Ratchet & Clank: Atrapados en el Tiempo

En los últimos años lo juegos se han centrado en la acción, la violencia y los disparos. Uno de los géneros más perjudicados, junto a las aventuras gráficas, ha sido el de las plataformas. Si hace años los títulos de este tipo eran muy numerosos, ahora se reducen a un par por año, quedando únicamente vigente gracias a juegos serios en los que constituyen una parte de su jugabilidad.

Por suerte los chicos de Insomniac no han parado de ofrecernos su calidad en la saga Ratchet & Clank, llegando a convertir en la fraquicia en uno de los mejores plataformas exclusivos. Esto se ha visto reforzado con la increible trilogía “Future”, que por fin llega a un final gracias a Atrapados en el Tiempo. Pero claro, con lo buenas que fueron las anteriores entregas el listón estaba muy alto, así que ¿habrán podido superarse a sí mismos o deberían de haberse quedado ellos atrapados en el tiempo?

La historia tiene lugar justo después de En Busca del Tesoro, y supone el final del arco argumental creado en Armados Hasta los Dientes. Por tanto, es recomendable saber qué ocurrió en estos dos títulos. Si por alguna razón os habéis aventurado directamente a Atrapados en el Tiempo, nada más empezar la aventura visualizaremos un desternillante vídeo en el que el Capitán Qwark resumirá estos dos juegos, a modo de entrevista por su última película. Básicamente se trata de cómo Ratchet descubrió que su raza, los lombax, desaparecieron por culpa de los cragmitas, y su último descendiendo, el emperador Tachyon, fue el principal partícipe de la destrucción de la civilización lombax. Tras derrotarle en Armados Hasta los Dientes, los Zoni, unas criaturas misteriosas que ayudaban a Clank, secuestraron a nuestro robótico amigo. Así Ratchet se embarcó en su búsqueda, hasta que descubrió en qué parte del universo se encontraba, además de que estaba siendo retenido por el Doctor Nefarius, posiblemente el mejor villano de toda la saga.

Tras toda esta introducción (completamente necesaria dada la importancia de la historia y su profundidad) descubriremos que Clank está en una estación espacial llamada el Gran Reloj, que fue construida por Orvus y es mantenida con la ayuda de los Zoni y de Sigmund, el robot ayudante de Orvus. Esta estación, que se encuentra en el mismo centro del universo… palmo arriba, palmo abajo, sirve para mantener la continuidad del espacio-tiempo.

Mientras tanto, Ratchet, acompañado del Capitán Qwark (desgraciadamente Talwyn solo es nombrada al principio y no aparece en todo el juego) se embarcan en la búsqueda de Clank y Nefarius. En sus exploraciones galácticas descubrirán a otro lombax, que además era muy amigo del padre de Ratchet. Esto da pie a la evolución en la búsqueda de Ratchet de su familia, y demuestra lo bien que se puede mezclar un guion con numerosos puntos cómicos y una gran emotividad.

Pero vayamos por partes. Este personaje se llama Alister Azimuth, y gracias a él descubriremos cómo pudo Tachyon conseguir tanto poder como para obligar a los lombax a desaparecer. Por si esto fuera poco, se cuenta con precisión el destino de los padres de Ratchet. Y es que, en el fondo, la historia de Atrapados en el Tiempo se centra en la familia tanto del lombax como de Clank. Así se consigue dar una gran profundidad a ambos personajes, para que no solo sean los típicos héroes que siempre consiguen salvar la situación.

En cuanto a los villanos, por suerte se da una explicación lógica para su vuelta (si recordáis, en la tercera parte acababan flotando en un asteroide en el espacio). Además, su plan tiene mucho sentido dentro de los objetivos de este personaje. Aunque cómo no, lo más impresionante de Nefarius es su gran carisma. Desde su forma de hablar, a su obsesión con las telenovelas, sus repentinos bloqueos para convertirse en un reproductor de estos culebrones (en versión espacial, por supuesto) o los ataques de ira que hacen que todos sus secuaces le teman.

El Capitán Copérnico Qwark también tiene gran importancia en la aventura, y muestra algo de evolución que por fin lo aleja del constante lloriqueo al aparecer los malos que, aunque sigue siendo gracioso, ya empezaba a cansar un poco. Esta vez será más decidido, planeará mejor las situaciones y nos ayuda sin ningún interés propio, algo que no había hecho prácticamente nunca en toda la saga.

De nuevo, uno de los elementos principales del juego es el humor, y es que a pesar de ser una historia mucho más serie y profunda (sobre todo en la parte final, sencillamente impresionante) nos seguiremos ríendo con cada escena de vídeo y con las diferentes razas que nos encontraremos. Éstas básicamente son representaciones de los hippyes al estar tecnológicamente atrasados y ser los más “verdes”, los empollones con sus juegos de rol (atención a la frase “Cuidado conmigo, que soy un personaje con un nivel 60 en el cuerpo a cuerpo” o cosas similares típicas de la representación de esta clase de personajes) o los agorianos, que a pesar de existir miles de años no han evolucionado para nada, y lo único que saben hacer es pelas.

Además de esto siempre tendremos los chistes de los protagonistas, las situaciones en las que nos veremos envueltos y algunas parodias muy bien implementadas. Una de ellas de Super Mario, cuando el fontanero de la saga le dice a Clank que se meta por una tubería, pero que él no podía porque un fontanero nunca se metería por tuberías. Sumad a esto el sonido de Mario y una tubería idéntica y os reiréis a carcajadas. Otra parodia podría ser también a la serie “Perdidos”, con los vídeos explicatorios sobre el Gran Reloj filmados por Orvus, y que irremediablemente ma han recordado a los de la Iniciativa Dharma de la isla más famosa de la televisión.

Con todo esto, la historia de Armados Hasta los Dientes es espectacular. Ya que no sólo han cerrado todos los cabos sueltos de una forma ejemplar, sino que lo han hecho haciendo evolucionar a los personajes de una forma lógica y trayéndonos el humor típico de la saga, por lo que éste es un aspecto que no defraudará a ningún seguidor de las aventuras de esta pareja galáctica.

Como hemos dicho antes, Ratchet y Clank están separados en esta ocasión, por lo que nos encontramos con dos jugabilidades completamente diferentes, a la vez que una de ellas se subdivide en varias clases que hacen de este título uno de los más variados y divertidos de estas navidades.

Primero nos centraremos en nuestro robótico amigo, ya que es con él con el que empezamos la aventura. Básicamente, la jugabilidad de anteriores entregas se ha visto modificada radicalmente (si no tenemos en cuenta al spin off de Agente Secreto Clank) en pos de un énfasis casi completo en las plataformas y los puzzles. Por tanto se acabó eso de mandar a otros ayudantes a hacer nuestro trabajo, ya que esta vez estaremos completamente solos.

En los saltos el control sigue funcionando a la perfección, y esta vez se ha añadido una opción de triple de salto, lo que nos permite superar distancias más grandes.

Sin embargo, la verdadera novedad está en el uso del tiempo. Al estar en el Gran Reloj, casi todo está afectado por el tiempo, por lo que desde los puzzles a las plataformas sufren geniales inclusiones que mejoran considerablemente el control de Clank.

Para empezar, y continuando con las plataformas, ahora tendremos la posibilidad de lanzar unas cronobombas que ralentizan el tiempo en la esfera creada. Por desgracia solo podrá estar activa una, por lo que al lanzar otra desaparecerá la anterior. Esto nos ayudará a superar plataformas que se mueven a una velocidad endiablada, siendo nuestra única posibilidad el ir lanzando las cronobombas en los momentos correctos para que afecten a la siguiente plataforma y no nos deje vendidos instatáneamente.

En el combate también nos servirá para ralentizar a nuestros enemigos, lo que nos facilita el poder acercarnos con nuestra única arma: el cronocetro. Con él podremos reparar todos los objetos que estén desruidos en unas logradas animaciones, además de poder devolver los disparos al rebobinarlos (sin duda, es una buena explicación).

Todo esto está muy bien, pero la verdadera alma de la fiesta en las partes de Clank son los puzzles y los minijuegos. Los primeros nos ocuparán casi todo el tiempo, y se basan en usar nuestras propias grabaciones para que presionen los interrupores que abren las puertas por nosotros.

Pero vayamos por partes. Ésto únicamente funciona en unas plataformas concretas, y únicamente podremos tener una grabación en cada una. De esta forma, tendremos que asegurarnos que lo último que hagamos sea abrir la puerta. Así puede sonar fácil, pero según vayamos avanzando nos encontraremos con retos bastante complicados. Por suerte existe la opción de saltarnos el puzzle o recibir un consejo (siempre pagando un precio, claro), pero os aseguramos que acabarlos  una experiencia muy gratificante.

Alguna de estas complicaciones pueden ser enemigos que destruyan una de nuestras grabaciones, tener que usar a algunas para activar ascensores, después pisar un interruptor para dejar pasar a otra grabación que haga otra cosa, tener en cuenta qué copias lanzan cronobombas en los saltos y tener en cuenta el tiempo que usamos, ya que solo podemos grabar un minuto de duración y nosotros mismos podemos bloquear a otras grabaciones al cortarlas el paso. Y aunque ahora parezca complicado, con algo de práctica llegaréis a disfrutar enormemente estas secciones.

Lo último que nos encontraremos son los minijuegos en los que tendremos que reparar todas las anomalías temporales de los planetas del universo. Para lograrlo tendremos que dirigir un rayo que sale del cronocetro y da directamente a una representación del astro que estamos “reparando”. Una vez empiece todo, tendremos que mover el rayo para reparar las anomalías que se van moviendo, e incluso pueden llegar a evolucionar y dividirse.

Pero también tendremos que tener cuidado, ya que si nos ponemos sobre una anomalía ya reparada la volveremos a estropear. Para ayudarnos habrá algunos “power-ups” que crearán ondas expansivas curativas o harán nuestro rayo más poderoso. En contra, también pueden aparecer unas figuras que volverán a estropear las anomalías, obligándonos a encontrar la forma de reparar todos los problemas dentro del tiempo dado sin olvidarnos de estos enemigos.

Todo esto hace de la jugabilidad de Clank una delicia, y una gran mejora para un personaje que siempre ha estado en un segundo plano.

Y ahora nos toca hablar de Ratchet, que vuelve a ser el centro de la acción, la velocidad y más plataformas. En el campo de la acción nos encontramos con el mismo control, que por suerte sigue funcionando igual de bien que siempre. Por tanto, de nuevo podremos desplazarnos lateralmente, acercar la vista hasta nuestro hombre y parar la acción de entre todas las armas disponibles.Como novedad está la posibilidad de lanzar nuestra querida Omnillave sin tener que agacharnos, lo que aumenta el dinamismo de los combates.

En este aspecto nos volvemos a encontrar con uno de los mejores armamentos que hemos visto en cualquier videojuego, tanto por su disparatado diseño y funcionalidad como por lo destructivo que resultan. Aquí nos encontramos con unas cuantas mejoras que nos han encantado. Primero, los vídeos introductorios para cada arma. Al estar disponible para comprar visualizaremos una desternillante secuencia hecha con unos simpáticos dibujos en la que se nos explicará el funcionamiento del arma, mientras que no podremos parar de reír.

La segunda novedad son las tres armas constructo(pistola, escopeta y guante lanzagranadas). Por primera vez podremos modificar estas tres armas con los kits que vayamos encontrando por todo el juego. Algunos harán que las bombas afecten principalmente al aire, otro que los disparos reboten, que se añada veneno a los proyectiles, o incluso cambiar el color del arma. Esto nos da un gran abanico de posibilidades, y como primera introducción en este campo lo han hecho muy bien.

En cuanto al resto de juguetitos, la variedad está servida. Controlaremos desde el Soniceruptor (un arma que usa, literalmente, los eruptos de una bestia, y para hacer el máximo daño hay que disparar en el momento correcto), el divertido Molatrón (bolas de discoteca que hacen bailar a todos los personajes), lanzacohetes (atentos al TAUN V, que tras conseguirlo veréis una de las armas más destructivas y espectaculares) o incluso un arma que convierte a los enemigos en monos. Pero todavía quedan muchas más, y es mejor que las veáis por vosotros mismos, porque son realmente impresionantes y tremendamente útiles.

Como en las anteriores entregas, a medida que vayamos usando las armas y matando rivales iremos consiguiendo experiencia. Con ella evolucionarán las armas hasta un máximo de cinco niveles (con cinco más si jugamos en el modo desafío). Por supuesto, nuestra salud irá aumentando, y si no fuera por esto y los sucesivos blindajes nos sería complicado sobrevivir en los numerosos tiroteos en los que formaremos parte.

Hablando de estos momentos de acción, la verdad es que son tremendamente divertidos. No sólo por las armas y el estupendo control, sino por la variedad de enemigos y el dinamismo con el que se suceden los combates hacen que nunca nos casemos de luchar. Si os pasa esto la arena de combate os volverá a encantar, y no pararéis hasta completar todos los desafíos, lo cual nunca se vuelve repetitivo.

Otra parte primordial en la saga siempre han sido los artilugios, y de nuevo vuelven a ser muy ingeniosos. El primero que obtendremos será nuestro fiel Balanceador, ya típico de la franquicia. Sin embago, los otros tres son mucho mejores y novedosos. Para empezar, las botas aerodeslizantes nos permiten disfrutar de la habilidad de planeo en los saltos. Además, con ellas podremos recorrer los niveles mucho más rápido, y disfrutar de nuevas secciones plataformeras rápidas y divertidas. Seguramente es una de las mejores inclusiones en esta nueva aventura, ya que serán primordiales para superar bastantes secciones del juego.

El siguiente es el Empapador, con el que podremos absorver sustancias líquidas y dispararlas a nuestro favor. Principalmente lo usaremos en los puzzles, para enfriar plataformas, dirigir una especie de bichos carnívoros donde nos interesen (sí, recuerdan mucho al enjambre de Resistance 2, solo que estos no vuelan) o engrasar tuercas.

El último artilugio son las cronobombas, que funcionan igual que para Clank. Lamentablemente no nos veremos obligados a usarlas durante la aventura, por lo que prácticamente no las usaremos.

Junto a todas las mejoras y variedad que nos encontramos con estos artilugios, a esto se añade el gran avance de separar artilugios y armas de la selección rápida, ya que ahora podremos escoger los artilugios directamente con la cruceta, lo que ayuda bastante.

En todas las anteriores entregas la pantalla de “cargando” siempre era la nave viajando de planeta en planeta, sin que nosotros pudiéramos casi tomar el control de la nave. Pues bien, eso ya ha pasado a la historia, ya que esta vez seremos nosotros los que dirigeremos nuestro transporte en mitad del espacio con total libertad.

Por supuesto el mapeado es limitado, y es que no estaremos en una zona central desde la que acceder a todos los niveles, sino que el espacio se divide en varios sectores. Desde ello podremos acceder a los planetas en los que avanza la acción, y perdernos entre las numerosas lunas y misiones secundarias que nos ofrecerán.

Para mejorar la nave tendremos que capturar a los Zoni, que se encontrarán en los niveles principales y en los satélites de cada zona. De hecho, estas zonas refuerzan algo que la saga había perdido ligeramente: el toque plataformero.

Porque hay que reconocerlo, durante unas entregas los disparos casi se hicieron más importantes que las plataformas en sí mismas. Por suerte, no todas las lunas son para las plataformas, lo que fomenta de nuevo la variedad. De esta forma nos encontraremos con tres tipos completamente diferentes.

Las más habituales serán las de plataformas, donde realmente se nos ofrecerán retos que pueden llegar a engancharnos. Esto se debe a las plataformas que desaparecen, zonas con las botas aerodeslizantes y demás parafernalia que tanto echaba de menos en los juegos de plataformas.

Otras serán mucho más simples, porque tan solo tendremos que derrotar a los enemigos para obtener nuestra recompensa. Las últimas serán para ofrecernos misiones secundarias, que también podremos aceptar de otras naves que estén paradas en el espacio.

Éstas se basarán en destruir a un número concreto de naves enemigas, mover algún objeto o remolcar la nave hasta un punto concreto. Aquí podremos comprobar lo sencillo que es el control en el espacio, aunque a la larga puede volverse algo repetitivo.

Este espíritu de libertad también ha impregnado varios niveles del juego, ya que no siempre estaremos en planetas pasilleros, sino que en ocasiones tendremos una amplia zona para explorarla en el orden que queramos. Además, las bifurcaciones para conseguir más desbloqueables han aumentado considerablemente. Por si esto fuera poco, a menudo que consigamos más artilugios se abrirán más caminos y secretos en niveles anteriores, por lo que siempre nos encontraremos algo nuevo en cada planeta. Todo esto hace que las pantallas de carga sean las típicas de todos los juegos, y que por primera vez haya puntos de guardado en mitad de los planetas, por lo que podemos empezar la partida desde el punto donde terminamos si tenemos que dejar de jugar por alguna razón, lo cual es algo que nos ha encantado.

Otro punto positivo es la duración, ya que completar la historia os llevará unas 10 horas, pero luego quedará la posibilidad de encontrar todos los secretos para desbloquear todas las mejoras y combates, o empezar la aventura de nuevo mediante el modo “Desafío”, en el que los enemigos serán más fuertes y nuestras armas podrán evolucionar hasta niveles altísimos. Además todavía quedarían los trofeos (que como mínimo tendréis que completar el juego dos veces si vais la primera vez en difícil y luego vais a por el desafío) y los típicos puntos de habilidad.

Es cierto que es una lástima que no haya ningún modo mulijugador (pero sí que la hay para subir nuestras puntuaciones) como en Playstation 2, pero la gran jugabilidad de la historia hará que se os olvide por completo, porque realmente la saga ha evolucionado en la jugabilidad notablemente.

En el aspecto gráfico parece que no hay muchas mejoras a simple vista, pero si nos fijamos detenidamente podemos apreciar cómo este es el juego con mejores gráficos de la saga. Lo que má ha evolucionado han sido las escenas de vídeo, que ahora tienen literalmente un nivel casi idéntico a cualquier película de animación, lo cual es ya de por sí impresionante.

En las partes ingame podemos apreciar unas mejores animaciones en Ratchet  y todos los personajes, lo que les hace más naturales. Eso sí, el diseño no se queda atrás, y desde los protagonistas a los enemigos, todos han sido hechos con una creatividad excelente. Lo mismo se puede decir de los escenarios, que vuelven a ser impresionantes por la gran cantidad de elemenos que se moverán al mismo tiempo de una forma muy realista. Sin embargo, sigue existiendo el problema del popping en los elementos del escenario cuando estamos muy lejos y nos acercamos repentinamente, aunque ahora es mucho más leve.

En cuanto a los efectos es sencillamente para quitarse el sombrero, porque con todas las explosiones que veremos en pantalla (realmente, se podría decir que es el juego con más explosiones que haya habido). Esto lo podréis notar cuando pongáis vuestras manos en el TAUN V, porque realmente es algo que merece ser visto y probado por vosotros mismos.

En el apartado sonoro tanto Insomniac como Sony han cuidado siempre sus producciones, por lo que ésta no iba a ser una excepción. Para empezar, el doblaje es sublime. Las voces de los personajes se mantienen, y la única que parece que ha cambiado ligeramente es la de Nefarius (me parece ligeramente más aguda que antes), aunque sigue siendo excepcional. La de Azimuth es la del actor que se ha hecho conocido por doblar a Mahone en “Prison Break”, y ha sido una decisión muy acertada, ya que es tremendamente bueno y hay algunos momentos memorables en los que su voz demuestra el carácter de su personaje a la perfección.

Las melodías son también geniales, siendo típicas de los juegos de plataformas, por lo que normalmente estaremos escuchando algo alegre mientras brincamos por los niveles. Pero esto no quita que en los combates cambien y se vuelvan mucho más movidas y nos metan más en los tiroteos, sobre todo en los combates contra los jefes finales. Para rematar, también se adaptan a la perfección durante las secuencias de vídeo, haciendo de las escenas emotivas más emotivas todavía.

Los efectos vuelven a estar a un gran nivel. Por tanto, los disparos de las armas, las explosiones y los sonidos de las naves espaciales aumentan la inmersión del jugador.

En conclusión, Ratchet & Clank: Atrapados en el Tiempo es el broche perfecto para una trilogía impresionante. Y es que no solo han dado un gran desenlace para la historia, sino que han introducido numerosas mejoras e innovaciones que lo colocan como una de las mejores entregas de la saga (solo le falta un modo multijugador para estar en lo más alto).

Así que si sois fans de la franquicia directamente no os podéis perder este título, y lo mismo si os gustan las plataformas. Porque hacía tiempo que viajar por el espacio no era tan divertido como Ratchet y Clank demuestran en este impresionante juego.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. IMPRESIONANTE!
    Genial curro, genial explicación, y sobretodo, genial juego! Definitivamnete me lo pillo para las navidades! 😛

  2. una pregunta:

    ¿Que hay q hacer en el desguace del sector korthos? . Entro y el vullard no me dice nada de lo q hay que hacer y el que esta en el bar tampoco. AYUDENME PORFAVOR¡¡¡¡¡

  3. Hola mananas.
    Si mal no recuerdo en ese sector la primera misión te la mandan en un local exactamente igual que está en una luna con muchos vullards (ni me acordaba que se llamaban así xd). El que te manda la misión (que va de cargarse unos carteles del otro desguace)está en un desguace enfrente de donde aterriza la nave.

    Tras esto el del desguace principal te mandará una misión, y luego creo que otra el de la otra tienda. Es como una guerra entre locales.

    Espero que te sirva de ayuda, y recuerda que ante cualquier duda intentaremos ayudar.

    • Primero necesitas el gancho, que te lo dan para una misión específica. A partir de entonces, siempre que puedas remolcar algo te tiene que salir el botón “Cuadrado” sobre el objeto que vas a remolcar para poder lanzarle el gancho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *