Rotastic

Rotastic

Hay algunos títulos que sorprenden por la simplicidad de su propuesta y, sobretodo, por lo efectiva que resulta dicha simplicidad. ¿Es Rotastic una de esas propuestas?

Como podréis deducir con el primer párrafo de este texto (que ha sido redactado expresamente con el fin de que os permita ir de sabios y adelantaros a mí en este análisis… por ahora), Rotastic es un juego muy simple en su planteamiento y mecánica. En el juego controlaremos uno de los cuatro personajes jugables (cada uno de ellos con cuatro colores distintos), que deberá sobrevivir mientras cumple diferentes objetivos (evitar la muerte durante un tiempo concreto, activar un número determinado de interruptores o, el más común de todos, recoger una cantidad determinada de joyas, entre otros). Para lograrlo, únicamente podremos usar nuestra pericia y una cuerda que porta nuestro personaje, que nos permitirá colgarnos de los puntos de agarre repartidos por el nivel (los niveles son una única pantalla sin scroll) y en los que nuestro personaje irá dando vueltas hasta que nos soltemos. En el momento en el que nos desenganchemos de los puntos de agarre, el personaje saldrá volando por los aires con una velocidad e inclinación concretas, determinadas por el preciso instante en el que nos soltemos. En este viaje astral, y siempre y cuando no topemos con otros objetos, nuestra trayectoria seguirá una parábola hasta que caigamos en un abismo sin fondo, nos agarremos en otro enganche o rebotemos contra una pared, principalmente.

Rotastic

Para aderezarlo todo y hacerlo un poco más entretenido, el juego cuenta con unos sencillos trucos (al saltar de un enganche a otro, si hacemos figuras concretas con nuestro personaje como por ejemplo un “8”, se nos recompensará con puntos extra) y unos multiplicadores de puntos (al recoger gemas de un mismo color incrementa el multiplicador, por lo que todas las acciones nos recompensarán con unos jugosos puntos extra, pero al recoger una de otro color dicho multiplicador será reseteado), que junto a los puntos que se nos otorgará al terminar el nivel (basados en el tiempo empleado y las vidas sobrantes) nos permitirán escalar posiciones en el ranking mundial a la par que vamos optando a mejores cascos (son las medallas que se nos otorgarán al terminar el nivel, y que en función de la puntuación obtenida en el mismo serán de bronce, plata, oro o platino).

Rotastic

Gráficamente el juego es competente, con unos personajes bien diseñados y animados (algo sencillos, pero efectivos) y unos escenarios también cuidados, aunque se agradecería más variedad (hay 7 mundos diferentes, y cada mundo tiene unas 10 misiones. Por desgracia, los fondos sólo cambian entre mundos, pero no entre niveles). Ningún alarde técnico, pero tampoco nada que quede mal. Los efectos de sonido son correctos, el doblaje al inglés es más que aceptable y la música no está mal, pero al cabo del rato acaba por ser un poco cargante debido a la poca variedad de temas musicales.

¿Y esto es todo? Pues sí, esto es todo… en parte, y es que el juego irá poniendo a nuestra disposición diferentes elementos del escenario (muros que hacen que nuestro personaje se quede pegado en ellos, enganches que se rompen, paredes destructibles, elementos en llamas, pinchos mortales…) para dotar de más variedad al juego. Por desgracia, estos intentos para dotar de más variedad al título me parecen insuficientes, ya que al final todo se acaba resumiendo en repetir una y otra vez una mecánica.

Rotastic

Es más, por no tener no tiene ni historia. Ni una triste premisa que nos diga el motivo por el que nos balanceamos. Vaya, no pido que tenga un argumento digno de ganar el Premio Príncipe de Asturias en literatura, pero al menos una triste escusa que nos motive a seguir (porque sí, el primer Super Mario Bros tiene más historia que Rotastic, y es que aquí lo único que nos da una pista de por dónde van los tiros es una animación en la que veremos los diferentes protagonistas luchar entre ellos para embolsarse unas joyas). Eso sí, el juego es muy divertido, sobretodo en su vertiente multijugador (sólo permite juego local, nada de on-line), lo que demuestra que aún a día de hoy no hace falta un buen argumento para entretener. Eso sí, algún modo adicional no hubiese estado nada mal, porque pese a los cerca de 70 niveles del modo individual y los piques del modo multijugador (en el que pueden participar jugadores y bots controlados por la IA del juego), notaremos que el juego podría dar más de sí (¿tal vez un multijugador on-line? ¿un modo supervivencia? ¿un modo “mix” en el que debamos ir completando objetivos de diferente índole para luchar contra el cronómetro?).

Conclusión

¿Es Rotastic un mal juego? No lo creo. Simple, sí, pero no malo. Por desgracia, sus carencias pesan lo suficiente como para ser receloso a la hora de recomendar abiertamente este título (para citar sólo una diré que el multijugador en red le iría de lujo al título, pero incomprensiblemente no está disponible). Ojo, que yo me lo he pasado muy bien con él mientras lo he jugado, pero al contrario que con los otros juegos que he analizado en esta Santa Casa (para los que no lo recordéis son The Impossible Game, SkyDrift y BloodRayne: Betrayal) no me atrevo a animaros encarecidamente a su adquisición porque, para mi gusto, su precio no justifica la compra. Si estuviésemos hablando de un título de iPhone de esos que tienen un precio de 0.79 € os diría que si no lo compráis no tenéis corazón, pero tratándose de un título de una sobremesa de esta generación (de momento sólo está en Xbox 360, pero próximamente aterrizará en PlayStation 3 y PC) a un precio equivalente de 10 € hay que ser más cautos, que el dinero no crece en los árboles. Igualmente, si tras leer este análisis os sigue pareciendo interesante pese a su principal handicap (su elevado precio), no dudéis en comprarlo, porque lo que encontraréis es interesante cuanto menos.

Lo mejor:

  • Accesible y directo
  • Gracias a los cerca de 70 niveles, tendremos horas de juego por delante
  • Muy divertido, sobretodo en multijugador local
  • El juego va “evolucionando”, planteando nuevos retos a medida que avanzamos
  • El ranking mundial al terminar cada uno de los niveles implica unas dosis de “pique” considerables
  • La física, precisa y muy “fácil de comprender”

Lo peor:

  • Muy caro para lo que ofrece
  • Poca variedad de escenarios
  • Música cargante al cabo de unas partidas
  • Pocos modos de juego
  • Ausencia de multiugador en red

Ficha

Portada
  • Desarrollo: Dancing Dots
  • Distribución: Focus Home Interactive (XBLA)
  • Lanzamiento: 21-09-2011
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 800 MSP (XBLA)

Comentarios

  1. Eso de “el dinero no crece en los árboles” me ha llegado compañero. Si es que dices verdades como panes
    Fantástico análisis Don Scope, es usted el puto amo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *