Planet Minigolf y expansión Isla Stronghold

En los juegos descargables, hay algunos géneros que suelen despuntar fácilmente. Los chicos de Zen Studios ya hicieron un muy buen título de pinball, y hace unos meses se pasaron al mini-golf con Planet Minigolf. Con el mismo objetivo de divertir a los usuarios al máximo, crearon un título que se ha visto muy mejorado con una serie de parches, la expansión de la Isla Stronghold y, sobre todo, la compatibilidad con Move. Después de todas estas mejoras, ¿habrán conseguido el objetivo de divertirnos?

Logo de Planet Minigolf

Como todos sabréis, el minigolf es una variante del golf tradicional, que está pensado para ser disfrutado en sesiones cortas en campos llenos de obstáculos para hacernos pasar un buen rato. Pues bien, en Planet Minigolf esto se lleva hasta su máxima expresión en todos los aspectos posibles. Para empezar, los personajes son estereotipos clásicos como el cachas o la tía buena. Con esto ya se ve desde un principio que el objetivo es hacernos pasar un buen rato, no hacer el juego más realista posible.

En cuanto a los modos de juego, nos encontramos con cinco opciones: Un Jugador, Multijugador, Mis Campos, Mis Repeticiones y Campos de la Comunidad. En la primera tendremos cuatro mundos de serie (cinco con la expansión) en los que nos encontramos cuatro campeonatos de dificultad cada vez mayor. Si bien al principio los 9 hoyos de cada campo son bastante sencillitos, en las últimas competiciones los retos son tremendamente desafiantes.

Planet Minigolf. Bola en medio de un looping

Afortunadamente, el sistema de control es lo suficientemente bueno como para superar todos los desafíos divirtiéndonos a cada paso. Si jugamos con el mando tendremos tres opciones de tiro una vez hemos apuntado en la dirección en la que queremos efectuar el disparo. La que viene de serie es seguramente la peor de todas, ya que simplemente consiste en mantener el botón “X” hasta lograr la fuerza deseada. Esto hace que no siempre hagamos los tiros más precisos. Con “Tres clics” tendremos que pulsar la “X” hasta tres veces para lanzar, siendo bastante preciso una vez lo dominamos. Por último, el que más me ha gustado es en el que usamos el stick izquierdo para medir la potencia y el efecto de nuestro lanzamiento.

Si por otra parte queremos usar nuestro nuevo y flamante Move tenemos la posibilidad de hacerlo, usando un sistema similar al tercero que os he descrito. Así, si queremos apuntar tendremos que mantener el botón “Move” mientras giramos a un lado para rotar nuestro puntero. Una vez queremos efectuar el golpe tenemos que apuntar el mando hacia abajo y pulsar el botón “T” para entrar en la posición de tiro. Aquí, el juego reconocerá perfectamente si movemos el sensor hacia atrás o hacia alante, aunque ya os aviso que no reconocerá los movimientos libres que no tengan que ver con el juego. Si queremos darle algún efecto al tiro simplemente tenemos que girar la muñeca, siendo todo muy sencillo. Cuando queremos golpear la bola mantenemos “Move” y efectuamos el movimiento. Aunque mucho ojo, ya que el sensor detecta a la perfección la velocidad con la que llegamos a la bola, siendo tremendamente satisfactorio ver que esto se representa tan bien. Así que vamos, si tenéis un Move no busquéis más sistemas de control: éste es el mejor.

Planet Minigolf. Brian se prepara para un tiro

El sistema de físicas ayuda mucho a la jugabilidad, ya que la pelota responde de forma muy realista a los diferentes desniveles y obstáculos del escenario. Sin embargo, no siempre será todo realista por unos elementos muy importantes: los potenciadores. Si la bola pasa por ellos podremos activarlos en cualquier momento, y os aseguro que serán tremendamente útiles. Algunos nos darán una gran velocidad por unos segundos, otra la hará volar, la hará aumentar de tamaño o la pegará al suelo. Todo esto unido al fantástico diseño de todos los niveles (tanto los originales como los de la expansión) hacen que la jugabilidad sea tremendamente divertida y satisfactoria. Para rematar, se nos darán puntos de estilo por acciones especiales o por un tiro acrobático, lo que aumenta todavía más las posibilidades.

Un aspecto que me ha gustado mucho es que al ganar competiciones ganaremos llaves de bronce, plata u oro, con las que podremos desbloquear diferentes elementos con los que personalizar a nuestros personajes, como camisetas, pantalones o diferentes bolas.

Una de las piezas angulares del juego es el modo de creación de campos y de hoyos, que a lo “LittleBigPlanet” nos permite crear nuestros propios niveles de una forma tremendamente sencilla en cualquiera de los mundos del juego. Las posibilidades son muy amplias, y como veréis los usuarios tienen mucha imaginación para poner a prueba nuestra habilidad.

Planet Minigolf. Preparación del tiro

Entrando en el multijugador, hasta 6 usuarios podrán jugar en la misma consola o a través de PSN. Jugando online además tenemos otras opciones, como duelos o juegos por equipos. Lo bueno es que suena bien, pero lo malo es que los servidores están vacíos, y si encontráis otros jugadores será un auténtico milagro. Sin embargo, en las opciones de internet algo muy destacable es que podemos subir a YouTube nuestras repeticiones, haciendo que el aspecto de la comunidad sea muy importante en el juego.

En el aspecto gráfico, todos los niveles tienen un diseño bastante atractivo como para ofrecer una buena variedad. Así podemos pasar por una isla pirata, una base en el ártico donde hay alienígenas o una base medieval en la expansión. Los personajes lucen bien, aunque sus animaciones podían variar un poco dependiendo de la potencia de nuestro golpe.

En el sonido la música cumple sin más, pero lo más inaguantable es el comentarista en inglés. Sencillamente horroroso y menos mal que se puede desactivar. Sin embargo, la opción que más me ha gustado es la de poder escuchar nuestra música mientras jugamos, algo que viene muy bien.

Planet Minigolf. Creación de un hoyo

Resumiendo, Planet Minigolf es un juego tremendamente completo por los casi 10 euros que vale, ya que tenemos 144 hoyos de serie, la posibilidad de subir repeticiones a YouTube, una gran cantidad de niveles creados y una jugabilidad sencilla pero tremendamente divertida. Además, la expansión es bastante buena, con 36 hoyos adicionales bastante desafiantes que nos darán más tiempo de juego, aunque es algo cara. Si encima buscáis un buen juego con el que usar Move no tenéis que buscar mucho más lejos.

Lo mejor
Fantástico diseño de los niveles.
Montones de opciones de creación de niveles.
Buena jugabilidad, mejorada todavía más por Move.

Lo peor
Horrible comentarista que nos dará más de un dolor de cabeza.
La expansión es algo cara para ofrecer solo 36 hoyos adicionales.
La casi imposibilidad de jugar al multijugador.

Entradas relacionadas:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *