7

Resident Evil 6

Photobucket

Hace ya unos cuantos días que Resident Evil 6 está entre nosotros. Esta última entrega de una de las sagas más longevas y queridas de los videojuegos de terror viene acompañada de polémica por algunos de los cambios que se han realizado en ella. ¿Qué nos espera en el juego? A continuación os lo desvelaré en mi análisis.

Para empezar, comentaré uno de los aspectos más polémicos del título: el cambio del terror a la acción total, algo que ya empezó con Resident Evil 4 y se ha ido acentuando con el paso de los años. Debo decir que no acabo de entender muy bien la polémica porque la saga está mostrando una evolución lógica de lo que vimos en el cuarto capítulo de la saga (como acabo de comentar fue el primero que se volcó en la acción más directa, y también fue el primero de los títulos principales que abandonó las cámaras fijas para llevar el punto de vista a las espaldas del protagonista). Dicho esto, comentar que es cierto, en esta entrega encontraremos más acción que en ninguna otra de la saga principal (eso es innegable), pero aún así me ha parecido uno de los títulos más fieles a la esencia de los originales (algo que ya pasaba con Resident Evil Revelations para Nintendo 3DS, del que además ya os hablé por aquí).

Photobucket

¿Cómo es posible que el título que en principio se parece menos a los primeros títulos sea uno de los que más nos recuerda a ellos? Pues muy fácil: por la ambientación y por la sensación de agobio que tendremos continuamente. Para empezar, se ha acabado eso de ir por medio África de día, ya que en esta ocasión la mayor parte del juego se desarrolla en ambientes oscuros, tales como interiores de edificios, catacumbas o laboratorios, por citar unos pocos. El agobio, en cambio, viene dado porque en vez de convertir esto en un Call of Duty de turno en el que las balas salen de debajo de las piedras (ojo, que yo no lo critico, sólo digo que eso no sería nada fiel a la esencia de Resident Evil), sino que serán escasas. Muy escasas. Por tanto, en más de una ocasión (y de dos, y de tres) nos quedaremos sin nuestras preciadas balas y deberemos huir de la multitud de enemigos o incluso ir a acabar con ellos cuerpo a cuerpo (otra de las novedades de esta entrega, porque al arma cuerpo a cuerpo se añade la posibilidad de golpear con nuestros puños a los enemigos).

Photobucket

Centrándonos más en el aspecto jugable de este Resident Evil 6, hay que remarcar que se ha convertido en todo un third person shooter “actual”, con sistemas de coberturas y esas cosas que se llevan ahora. En general cumple con nota, aunque se encuentra lejos de los más grandes del género por un problema bastante importante: las coberturas no van bien. Ojo, no digo que la cobertura no sea efectiva, sino que el sistema empleado no es demasiado bueno. ¿Por qué digo esto? Pues porque sólo podremos cubrirnos mientras apuntamos y si pulsamos el botón correspondiente (cuando estamos junto a una pared no hace falta pulsar el botón, sólo hace falta apuntar). Vaya, que por mucho que estemos junto a una cobertura, a no ser que saquemos el arma no podremos cubrirnos de los disparos enemigos, y cuando dejemos de apuntar nos apartaremos de la cobertura. Eso sí, es bastante mejor que el sistema de coberturas que encontrábamos en Resident Evil 5 hacia el final de la campaña (algo que, por otro lado, tampoco era tan complicado…), ya que aquí al menos podemos apuntar medianamente bien.

Photobucket

Me gustaría destacar que en esta entrega podemos movernos y disparar a la vez. Muchos pensaréis que eso es una tontería, que la mayoría de juegos ya lo permiten, y no os equivocaréis. Pero a esto hay que añadir que es el primer Resident Evil numerado que lo permite, por lo que resulta una “novedad” destacable. Además se han añadido nuevos movimientos: desde un movimiento de deslizamiento mientras corremos (similar a lo visto en Vanquish, pero no tan exagerado) o la posibilidad de disparar desde el suelo (en una posición que me ha recordado mucho a Metal Gear Solid 4: The Guns of the Patriots). Ah, eso sí, que se me olvidaba comentarlo: el juego abusa de una manera muy descarada de los QTE, incluso metiendo algunos que entorpecen la acción (y otros que fallan a veces, como el de esquivar los trenes. Cuando lo veáis sabréis a qué me refiero). Y lo digo yo, que no me molestan especialmente.

Photobucket

Dicho esto, pasemos al modo campaña. O mejor dicho, al modo campañas. Y hago este matiz porque en el juego encontraremos tres campañas desbloqueadas desde un inicio y una cuarta que aparece tras completar el resto. Las tres campañas iniciales nos narrarán los hechos del título desde el punto de vista de diferentes personajes, y en algunos puntos se cruzarán con las otras. Estas campañas iniciales, que además se pueden jugar en cooperativo, corresponden a Leon S. Kennedy y Helena Harper, Chris Redfield y Piers Nivans y Jake Muller y Sherry Birkins (para los que os lo preguntéis… sí, es la niña de Resident Evil 2). Las campañas pueden ser jugadas en cualquier orden, y si sólo jugamos a una encontraremos huecos y fallos, pero cuando vamos jugando a las demás, esos fallos se van arreglando y los nuevos puntos de vista estructuran mucho mejor la trama. Además, la campaña “secreta”, que es la de Ada Wong, es la que servirá de nexo de unión entre el resto de campañas, y además es la que le acaba de dar sentido al conjunto.

Photobucket

En cada una de estas campañas nos encontraremos con diferentes situaciones, ambientaciones e incluso armas. Esto último, además, varía dependiendo del personaje al que controlemos, ya que cada uno puede tener armas únicas (los tipos de arma se comparten, en su mayoría, entre campañas y personajes, pero los “modelos” son diferentes). Además, otro elemento que cambia con los personajes son sus ataques cuerpo a cuerpo. No es que tengan una variedad pasmosa de golpes y ejecuciones, pero cada personaje tiene un par de ataques básicos y unas pocas ejecuciones (además de unas contextuales que no dependen del personaje, como por ejemplo chafarle la cabeza contra la pared a un zombie). Por poner un ejemplo, en la campaña de Leon y Helena empezaremos en un campus universitario infestado de los típicos zombies en la ficticia ciudad de Tall Oaks, mientras que con Chris empezamos en China luchando contra los J’avo (un tipo de infectados similar a los Ganado de Resident Evil 4, aunque estos van con máscaras).

Photobucket

Todas estas campañas están compuestas por 5 capítulos, y creedme cuando os digo que su duración no es poca. Vale, a lo mejor yo no soy el jugador más diestro del mundo, pero tampoco me considero malo y, en normal, el juego me ha durado unas 30 horas (incluyendo escenas de vídeo, tiempos de carga, zonas que he repetido y demás). Y si estamos hartos de las campañas, siempre podemos dedicarnos a jugar al modo Mercenarios (disponible desde el principio del juego) o al modo Caza de Agentes (desbloqueado al completar una de las campañas). El primero de ellos ya es un clásico de la saga (e incluso hubo un título para Nintendo 3DS dedicado a este modo en exclusiva, que obviamente respondía al nombre de Resident Evil: The Mercenaries 3D), pero para los que no lo conozcan diré que se trata de un modo en el que hay que eliminar al máximo número de enemigos posible para hacer aumentar nuestro contador de puntuación, y todo ello dentro de un tiempo limitado (aunque ampliable mediante ítems especiales). Para ayudaros a haceros una idea de la mecánica, podríamos decir que este modo ha influenciado en otros juegos más modernos (porque repito, este modo ya lleva un tiempo en la saga), como por ejemplo al juego The Club, de la extinta Bizarre Creations, o salvando las distancias al modo Hordas de la saga Gears of War. En el segundo de estos modos, nos pondremos en la piel de un infectado que debe acabar con los protagonistas (controlados por otras personas que juegan a sus campañas de manera normal) para hacernos con la victoria, algo similar a lo visto en Dark Souls. Eso sí, si no queremos que nos “molesten” mientras jugamos podemos desactivar la posibilidad de que entren infectados controlados por personas a nuestra partida, haciendo que los únicos enemigos que encontremos estén controlados por la IA.

Photobucket

Pero sigamos con con las influencias, que hay un par que me gustaría comentar antes de continuar: es fácil encontrar similitudes entre este Resident Evil 6 y la saga Uncharted, de la que hereda algunas de las secuencias más espectaculares, con explosiones, carreras y demás. También encontraremos un nivel que, a nivel estético nos recordará muchísimo a lo visto en Mirror’s Edge, ya que todos los elementos del escenario serán de color blanco a excepción de unas tuberías rojas. Pero no todo esto iba a ser positivo, ya que estas hacen que algunas campañas sean mejores que otras (por ejemplo, la de Chris me pareció la más floja de las 4, y con diferencia). Es la más “lenta”, la menos espectacular, etc. Y sí, lo digo porque es la más “conservadora” en su parte inicial, aunque debo añadir que en su tramo final mejora, y mucho.

Photobucket

A nivel técnico estamos ante un título más que correcto, aunque no está exento de fallos. Por ejemplo, los modelados de los protagonistas están detallados y sus animaciones son muy fluidas. También es destacable la mejora en la calidad de los modelados enemigos y la cantidad de los mismos que podemos encontrar simultáneamente en una partida cualquiera, todo ello sin que el rendimiento se resienta demasiado. Y eso no es todo, ya que ahora encontraremos más modelados diferentes incluso para un mismo tipo de enemigos: por ejemplo, en el tipo zombie, encontraremos unos pocos modelos de enemigo básico y luego algunos más específicos, como el que va con uniforme de militar y lleva armas de fuego. Los escenarios son bastante grandes, detallados y diferentes entre ellos, así que tampoco hay ninguna pega en este aspecto. Eso sí, puestos a sacar alguna pega, decir que en ocasiones el título peca de demasiado oscuro, ya que nos costará saber hacia donde tenemos que ir pero por el simple hecho de que no veremos el camino (aunque bueno, siempre podemos usar el GPS del juego para que nos indique la ruta, así que no es nada especialmente preocupante). Otro fallo, y este sí es más grave, es el hecho de que la cámara no es la más cómoda. Vale, no es especialmente mala ya que responde bien y esas cosas, pero el hecho de que el protagonista ocupe casi la mitad de la pantalla hace que recibamos más golpes de los que deberíamos. Por suerte, Capcom ya ha anunciado un parche para solucionar este y otros problemas. Por cierto, decir que en la versión de Xbox 360 (la que yo he jugado), el juego viene en dos discos. Pero tranquilos, porque no es tan malo como parece: el primer disco incluye el juego completo, con sus gráficos y todas esas cosas (nada de instalaciones de texturas HD como en Battlefield 3), mientras que el segundo trae una instalación de voces. Sí, amigos, el juego viene doblado al castellano (y al francés, y al alemán, y al italiano…), pero en el primer disco únicamente encontraremos la versión en inglés (eso sí, los textos salen igualmente en español), así que si nuestro disco duro nos lo permite y nosotros queremos, podremos oír a los protagonistas hablar en castellano. Los efectos sonoros están cuidados y la OST no destaca demasiado, pero acompaña a la acción de un modo bastante correcto.

Photobucket

Por último me gustaría comentar un poco la creación de la plataforma ResidentEvil.net, una suerte de red social con estadísticas del juego y contenidos exclusivos que desbloquearemos en Resident Evil 6 gracias a los puntos que se nos darán por acciones tan diversas como registrarnos, iniciar sesión, jugar a las campañas del juego o participar en diferentes desafíos que se Capcom está lanzando desde la web. Estos contenidos van desde imágenes para nuestro perfil en la web como trajes alternativos para nuestros personajes en el juego, que podemos usar libremente en el modo Mercenarios una vez adquiridos.

Photobucket

Conclusión

Resident Evil 6 da un paso más por acercar la saga a la acción, aunque curiosamente devuelve la saga a los orígenes gracias al regreso de la oscuridad. Tiene fallos en la cámara o en su abuso de QTE, entre otros, pero el resultado entretiene, y mucho. Gracias a sus campañas y a los modos extra, además, resulta un título largo, muy largo. No es la revolución, ni uno de los mejores en su género, pero no es un juego mediocre como muchos han dicho. Yo, personalmente, lo recomiendo a quienes busquen algo espectacular, con acción y al que le gusten los zombies/infectados y las teorias “conspiranoicas”, ya que el juego me ha dado muchos buenos momentos. Si me lo permitís, yo me vuelvo a este apocalipsis zombie.

Lo mejor

  • Cuatro campañas diferentes que se van entrelazando
  • Gráficamente muy correcto
  • Al fin una entrega numerada en que podemos movernos y disparar a la vez…
  • ResidentEvil.net y sus desbloqueables

Lo peor

  • El sistema de coberturas, pese a ser mejor que el de Resident Evil 5, no es el mejor
  • El abuso de los QTE
  • La cámara puede dar problemas

Ficha

Portada
  • Desarrollo: Capcom
  • Distribución: Koch Media
  • Lanzamiento: 2/10/2012
  • Idioma: Textos en castellano, voces en inglés (con opción de instalar voces en castellano)
  • Precio: 69,95€

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. a mi lo que no me gusto, fue no podr cambiar las voces poner suptitulos en español.
    lo bueno es que en diciembre Capcom dijo que va sacar un parche para solucionar problemas de la camara y sobre las voces y los suptitulos, ademas de otras mejores :3

  2. RE sufrio una “modernizacion” desde el 4 ya que para la capacidad del ps2 y ahora con mas razon de la ps3 tenian que hacer algo mas “moderno” ya que buscaban llegar a nuevo publico, ya que si siguieran haciendo survival horror dirian ahora que es un desperdicio de capacidad, no se puede complacer atodos, a mi me encanto RE6 y espero con ansias el 7 … y he jugado TODOS de pies a cabeza , asi que si se de lo que hablo XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *