PixelJunk SideScroller – Un impresionante “shmup” de la nueva vieja escuela

PixelJunk SideScroller
Los shmups son algo difïcil de encontrar en la PS3, pudiéndolos contar con los dedos de una mano. Por suerte, los chicos de Q-Games vienen dispuestos a rellenar el hueco con su nueva propuesta: PixelJunk SideScroller. Y aunque a primera vista pueda parecer un título más del montón, os aseguro que nos encontramos de algo especial y divertido.

Si alguno ha jugado de la saga PixelJunk Shooter, el nuevo título le sonará a una de las misiones extras de dicho juego en el que se introduce una mecánica de desplazamiento horizontal. Así pues, PixelJunk SideScroller nace como una spin-off de PixelJunk Shooter, y aunque aprovecha la base tecnológica la mecánica es muy distinta. La originalidad en cuanto el nombre es la misma.

PixelJunk SideScroller

PixelJunk Sidescroller es un shooter de desplazamiento horizontal de aspecto retro y jugabilidad moderna. Los gráficos vectoriales son puro arte de neón, como si hubiesen sido generados por un osciloscopio ultramoderno. A todo esto, la imagen parece ser creada por un monitor CRT curvo, son sus correspondientes distorsiones y barrido de pantalla. Si apagamos la luz mientras jugamos, uno puede sentir las sensaciones de ciertos títulos de antaño, pero nunca olvidamos que es un título de última generación, sobretodo al ver la calidad de las físicas y movimiento de fluidos. Se trata de un festival audiovisual; un homenaje psicodélico a los 90 acompañado de la absorbente música de High Frequency Bandwidth, que ya se encargaron de la de Shooter.

PixelJunk SideScroller

El juego no perdona, así que aquéllos a los que no les guste tener que sudar para terminar un nivel ya pueden parar de leer y seguir jugando al Sims. Incluso en la dificultad “casual”, la más baja, probablemente tengamos que jugar niveles una y otra vez, así que no es precisamente fácil. Por suerte para muchos, esto no son las recreativas del pasado. A lo largo del nivel hay “checkpoints”, que muchas veces alcanzaremos tras aguantar la respiración un rato a medida que aumentamos la dificultad. A parte de los niveles Casual y Normal, podemos desbloquear el Difícil y Brutal. Este último es… brutal, no lo he podido terminar. En las dificultades más altas, no solo tenemos que lidiar con enemigos más resistentes o que dejan “regalitos” al morir, sinó que además el aspecto visual cosa que obliga a tenernos que acostumbrar. El nivel Difícil, por ejemplo, tiene fondo blanco en lo que es un toque genial, que recuerda a ciertos juegos de hace un par de décadas. El nivel Brutal es en escala de grises, requiriendo los reflejos casi sobrenaturales – aunque YouTube seguramente demostrará lo contrario pronto.

PixelJunk Sidescroller Hard mode

Nuestra indefensa nave dispone de tres armas que podemos ir rotando y mejorando: metralleta, láser y bombas. A medida que los niveles se van complicando, tenemos que ir variando la estrategia y usar cada una de las armas a consciencia. Por ejemplo, las bombas son imprecisas, pero botan por las paredes pudiendo alcanzar enemigos como torretas. El láser es muy potente, pero tiene un cierto tiempo de recarga. Es ideal para formaciones en linea o ciertos enemigos más resistentes.

Disponemos de 12 niveles, más uno extra muy memorable, divididos en tres fases. En ningún momento el juego llega a hacerse tedioso o aburrido – la acción es frenética y, lo que es mejor, muy variada en cuanto a enemigos, obstáculos o acontecimientos. Debemos tener en cuenta, como en PixelJunk Shooter, varios tipos de fluidos pero a diferencia de este no tenemos que resolver ningún puzle. Básicamente, debemos evitar tocar líquidos en llamas o nubes de gas que pueden llegar a inflamarse. Líquidos y disparos son constantes, manteniéndonos en tensión todo el rato pero haciéndonos disfrutar del viaje. Cada uno de los niveles finales de cada fase presenta un jefe final, cada cuál más particular.

PixelJunk SideScroller

Como es habitual en los juegos de PixelJunk, SideScroller presenta un modo cooperativo local para dos jugadores. Lamentablemente no podemos jugar con un amigo a través de la red, cosa que no necesariamente es mala, porque siempre es bueno compartir las frustraciones -y alegrías- desde el mismo sofá: siempre hay más objetivos contra los que lanzar el mando. Estas cosas unen.

Así pues, ¿qué es lo que hace que PixelJunk SideScroller sea rejugable? Jugarlo en modo casual, es cosa de unas horas. Es un juego muy adictivo que motiva a la autosuperación, no solo para conseguir más puntos, sinó también para encontrar tres secretos escondidos en cada nivel. Es el típico juego que empiezas y no puedes dejar así como así, aunque lleves una hora en el mismo punto. Eso sí, el marcador es independiente en cada nivel, cosa que igual no gusta a aquéllos que les gusta jugar el juego de principio a fín, pero que atraerá a los que buscan superarse cuando tienen 5 minutos libres.

PixelJunk Sidescroller

Conclusión

Los de Q-Games saben hacer las cosas fenomenalmente para sus “PixelJunk”, siempre que seas un jugador de tipo hard-core. PixelJunk SideScroller pone nuestros reflejos a prueba, pero nos asegura un viaje sensorial a la nueva-vieja escuela muy recomendable para los amantes de los Shoot Them Up. Eso sí, solo para PSN. Si te gusta este tipo de juegos, no dudes en darle una oportunidad a Sidescroller.

Lo mejor:

  • Dificultad graduable que supone un verdadero reto.
  • Aspecto visual que recuerda a juegos de los 90, pero en realidad es moderno.
  • Gran variedad que hace que no sea repetitivo.
  • Trepidante y adictivo.

Lo peor:

  • Multijugador únicamente local.
  • Su título – deberían echar a los de Marketing de PixelJunk.
  • Aunque tenga muchas posibilidades en cuanto a dificultad, se hace corto y uno se queda con ganas de más.

Ficha

  • Desarrollo: Q-Games
  • Distribución: Q-Games
  • Lanzamiento: 26-10-2011
  • Idioma: Español
  • Precio: 7.99 €

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *