Ratchet & Clank: Todos para Uno (All 4 One)

En PS3, la saga plataformera por excelencia ha sido Ratchet & Clank, con una trilogía realmente fantástica en todos los aspectos posibles, incluyendo una historia sorprendente. Después del colofón que supuso Atrapados en el Tiempo, Insomniac ha decidido hacer un pequeño experimento con la saga para su última entrega. En lugar de darnos la aventura para un jugador que tanto nos ha gustado, iban a centrarse en algo que habíamos pedido desde el estreno de la franquicia en PS3: multijugador.

Sin embargo, cuando se anunció Todos para Uno (All 4 One), la decepción que nos llevamos muchos fue descomunal. Porque sí, queríamos multijugador, pero del estilo de las entregas de PS2. Aun así, Insomniac decidió ir por la vertiente cooperativa, que tan de moda está últimamente. ¿Habrán acertado como con todas las aventuras de Ratchet o será el primer traspiés grave de la franquicia?

La historia se sitúa poco después de lo ocurrido en Atrapados en el Tiempo. Ratchet y Clank quieren retirarse después de ser héroes tanto tiempo, y por alguna extraña razón, el Capitán Qwark es ahora el Presidente Qwark. En uno de los intentos de asesinarle por parte del Doctor Nefarius, los cuatro personajes se encuentran con una amenaza todavía mayor que hace peligrar la existencia del universo mismo, y como no tienen a nadie más a quien recurrir, deben ayudarse mutuamente.

Este planteamiento nunca llega a ser serio, igual que el argumento. De hecho, lo importante son todas las risas que nos sacarán a lo largo de la aventura, tanto en las escenas cinemáticas como en algunos diálogos durante el juego. Esto es bueno por esta razón, pero tras la profundidad argumental de Atrapados en el Tiempo, se trata de un paso atrás. Al menos, sí que puede haber alguna que otra consecuencia para alguno de los personajes en futuras entregas, por lo que quitando esto, nos encontramos ante una historia cuyo único objetivo es hacernos reír, y vaya si lo consigue.

Debido a este enfoque cooperativo, el juego ha mantenido los principios básicos de la saga, pero cambiando casi todo en el proceso. Para empezar, la cámara ya no la podremos controlar, sino que estará fija en un único punto. Esto beneficia a que podamos ver a todos los personajes en pantalla, pero hace que el juego sea mucho más lineal, que no podamos explorar como antes y que nos deje en algún punto ciego bastante molesto.

Igualmente, todo el desarrollo de armas y nanotecs se ha tirado a la basura, algo bastante incomprensible cuando era uno de los principales alicientes de toda la saga. Vale, seguimos teniendo un arsenal fantástico con “juguetes” como un lanza-tormentas, un rayo que convierte a los enemigos en cerdos o un rayo congelante, pero que sólo los podamos mejorar usando más guitones es algo decepcionante. En este aspecto, es vital destacar que cada uno de los cuatro personajes tendrá su propia cuenta de guitones y de armas. ¿Esto qué significa? Que si nos ponemos a jugar online y ya se han cogido al héroe que tenemos mejorado principalmente, nos fastidiaremos a lo grande al no tener ni guitones para comprar las armas, ni éstas para poder acabar bien con los enemigos. Si se quería separar lo de los guitones de héroe por el tema de los skins vale, pero no con absolutamente todo.

Las plataformas y los tiroteos se han simplificado, para hacer todo más sencillo (no en vano, el juego está enfocado a un público familiar en lugar de únicamente los fans del lombax). De esta forma, los saltos serán muy básicos, y si nos caemos, contaremos con que otro personaje esté vivo para que reaparecer a los pocos segundos. Lo mismo se aplica al combate si es que no nos han podido reanimar. Pero lo más irritante de los tiroteos es lo caótico que se vuelve todo. La saga, cuando jugábamos solos, ya era todo un mar de efectos en pantalla, pero si lo multiplicamos por cuatro y hacemos que la cámara sea fija, puede llegar a resultar un milagro saber dónde se encuentra nuestro personaje. Por tanto, la cifra ideal de jugadores es de dos, ya que nos podemos ayudar el uno al otro, y el caos se mantiene al mínimo.

Pero no todo es negativo. Este enfoque cooperativo es causante de la inclusión de la sobrecarga, que consiste en disparar todos juntos con el mismo arma a un mismo enemigo, para ver una gran explosión a cámara lenta si estamos así un tiempo. Además, el dinamismo de los combates y la variedad de armas hace que no nos cansemos de pelear en el juego, al irse abriendo nuevas posibilidades de combate a medida que avanzamos.

Otro aspecto fundamental son los puzzles a los que nos tiene acostumbrados la saga usando los más variopintos artilugios. Éstos también se han simplificado, pero al menos son divertidos y algo ingeniosos, en especial las pruebas contrarreloj que tendremos que superar si queremos hacernos con el TAUN (el arma más poderosa del juego). Lo único que se ha mantenido casi intacto son las secuencias sobre raíles esquivando obstáculos, ya que solo se ha cambiado que los raíles serán más anchos para poder girar y así, no molestarnos entre los jugadores.

Junto a estos momentos clásicos de la franquicia, nos encontramos con escenas propias de esta entrega y claramente enfocadas al multijugador. La más sencilla será el utilizar unas torretas para acabar con nuestros enemigos, para pasar a zonas en las que usar un jet-pack, lanzar a nuestros compañeros usando el VAC-U, dirigir un taxi o una lancha y mucho más. Es aquí donde el juego nos llegará a sorprender más, ya que si bien el resto de los elementos no están mal hechos, al tener mejores experiencias en los Ratchet anteriores salen peor paradas.

Si por algún casual tenemos que jugar solos, la IA nos acompañará con un único aliado, que saldrá de nuestra espalda en los momentos en que lo necesitemos. Está claro que contar con un amigo es mucho mejor, pero nuestro compañero será tremendamente eficiente, sin que en casi ningún momento nos tiremos de los pelos como en otros juegos enfocados al cooperativo. Con todo esto, la historia nos puede durar unas 10 horas, sumando a esta cifra la rejugabilidad de tener que jugar con cada personaje para desbloquear sus skins y sus armas, algo de lo que se beneficiará el juego online, que afortunadamente, funciona bastante bien.

Con los gráficos, nos encontramos ante la mala noticia de que han empeorado respecto a Atrapados en el Tiempo. Es algo que se comprende al tener más personajes controlables en pantalla y la necesidad de que todo se mantenga estable, pero da pena ver que esa sensación de estar jugando a una película de Pixar disminuye bastante, algo de lo que es culpable la cámara fija. Aun así, el estilo visual es igual de bueno que siempre, con unos escenarios tremendamente variados, y unos personajes la mar de imaginativos. Por no hablar de las escenas de vídeo, tanto con el motor del juego como en 2D, que son una auténtica maravilla. Los efectos en pantalla serán una constante (por eso hay tanto caos), y hay momentos realmente espectaculares cuando vemos explosiones y rayos por todas partes sin ninguna ralentización.

El sonido mantiene el alto nivel de la saga. El doblaje al castellano respeta las geniales voces de siempre, haciendo una delicia escuchar sus frases en mitad de la acción. Si no fuera por ellos, la historia no sería ni la mitad de divertida de lo que es. Los efectos sonoros funcionan a las mil maravillas, y la música, aunque no sea tan potente como en la anterior entrega, nos logra meter en la acción.

Conclusión

El principal problema de Todos para Uno es salir justo después de Atrapados en el Tiempo. Esta entrega llevó a su máxima expresión todo lo que nos encantaba de la franquicia, por lo que reducir todo lo que nos encontramos ahí para una aventura cooperativa mucho más sencilla es sin duda un paso atrás en la saga. Tras haber completado la aventura, como fan tengo que reconocer que me lo he pasado bomba con el divertido argumento y los momentos cooperativos, pero se pueden ver fácilmente sus principales problemas.

Así que como un experimento, el juego está muy bien. Divierte, y con amigos es una pasada. Sin embargo, como otra entrega de la franquicia, falla bastante más. Por lo tanto, si Insomniac quiere seguir incluyendo multijugador en futuros Ratchet, que se centren en Gladiator: ésa es la experiencia online que todos queríamos, y que para nada nos ofrece este Todos Para Uno. Si es eso lo que buscabais os vais a llevar un chasco bien grande, pero si tan solo buscáis una divertida aventura cooperativa plataformera para toda la familia, este Ratchet os enganchará de principio a fin.

Lo mejor

  • Los momentos cooperativos, y poder jugar online con cualquiera.
  • El imaginativo armamento al que tendremos acceso.
  • El argumento es de lo más divertido.
  • Si jugamos solos, el compañero es de lo más eficiente.

Lo peor

  • Simplificar todo lo bueno de la saga a favor del cooperativo.
  • La cámara fija y las limitaciones que ocasiona.
  • No poder evolucionar ni las armas ni los nanotec.
  • El sistema individual de armamento, todo un castigo como no juguemos con nuestro personaje de siempre.

Ficha

  • Desarrollo: Insomniac Games
  • Distribución: Sony
  • Lanzamiento: 20-10-2011
  • Idioma: Español
  • Precio: 69,95 €

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. el mejor analisis del juego que he visto con diferencia los demas dicen que es bueno el juego y es un gran paso atras como bien habeis dicho
    totalmente de acuerdo con TODO el analisis no os habeis dejado nada atras
    el juego es una mierda bien grande como todos de aqui en adelante siguan asi imnomniac ha perdido a un fan para toda la vida
    pero analisis increible felicito a quien o a quienes lo hayan echo
    lo tenia que haber leido antes de comprar el juego pero bueno….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *