Rayman Origins

¡Los Rabbids han muerto! Bueno, puede que no, pero al menos han dejado que Rayman vuelva tras varios años actuando a su sombra, llegando a parecer que se habían cargado a nuestro narizudo (y desmembrado) amigo. Por suerte, Ubisoft le ha dado la oportunidad a Michel Ancel de hacer regresar a su mayor creación en la forma de Rayman Origins. El título fue primero anunciado como una aventura descargable, pero después de ver lo bueno que era, decidieron sacarlo en formato físico. Ya en el E3 pudimos ver la buena pinta que tenía el plataformas, y por fin lo tenemos en nuestras manos. ¿Estáis listos para saltar como nunca?

La historia de esta entrega, que sería como una reimaginación de la primera parte, no tiene demasiada chicha. El mal que estaba oculto bajo la tierra se ha cansado de que Rayman y sus amigos les echen toda su basura, aguantar sus ronquidos y mucho más. Por tanto, se revelan y la lían bien parda por el mundo. Tras liberarse de su prisión, nuestros protagonistas tienen que acabar con este mal. ¿Cómo lo lograrán? Saltando sin parar, claro está.

La verdadera gracia de Rayman Origins es que nos encontramos con un plataformas en 2D clásico y moderno al mismo tiempo. En su esencia, “simplemente” tendremos que ir desde el inicio avanzando hacia la derecha hasta acabar los más de 60 niveles del juego. En la parte moderna, tenemos el cooperativo para hasta cuatro jugadores, siguiendo una fórmula prácticamente idéntica al de New Super Mario Bros: si alguien muere, podremos reanimarlo dando un buen golpe a su burbujeante cuerpo. Pero claro, la rivalidad siempre viene bien, por lo que conseguir todos los Lums posibles para ganar a nuestros compañeros no vendrá nada mal. Desgraciadamente, la opción de jugar online no está disponible, pero es un fallo menor.

Como en el primer Rayman, iremos ganando poderes según vayamos avanzando en el juego: planear, correr por las paredes, bucear y hacernos diminutos. Tras conseguirlos todos, en unos niveles más o menos sencillitos, tendremos total libertad para completar cualquiera de los mundos disponibles en unas fases que, esta vez sí, pondrán a prueba todas nuestras habilidades.

De esta forma, la curva de dificultad es sencillamente perfecta. Al principio, los niveles no nos durarán más de 5 minutos, pero luego, esa cifra puede llegar a los 30 minutos muy fácilmente como nos quedemos atascados. Buena parte de la culpa la tiene el alucinante diseño de niveles. La posición de enemigos, trampas, plataformas…. Todo está en su lugar indicado para que no tengamos que recaer en el azar, sino en nuestra habilidad. En este sentido, muchas fases se hacen más sencillas si contamos con amigos para ir resucitándonos según vamos avanzando, pero si jugáis solos no os preocupéis: podréis completar todo el juego a la perfección, aunque con algo más de dificultad.

Para que no sean todos los niveles iguales, de vez en cuando tendremos unas fases en las que pilotaremos el mosquito característico del primer juego. Aquí, el desarrollo se asemeja al de los juegos de aviones de los de antes, pudiendo disparar o hasta aspirar enemigos para lograr un disparo más fuerte mientras esquivamos todos los obstáculos que el nivel nos vaya lanzando. Igual que con los niveles normales, la dificultad irá en aumento, llegando a ser un auténtico desafío las últimas fases con el mosquito. Aun así, un desafío bien divertido.

El último tipo de niveles será el de los jefes finales. No son muy numerosos, pero son la mar de entretenidos. Su desarrollo sigue la misma filosofía que todo el juego: la de la vieja escuela. Así, tendremos que esquivar los ataques hasta que el villano de turno exponga su punto débil para poder machacarlo con un buen golpe. Pero claro, es más fácil decirlo que hacerlo.

En todos los niveles conseguiremos liberar Electoons. En total habrá 248, que nos servirán para desbloquear más fases y skins para los protagonistas. Algunos los conseguiremos por lograr un número determinado de Lums (150 y 300 en los niveles normales), otros en zonas ocultas, y el último por completar la contrarreloj del nivel. Como todo, al principio serán muy sencillas, pero luego serán tareas casi imposible. ¿La razón? Que tendremos que completar cada fase dentro del límite de tiempo y sin morir ni una vez. Por tanto, los corazones se convertirán en nuestros mejores aliados si queremos superar el cronómetro.

Por si los niveles os parecen muy sencillos, habrá 10 niveles en los que tendremos que perseguir un cofre. El verdadero reto se encuentra aquí, ya que son fases en las que si cometemos un único fallo, adiós muy buenas. En serio, al principio ya son algo complicadas, pero las últimas son un reto que nos hará sudar la gota gorda. Pero eso no es nada comparado con lo que desbloqueamos al superar los 10 niveles: La Tierra de los No-Tan-Muertos. Básicamente, imagináos todos los retos a los que nos enfrentábamos persiguiendo los cofres, y aumentadlos hasta cotas insospechadas teniendo que esquivar pinchos, plantas carnívoras,  abuelitas, fuego o plataformas que se hunden por poner solo unos ejemplos. Si os atrevéis con este nivel, os advierto que os puede durar fácilmente más de una hora por sí mismo, ya que vamos a morir una y otra vez. Aun así (igual que ocurre en las fases normales más complicadas), nunca nos sentiremos frustrados ante la dificultad. Más bien todo lo contrario: nos picaremos y nos engancharemos hasta que superemos esa zona en la que estamos atascados, logrando así una sensación de superación increíble.

Con todo esto, la alta rejugabilidad para conseguir todos los Electoons y las medallas (tanto por Lums como por tiempo) y lo divertido que es el cooperativo, estaremos enganchados durante 15 horas mínimo. Aun así, todavía nos quedarán varios retos para lograr el 100 %, por lo que tendremos ante nosotros horas y horas de diversión.

Además de la prácticamente perfecta jugabilidad, lo que nos motiva a seguir jugando es el increíble aspecto artístico del juego. Los diseños visuales de los diferentes mundos y personajes son sencillamente una pasada. No solo son muy divertidos de ver, sino también realmente imaginativos. Tan solo, imaginaos una cocina gigante, un mundo sacado de temática de Halloween, un desierto musical o una zona “zen” y llenadlas de saltos, enemigos y plataformas varias. Pero es que además, la fluidez con la que todo se mueve seguro que os dejará pasmados. Vamos, que Rayman Origins es un juego que entra por los ojos al instante. Incluso en Wii, plataforma principal de este análisis, que sin tener HD, es realmente espectacular.

Con el sonido pasa lo mismo. Las melodías son muy divertidas y pegadizas, igual que los efectos de cada nivel. Si no se os mete en la cabeza la musiquita de cuando despertamos a los Lums para que valgan el doble, será bien extraño.

Conclusión

Rayman Origins es uno de los mejores plataformas que podéis encontrar hoy por hoy. Es muy divertido, entra por los ojos y supone un verdadero desafío pero sin llegar a irritar. Sus única pegas serían la falta de multijugador online y una historia como estábamos acostumbrados en Rayman 2 y Hodlum Havok.

Por lo demás, nos encontramos ante un título realmente fantástico que os enganchará a las primeras de cambio y no podréis soltar el mando hasta completar todos los niveles. Así que haceos un favor y, a poco que os gusten las plataformas, busquéis un cooperativo “de sofá” divertido o tan solo busquéis un verdadero juegazo, no dudéis en compraros Rayman Origins estas Navidades. Seguro que no os defraudará.

Lo mejor

  • La jugabilidad clásica tanto en las plataformas como en las fases del mosquito.
  • El perfecto diseño de niveles. Imaginativos hasta decir basta.
  • Los aspectos audiovisuales. Sencillamente increíbles.
  • La gran curva de dificultad del juego, y el reto que suponen los últimos niveles.
  • El divertido cooperativo…

Lo peor

  • … aunque no sea online.
  • Que no haya un argumento.

Ficha

  • Desarrollo: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Lanzamiento: 24/11/11
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 46.95€

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Puufff… que tardes de mi infancia comiendo bocatas de nocilla y jugando al rayman en pc!!
    Eso de niveles de hasta 30 minutos si te atascas…Días me tengo yo echado de pequeño en el mismo nivel jajajaj
    Gracias por el analisis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *