Rainbow Moon

    El mismo estudio creador de los Söldner que tanto emocionaron a nuestro compañero Bruno llega un juego totalmente diferente al estilo: Rainbow Moon, un RPG de tintes clásicos con gráficos de última generación que, aún pasando algo desapercibido, se sitúa entre los más recomendados de PSN y del género en sí.

    Cierto es que no aporta grandes novedades , pero con su simple fórmula nos asegura muchas y muchas horas de juego (+100) explorando grandes cuevas laberínticas, y otros muchos paisajes exteriores, incluso a lomos de nuestra barcaza por mar.

    Namoris, archienemigo de nuestro heroe nos prepara una trampa en medio del bosque, con la que nos teletransporta a otro planeta (Rainbow Moon) en el que quedamos encerrados. Sin embargo, Namoris también es víctima de su propia trampa, quedando confinado con nosotros y atrayendo todo tipo de monstruos a la que antes era una tierra pacífica. Eh aquí cuando empieza la trama en la que deberemos derrotar al rival de turno y juntar los artefactos necesarios para poder volver a nuestra tierra. Tampoco estaremos solos, puesto que a lo largo de la historia se nos unirán varios personajes más… sin saber bien el porqué, nos daremos cuenta que alguien se nos ha unido a nuestra party.

    No es una super historia, pero dará pie a la verdadera fuerza del juego, la exploración y los combates: Debido a nuestro viaje espacio-temporal, Rainbow moon estará infestada de todo tipo de monstruos a cuál más fuerte, que incluso en la más baja dificultad, nos pondrán en algún aprieto que otro si no nos andamos con cuidado. Con tal de no hacer muy pesada la experiencia del usuario, se ha optado por mezclar los dos estilos típicos de trigger de combates, aleatorio y viendo enemigos en el escenario: Mientras exploremos las bastas tierras que nos esperan, podremos ver los enemigos en el mapeado, sabiendo que si nos acercamos muchos, empezará el encuentro (por suerte, antes de empezar, sabremos si el combate será un paseo o un reto, mirando el nivel y la cantidad de enemigos que encontraremos en dicho encuentro… y si el color de las letras es rojo, corred, insensatos!); por otro lado, tendremos los típicos combates aleatorios que saltan sin que nos lo esperemos, pudiendo eso sí, elegir si queremos entrar en el combate, o alejarnos disimuladamente hasta que el aviso de combate aleatorio se diluya.

    El combate es uno de los aspectos más cuidados del juego, no solo por la cantidad de habilidades que podremos aprender, si no porque realmente será de lo más divertido que encontraremos: Si os gusta el estilo RPG por turnos y con estrategia moviéndonos por casillas, no podéis perderos esta descarga. Deberemos planear bien los movimientos para salir lo más aireados posible del escenario y no será fácil, puesto que cada enemigo, e incluso cada ataque, tendrán sus propios rangos de acción, por lo que estudiar el terreno antes de mover ficha será crucial. Por si fuera poco, otras variables como el tipo del personaje, también deben ser tomadas en cuenta: Cada enemigo / personaje tendrá su propio tipo (espada, hacha, mago…) y afectará en mayor o menor medida al resto de tipos, por lo que deberemos vigilar a quien enfrentamos con quien.

    Esto destapa un comportamiento destacable en ciertos enemigos que irán tras su homologo para atizarle primero, por lo que en los primeros pasos del juego, que son a la vez, los más duros, podremos utilizar técnicas rastreras para salir de los combates: mientras huimos con Trisha la arquera por el escenario, que es perseguida por un golem de piedra (que siempre irá a por ella en primer lugar, por ser de un tipo dominante al del golem) podremos atizar al golem con el resto de personajes, sin siquiera llegar a recibir un punto de daño.

    Como RPG, podremos mejorar a nuestros personajes con nuevas habilidades (que también subirán de nivel cuanto más las usemos), y mejoras de los clásicos status como fuerza, defensa, suerte… Incluso habilidades pasivas que deberemos equiparnos según lo que necesitemos, hasta consumir el tope máximo de habilidades equipables, juntando así un muy buen abanico de posibilidades y personalización de los personajes.

    Conclusiones


    Desgraciadamente el título nos llega sin siquiera ser traducido, y con un nivel algo exigente de inglés por parte del usuario, cosa que hará que los poco convencidos a comprarlo se retracten, perdiendo un buen juego gracias a la estrategia de los combates y la alta personalización de nuestros personajes. Por otro lado, acabaréis por mutear la música de fondo, puesto que acaba cansando tras las horas que podemos echarle al juego (que no son pocas, debido a la vasta extensión del mapeado), aunque durante la exploración es mas agraciada que al final de cada combate. Técnicamente es una gran adaptación de los juegos añejos a las consolas de sobremesa actuales; pero por culpa de la traducción y de una historia a veces algo inconexa, muchos hogares se perderán este título, que aunque lejos de ser una joya, nos ofrecerá una cantidad ingente de horas y diversión, que los amantes del SRPG no podéis obviar, dado al precio que está. Exclusivo en PSN.

    Lo mejor

    • Alta personalización de los personajes, en cuanto a habilidades y posibilidades de equipo.
    • La estrategia será fundamental en unos combates que nos recuerdan gratamente a un tablero de ajedrez.
    • Gran cantidad de misiones secundarias que nos darán horas y horas de juego.

    Lo peor

    • La dificultad, incluso en los niveles más fáciles, nos tentará a comprar alguno de los packs de experiencia que ya se encuentran en la store, para mejorar a nuestros personajes
    • El argumento no está a la altura de otras características muy buenas de Rainbow Moon.
    • El idioma es un punto bastante negativo a tener en cuenta, puesto que requiere de un nivel de inglés algo avanzado.

    Ficha

    • Desarrollo: SideQuest
    • Distribución: Sony
    • Lanzamiento: 4/7/12
    • Idioma: Inglés nivel medio - avanzado
    • Precio: 12.99€

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *