estabais buscando un argumento de Óscar en este juego, definitivamente os habéis equivocado de título. En su lugar, nos encontramos con una búsqueda de venganza (y también rescate) ante lo que le ha hecho la milicia que ha tomado el poder respecto al villano de la primera parte, a unos seres queridos para Shank. Esto lo veremos a través de unas secuencias muy bien realizadas, en las que hay sitio para el humor más negro, personajes extravagantes (aunque menos que en la primera parte) y un tono algo serio. Sin embargo, lo que más decepciona es que el juego entero está en inglés, y encima sin ningún tipo de subtítulo, por lo para absolutamente todo tendremos que tener un buen dominio del idioma de Shakespeare si queremos entender algo.

Pero seamos sinceros, el idioma de la brutalidad es universal, y cuando nos hagamos con los controles, lo que digan nuestra motosierra y cuchillos será todo lo que importa, ¿verdad? Al igual que en la primera parte, nos encontramos con  un beat’em up con ligeros toques plataformeros en el que nos enfrentaremos a una increíble cantidad de enemigos.

En este sentido, las nociones básicas las aprenderemos bien rápido. Tenemos un botón para el ataque con los cuchillos, otro para el ataque fuerte de un machete, motosierra o un mazo, otro para las armas a distancia (cuchillos, pistolas o escopeta) y uno último para los explosivos (cócteles molotov, granadas o minas de proximidad). Ante estas posibilidades, tendremos que elegir antes de empezar cada nivel, o si nos matan, antes de reaparecer, por lo que podremos adaptarnos a los retos a los que nos enfrentemos. En mitad del combate tendremos que tener en cuenta otros cuantos botones, como el stick derecho para evitar los ataques (toda una bendición que funciona a las mil maravillas), el gatillo derecho para los agarres y contraataques cuando a los enemigos les aparezca un símbolo de exclamación en la cabeza, o el izquierdo para lanzarnos a por los enemigos.

Combinar todos estos elementos juntos teniendo en cuenta al tipo de enemigo al que nos enfrentemos (que habrá una gran variedad entre los normales, los “tochos”, las ágiles chicas o los pequeños tocanarices por poner unos ejemplos) y el escenario en el que luchamos, ya que habrá multitud de trampas que nos vendrán de perlas si las usamos con cautela, o nos matarán directamente a nosotros si no somos cuidadosos.

Lo bueno del estilo de combate es que es rápido, sencillo de empezar con él, y luego, bastante desafiante si queremos sobrevivir un nivel entero para conseguir las mejores puntuaciones. Será entonces cuando veamos toda la espectacularidad de Shank en pantalla, con volteretas, disparos de escopetas a bocajarro, contraataques bestiales, armas especiales curiosas y altamente destructivas, y mucho más.

El propio desarrollo del juego nos va lanzando a los nuevos tipos de enemigo de forma muy inteligente, ya que cuando parece que nos hemos acostumbrado a todos los enemigos del juego, van y aparecen otros para amargarnos un poco la vida.

Lo que vayamos aprendiendo en los esquives y tipos de enemigos nos vendrá de perla para el jefe final de cada fase, que pueden suponer un reto como no vayamos con una buena técnica de esquives y una combinación entre ataques cuerpo a cuerpo y a distancia. Pero no os preocupéis, que tampoco serán demasiado complicados una vez descubramos sus patrones de ataque y los podamos esquivar a tiempo con una voltereta.

Entre tanta acción, violencia y destrucción, habrá algún que otro momento de plataformas. No es que sean muy numerosos, pero algunos están muy bien, como cuando escapamos de una roca gigante al más puro estilo Indiana Jones. Con todo esto, los 8 niveles del modo campaña nos durarán unas 2 horas. Sí, el juego es bien corto, y como que no hay demasiados alicientes para rejugar la campaña más allá de conseguir la información oculta que nos hayamos dejado por el camino o mejorar nuestra puntuación para subir en la clasificación. Además, solo hay dos niveles de dificultad, desbloqueados desde el principio, por lo que los que buscan un gran reto, se irán directamente al modo difícil y habrán visto todo de una sentada.

Afortunadamente, además de este modo campaña (que recordad, es únicamente individual), tenemos un modo Supervivencia cooperativo tanto en la misma consola como a través de internet. En él, tendremos tres niveles diferentes en los que tendremos que proteger tres puestos de munición durante las oleadas, cada vez más difíciles, de enemigos a los que derrotar. En esta ocasión, los puntos se convertirán en dinero, con el que comprar desde salud hasta ametralladoras automáticas que nos vendrán de perlas cuando empiecen a aparecer los artificieros junto a los jefes finales. Por suerte, los escenarios tienen varios subniveles de altura, además de haber algunas trampas que nos salvarán en más de una ocasión si las usamos sabiamente junto a nuestro compañero. Huelga decir que la cooperación es esencial si queremos llegar lejos en este divertido modo.

Algo positivo es que en todo el juego iremos ganando medallas ingame (algunas de ellas equivalen a logros) por nuestros progresos, y consiguiéndolas, lograremos desbloquear nuevos personajes con alguna habilidad peculiar, como más daño en los ataques cuerpo a cuerpo o mayor velocidad a la hora de desactivar explosivos.

Visualmente, como podréis ver por las imágenes, el título tiene un estilo 2D realmente bueno, que es incluso mejor cuando está en movimiento. En serio, ver la fluidez (y brutalidad) de muchos de los ataques de Shank, como coger un bate de béisbol y metérselo por la garganta a un enemigo de una patada o disparar a bocajarro a un enemigo con su propia arma de fuego es algo sencillamente espectacular. Además, los escenarios son muy variados, pasando de templos en la jungla y poblados en llama a zonas en obras o incluso hoteles de lujo. Todo esto sin perder un ápice de calidad en ningún momento, con algunos momentos brillantes al mostrarnos únicamente las siluetas de los personajes al estar a contraluz. Por desgracia, hay pequeñas situaciones en las que puede haber algún que otro tirón, pero tranquilos que nunca os pasarán en mitad del combate y son muy escasos (sufrí unos dos o tres en toda mi partida).

En el sonido, los efectos sonoros son geniales, al igual que la música, que le pega perfectamente al estilo de juego. Las voces en inglés son también bastante buenas, y por suerte, si tenéis algo de experiencia escuchando inglés, al hablar tan claro, os podréis enterar de lo que están diciendo.

Conclusión

Shank 2 es una gran secuela para un juego que ya de por sí era bastante divertido. En esta ocasión, el estilo de combate ha evolucionado tanto, que hará que disfrutemos como enanos de cada pelea gracias a su velocidad y precisión. Si a esto le sumamos un apartado técnico de lujo y un modo supervivencia que nos puede enganchar por bastante tiempo, tenemos un juego la mar de divertido que os encantará a poco que os guste el género.

Aun así, el juego sigue sin ser perfecto, con una campaña realmente corta y sin opción de cooperativo, y sobre todo, estar completamente en inglés. Si esto no os importa, os encontraréis ante una genial opción para descargar adrenalina de la forma más animada y brutal posible. Sin duda, es uno de los mejores juegos de acción descargables que os podéis encontrar a día de hoy.

Lo mejor

  • Gran combinación de acción y plataformas.
  • El genial y brutal sistema de combate.
  • Increíble visualmente.
  • El modo supervivencia.
  • Una campaña realmente espectacular….

Lo peor

  • … pero que se acaba en un suspiro y no admite cooperativo.
  • Completamente en inglés.

Ficha

  • Desarrollo: Klei Entertainment
  • Distribución: Electronic Arts
  • Lanzamiento: 08/02/12
  • Idioma: Inglés
  • Precio: 800 MP (10 euros)

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *