Rochard

Rochard

¿Algún día os ha ido realmente mal en el trabajo y/o vuestro centro de estudios? Seguramente sí, pero… ¿ése día ha incluido el ataque de bandidos espaciales, ruinas alienígenas y el poder controla la gravedad? Si vuestra respuesta es afirmativa, o mentís cual bellacos o sois un minero que trabaja en un asteroide perdido de la mano de Dios en mitad del cosmos y vuestro nombre es Rochard, John Rochard.

El juego nos situa en una estación minera espacial en un futuro no demasiado lejano. En ella, John Rochard, el protagonista al que controlamos, junto a sus compañeros Skyler y Zander encuentran unas antiguas ruinas en el asteroide en el que están trabajando. Tras esto, el ataque por parte de unos bandidos espaciales dará comienzo y nuestro personaje deberá ir en busca de sus compañeros para salvarlos antes de que sea demasiado tarde…

Rochard

Bajo esta premisa nos encontramos con un título de plataformas y acción con puzzles, todo ello de desarrollo lateral. En el juego sólo podremos controlar a John, únicamente armado con el Elevador G (su herramienta gravitatoria, de funcionamiento similar a la que vimos años atrás en Half Life 2), que iremos mejorando para poder continuar con la historia, y es que sin determinadas mejoras algunas zonas del mapa serán inaccesibles (vaya, igual que en los Metroid o Shadow Complex, por citar un par de ejemplos) para mejorar su potencia, permitirnos disparar e, incluso, lanzar explosivos. Esta arma será, principalmente, la que nos permitirá eliminar a nuestros enemigos y superar los diferentes puzzles que encontremos (basados, principalmente, en la física de algunos objetos y la gravedad, que además podremos alterar con un dispositivo que recogeremos al ir avanzando en la historia). Por si esto no es suficientemente atractivo, a lo largo de nuestra aventura iremos encontrando diversos campos de fuerza con diferentes propiedades (por ejemplo, el de color azul deja pasar la materia orgánica pero no los objetos inanimados, mientras que el rojo deja pasar los objetos sólidos pero no las personas…), lo que nos permitirá afrontar los combates de diferentes maneras y complicará (o facilitará, depende de cómo se mire) la resolución de los puzzles que encontremos. Para terminar con este apartado, comentar que el juego tiene, pese a su desarrollo tan clásico, un único jefe final (que coincide con el final del juego, tal y como era de esperar) y que, además, resulta bastante facilón y no es tan espectacular como cabría esperar.

Rochard

Gráficamente, Rochard destila amor por los cuatro costados, y es que su estilo similar al de los cómics (artísticamente es un juego muy interesante) junto a una más que buena adaptación poligonal (recordad que se trata de un juego de desarrollo bidimensional, así que tampoco exijáis unos gráficos como los de Uncharted, que os conozco) y unas animaciones bien realizadas. Personalmente, este estilo (que me recuerda, y mucho, a Bionic Commando: Reamed 2) lo encuentro maravilloso, puesto que junta el estilo tradicional (juegos bidimensionales) con el presente del videojuego (motores de físicas más competentes, mayor cantidad de animaciones, gráficos poligonales muy detallados…). Eso sí, los tiempos de carga son bastante largos, así que tanto al iniciar el juego, su campaña, cargar la partida y reiniciar un punto de control nos tocará esperar más de lo deseable. El aspecto sonoro no es una obra maestra, pero sin llegar a sorprender sí resulta agradable cuanto menos. Sus temas musicales, compuestos por Markus “Captain” Kaarlonen (del grupo Poets of the Fall) son más que correctas y variadas, y ayudarán a ambientar la acción (muy típicas americanas, con un toque sureño y algo electrónico). Los efectos de sonido no están nada mal, aunque son un poco “típicos”. El doblaje, por contra, sí que está muy logrado; algo lógico teniendo en cuenta que la voz del protagonista la pone Jon St. John (conocido por su doblaje a Duke Nukem), por lo que se agradece que en esta ocasión no nos haya llegado doblado (aunque sí subtitulado en español).

Rochard

El título no es corto, pero tampoco es largo; podriamos decir que tiene una duración moderada pero suficiente. En mi primer recorrido me duró cerca de las 5 horas, y teniendo en cuenta que el juego está dividido en 5 capítulos, sale a una media de una hora por capítulo. Eso sí, debo decir que parte del tiempo lo “perdí” en buscar los diferentes objetos coleccionables, así que yendo rápido se puede completar antes (es más, hay un trofeo que se desbloquea al terminar el juego en menos de 3 horas). Además, el factor rejugabilidad está presente y es que si bien no hay muchos caminos alternativos (por no decir ninguno), sí que existen varias salas secretas en las que mejorar nuestro personaje (armamento y salud) y montones de objetos coleccionables, por lo que es fácil que alguno de estos elementos se nos haya pasado por alto en nuestra primera partida. Eso sí, reto, lo que se dice reto, no supone ni la primera partida, porque si bien hay algunos momentos más complicados, por lo general la aventura es bastante sencilla de completar (es posible que tengamos que repetir algún trozo, pero por lo general no nos atascaremos). Además, la IA de los enemigos tampoco ayuda a aumentar el reto, ya que si en algún momento logran ponernos en un aprieto será, casi con total seguridad, debido a su superioridad numérica, no a lo coordinados que estén ni a la inteligencia que muestren.

Rochard

Conclusión

Rochard es una aventura interesante, divertida, bastante larga y rejugable. ¿Fallos? Claro que tiene, pero sus bondades tienen un mayor peso. Muy recomendable a los amantes de los plataformas de corte tradicional y/o de los títulos en los que hay que pensar mínimamente para resolver sus puzzles.

Lo mejor:

  • Gráficamente sólido
  • El aspecto sonoro, destacando la OST y el doblaje de Jon St. John
  • Largo y rejugable
  • Recreación de físicas muy cuidada
  • Relativa rejugabilidad (secretos, objetos coleccionables…)

Lo peor:

  • Fácil, MUY fácil
  • La trama no es gran cosa. ¿Suficiente? Puede ser, pero aunque siempre se muestra sencilla, muestra más potencial del que realmente desarrolla
  • IA estúpida
  • Sólo hay un jefe final y, desgraciadamente, no está a la altura

Ficha

Portada
  • Desarrollo: Recoil Games
  • Distribución: Sony Online Entertainment (PSN)
  • Lanzamiento: 27/9/2011
  • Idioma: Voces en inglés, textos en castellano
  • Precio: 9.99 €

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *