Resistance 3

La popularidad de la saga Resistance se debe básicamente al momento idóneo en el que salió a la venta: justo con el lanzamiento de PS3. A decir verdad, Fall of Man fue un FPS la mar de divertido que, pese a sus carencias, logró enganchar a prácticamente todo el mundo. Por eso hubo tanto hype alrededor de Resistance 2, y aunque a bastantes les pareció superar al original en todo, a otro gran grupo (entre los que me incluyo) nos decepcionó enormemente y hasta nos hizo perder la fe en la franquicia. De hecho, si no hubiera sido por la entrega portátil Retribution, habría perdido total interés en la saga. Por eso, la aproximación a Resistance 3 es bastante peculiar. Por un lado, Insomniac ha querido volver al espíritu de la primera entrega, pero el mal sabor de boca de la segunda parte sigue aun ahí. Con todo esto, ¿será la tercera la vencida para que la franquicia destaque en el sobreexplotado género del FPS en esta generación?

Resistance 3 Logo

La historia se sitúa unos pocos años después del desenlace de Resistance 2. Como pudimos ver, a Hale no le fue demasiado bien, por lo que ahora el protagonista es Joe Capelli, que pese a ser un cliché andante en la anterior entrega, logra levantar más simpatía que Hale. La situación en la guerra quimera ha empeorado hasta dejar a la humanidad al borde de la aniquilación. El ejército se ha desmoronado, y ahora los supervivientes se reúnen en pequeños núcleos de población intentando llevar esta precaria situación lo mejor posible. Joe fue expulsado del ejército, y se ha casado y formado una familia, siendo ésto algo fundamental para esa simpatía que comentaba.

Un buen día, Malikov (el científico de Resistance 2) se presenta ante Capelli y le ofrece una alternativa a huir y esconderse: que le ayude a llegar a Nueva York para destruir la torre que está creando tantos problemas metereológicos por todo EEUU (la situación en el resto del mundo no tiene cabida en esta entrega). Así que, a modo de “Winter is coming” de “Juego de Tronos”, el planeta se está enfriando y cada vez hace más frío, por lo que antes de que la situación se ponga peor, y con el convencimiento de su mujer en pos de obtener un mejor futuro para su hijo, Joe empieza esta travesía hasta la Gran Manzana.

El argumento, en esencia, es bastante básico, pero está muy bien planteado, y lo que es mejor: es el más oscuro de la franquicia. Que la humanidad se encuentra al borde de la extinción lo veremos a pleno rendimiento gracias a la representación de los supervivientes y a lo que ocurre con los miembros más violentos de la sociedad. Es cierto que el desenlace es tremendamente predecible y no cierra para nada la guerra con las quimeras, pero al menos la sensación que se te queda al terminarlo es mucho mejor que con Resistance 2.

Resistance 3

El pobre Capelli las pasará canutas en su viaje hasta Nueva York

Si os habéis dado cuenta, la historia vuelve a la simpleza de la primera entrega al ser el principal objetivo la destrucción de una gran torre quimera, y esta vuelta a los orígenes es todavía más patente en la jugabilidad. Adiós se quedaron las grandes operaciones militares de la anterior entrega para encontrarnos, de nuevo, con una lucha por la supervivencia en la que estaremos más solos que acompañados.

Otro aspecto que regresa es la rueda de las armas, por lo que no tendremos la dichosa limitación de dos “juguetitos” característica de la mayoría de shooters. Además, los chicos de Insomniac han tomado nota de su saga Ratchet & Clank, por lo que al igual que en el plataformas, las armas mejorarán con el uso. Esto nos motivará a usar todas las armas hasta llevarlas a su máxima potencia, algo que es muy divertido y satisfactorio. Pero claro, estamos hablando de Insomniac, por lo que las armas serán de todo menos normales. Las favoritas como el revólver y sus balas explosivas, el perforador con sus balas que atraviesan paredes o el Bullseye que puede marcar enemigos regresan, además de nuevas armas realmente espectaculares, como un criogenizador para congelar a los enemigos o un lanza-rayos que tiene un pequeño agujero negro como ataque secundario. Lo mejor de todo es que el control de todas las armas se ha mejorado al máximo, y las nuevas mirillas son todo un acierto.

Resistance 3

Pero si hay una característica clave del juego que demuestra al máximo que es de la vieja escuela es su sistema de salud: si queremos recuperar vida, tendremos que recoger los botiquines del escenario. Puede parecer una tontería, pero que no tengamos la regeneración automática mejora toda la campaña de maneras insospechadas. Imaginaos esta situación: estamos en una emboscada, con la munición en sus últimas y un cuarto de vida. Nos podemos cubrir para matar desde la cobertura usando el perforador, pero al quedarnos sin balas, vemos un botiquín en el otro lado de la sala, por lo que o salimos con mucho cuidado para llegar hasta ese preciado botiquín o al final moriremos porque las quimeras acabarán rodeándonos. Es cierto que en la dificultad más baja no se nota demasiado, pero según vamos aumentando la dificultad, y nos encontramos con mayores enemigos, la intensidad de los tiroteos puede llegar a aumentar considerablemente, y nos hará cambiar ligeramente nuestra forma de jugar respecto a otros FPS actuales.

Está claro que sin una buena campaña, todas estas novedades habrían caído en saco roto, y por suerte ese no es el caso. El ritmo de los 20 capítulos de la historia no decae en ningún momento, y alrededor del nivel 10, las cosas no pueden estar más emocionante. Los objetivos serán los típicos de los FPS, como defender una posición (ya sea un bar, una barca o un tren), a un personaje o ir “simplemente” del punto A al punto B siguiendo a un personaje. Sin embargo, su disposición es tan buena que no nos cansaremos nunca.

Resistance 3

Junto a las situaciones, tenemos una gran variedad de enemigos que nos pondrá las cosas bien difíciles. Las quimeras básicas siguen siendo las mismas, pero siguen siendo tan variados, que es increíble cómo cambiaremos de táctica al enfrentarnos a los Grims, Leapers o los Saltones a lo largo del modo campaña. Todo esto sin mencionar a los impresionantes jefes finales que nos saltarán de vez en cuando, y que sencillamente son espectaculares. Es cierto que hay uno al que ya hemos visto en las dos entregas anteriores (el merodeador), pero los nuevos son toda una maravilla y su localización hace que aumente la intensidad del modo campaña.

Como en las entregas anteriores, habrá multitud de secretos en el juego que nos harán volver a la campaña una y otra vez, como los diarios que nos encontremos por los mapas, los complicados trofeos o las diferentes opciones que podremos comprar con los puntos obtenidos con las medallas y los trofeos. Esto en parte suple la corta duración de la historia: en dificultad normal os la podéis ventilar en unos 5 horas y media. Afortunadamente, nos encontramos con otros modos para que el juego se mantenga en nuestra consola durante mucho tiempo.

Resistance 3

Sin lugar a dudas, uno de los momentos más espectaculares de toda la campaña

El modo cooperativo regresa, pero se ha visto reducido. En lugar de tener misiones completamente nuevas, “simplemente” podremos disfrutar del modo campaña con un amigo. Esto puede no gustarle a muchos, pero a la larga es para mejor, además de que superar el juego en dificultad “Sobrehumano” es bastante más sencillo con un compañero que nos pueda reanimar si somos abatidos.

Al igual que el cooperativo, el multijugador competitivo se ha visto reducido, por lo que de 60 jugadores como máximo pasaremos a 16. De nuevo, es un cambio bastante grande pero que beneficia la experiencia global. Ya no tendremos entre manos ese caos insalvable de la anterior entrega, sino que tendremos unas escaramuzas mucho más intensas y cercanas. Como en la mayoría de FPS, habrá un sistema de subida de niveles (con el que desbloquear armas y skins) y de ventajas, pero afortunadamente no será algo similar a los Call of Dutys. Una de nuestras habilidades será defensiva de manera individual (como un pequeño escudo o hacernos invisibles), mientras que la otra ayudará al grupo entero (como repartir munición o salud), haciendo así que tengamos una ventaja al usarla, pero que no esté la partida desequilibrada por ello. Un factor importante es que la salud sí que se regenera en el multijugador, lo que es una gran idea.

En cuanto a los modos, tenemos los típicos Duelo a muerte, Duelo a muerte por equipos, Capturar la bandera, Partida de Guerra (exactamente igual que el modo principal de Killzone), Brecha (matar al enemigo hasta que se quede sin refuerzos, o nosotros sin tiempo) y Reacción en cadena (similar a “Conquista”, pero teniendo que capturar los puntos en orden), además de alguna pequeña variación más. Para rematar, podremos jugar a todo el juego usando Playstation Move, por lo que los que tenemos este mando ya lo podemos aprovechar en otro gran título. Por lo tanto, seguramente el punto más flojo de todo el multijugador es el tema de PSN Pass, que a partir de ahora empezará a afectar a los juegos de Sony.

Resistance 3

Combinando las armas y los encuentros cercanos, el multijugador es divertidísimo

Técnicamente, la franquicia nunca ha llegado a destacar en demasía, pero afortunadamente ése no es el caso con esta entrega. Los escenarios tienen un modelado fantástico, con unos efectos de partículas realmente espectaculares y una variedad de niveles realmente grande. Seguramente su mayor fallo en esta parte es que, al llegar a Nueva York, no se identifican las zonas clave que en teoría visitamos.

En cuanto a los personajes, es curioso ver cómo los humanos son bastante más básicos que las quimeras, las cuales son visualmente perfectas. Sobre todo los enormes jefes finales, que seguro os dejan con la boca abierta nada más verlos por primera vez. Todo esto está muy bien, pero lo mejor es la fluidez de toda la acción. Aunque puede haber momentos en los que veremos lluvia, explosiones, muchos personajes en pantalla y disparos láser por toda la pantalla, todo se mantendrá estable. Para rematar, los que dispongan de una tele en 3D, podrán disfrutar del juego con esta característica, y la verdad, el efecto 3D está muy logrado (gracias Clopezi por poder comprobarlo!). Vale, no llegará al nivel de Killzone 3 o Crysis 2, pero eso no significa que no llegue a impresionar.

En el sonido, no abundan las sorpresas. El doblaje al castellano es excelente, junto a los efectos de las armas, sonidos de las quimeras y la música. Todo está muy bien pensado para meternos de lleno en la acción.

Resistance 3

¿Que no te gustó Resistance 2? Pues Capelli tienes estos motivos para hacerte cambiar de idea respecto al 3

Conclusión

Después del decepcionante Resistance 2, esta tercera entrega tenía mucho que probar, y por suerte lo ha conseguido. Los chicos de Insomniac han logrado ver todo lo que falló en el fin de la historia de Hale para hacer brillar la campaña de Capelli de principio a fin. La historia es mucho mejor, la intensidad no decae en ningún momento y el multijugador se ha visto completamente refinado.

Está claro que el juego no es perfecto, ya que la campaña es bastante corta, el apartado técnico no llega a explotar al máximo las posibilidades técnicas de PS3 y la reducción del multijugador no le hará mucha gracia a todo el mundo.

Sin embargo, tras disfrutar al máximo Resistance 3, es fácil ver ver que se trata de la mejor entrega de toda la franquicia, y definitivamente uno de los mejores FPS del año que ningún aficionado al género se debería perder.

Lo mejor

  • El alejamiento del militarismo en pos de una historia más personal.
  • El trepidante ritmo de la campaña.
  • El estilo de la vieja escuela con el círculo de armas y el sistema de salud.
  • La reducción del multijugador para hacerlo más directo y mucho menos caótico.
Lo peor
  • El desenlace, por ser un cliché enorme y no dar conclusión a la trilogía.
  • Lo corta que es la campaña.

Ficha

Portada
  • Desarrollo: Insomniac Games
  • Distribución: Sony
  • Lanzamiento: 08-09-11
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 69,95 €

Comentarios

  1. OMFGis_Herrera dice

    Yo no le abia echo caso a esta franquisia asta ase un mes que compre los primeros 2 resistance, el 1 era un juego muy normalon y con graficas de ps2, algo desepsionante, despues que lo termine inserte el segundo juego y balla que me dejo con la boca abierta, era una gran diferensia en todos los aspectos, ahora que tengo resistance 3 nuevamente me paso lo mismo, que con el segundo, an mejorado todo y me e echo un fan se la saga.

  2. dice

    Muy buen trabajo Luismi. Solo apuntar que el juego no es tan corto como comentas, ya que en dificultad normal son 7-8 horas

    Es un juegazo y el mejor de la saga

    • dice

      Gracias Clark! Y la duración lo he puesto por lo que me duró según las estadísticas del juego, que fueron 5:21:XX horas. Pero vamos, mejor que dure eso y te enganche de principio a fin a que sea más largo y te acabe aburriendo jeje.

      • OMFGis_Herrera dice

        Es que es lo malo de pasarselo de una sola sentada, bueno si lo adquilaste pues que se le ba a aser, pero si es tuyo pues tomate tu tiempo, yo aun ni lo termino y ya tengo dos semanas con el.
        Gran analisis para un gran juego,un juego muy impresionante y recomendable.

  3. Alfonso dice

    Campaña corta? ni de coña nen
    Decir que Resistance 3 es un juego de 5 horas y media es dar una imagen equivocada del juego. De hecho eres el único que conozco q se lo ha “pasado” en tan poco tiempo (estás seguro q lo jugaste en dificultad normal? es muuuuuuuuy raro). Cualquiera que lo haya disfrutado te dirá que son 8h mínimo. Diciendo esto lo estás poniendo al nivel de otros FPS q tienen una campaña cortisima (p.ej Homefront, COD, MOH, etc.), perdona q te diga pero esto no es así

    x lo demas buen texto

    • OMFGis_Herrera dice

      Bueno, lo mas seguro es que se lo aiga adquiladi y tubo que terminarlo rapido para poder aser el analisis y entregar el juego a tiempo.

    • dice

      He visto gente por internet a la que también le ha durado entre 5 y 6 horas, por lo que desgraciadamente no soy el único. Y te lo aseguro, fui a un ritmo normal todo lo que la fantástica campaña ofrecía, y todavía sigo disfrutando del online.

      Pero vamos, que la campaña sea corta no lo pone al mismo nivel que los CoD y similares, porque si recuerdas Vanquish, se podía acabar en 4 horas y le daba mil vueltas a estos FPS de los que ya muchos nos estamos empezando a cansar. En otras palabras, ¿hubiera preferido una campaña más larga? Desde luego, pero si se hubieran añadido trozos de relleno habría perjudicado a Resistance 3, y tal y como está ahora, lo veo sencillamente genial ;)

    • axel dice

      Es verdad, dura entre 5 y 6 horas, yo me lo compré ayer por la tarde y ya me lo he acabado y no me he pasado todo el dia jugando, pero aún así la campaña es más intensa y bastante mejor que el 2 que no me agradó demasiado y me aburrió y el multijugador era un caos. De Éste, probé la demo multijugador y lo encontré bastante divertido. Todavía no he probado el multijugador del juego completo. Decir también que los veteranos de los shooters comiencen con dificultad difícil porque yo en normal creo que me han matado dos o tres veces en todo el juego. No entiendo esa falta de respeto con el analista de tildarle de mentiroso cuando no le hace a él ningún mal que la campaña sea corta o larga. Si te molesta pues te jodes y bailas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


3 × = veinte cuatro

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>