PixelJunk Shooter

    Si a algo nos tienen acostumbrados Dylan Cuthbert y los chicos de Q-Games es la posibilidad de poder jugar a títulos de aspecto sencillo pero con mecánicas innovadoras. PixelJunk Shooter es el cuarto título de la saga PixelJunk, después de Racers (el más flojillo), Monsters (uno de los mejores juegos a mi parecer en la Store) y Eden (bueno también). El nombre, a mi parecer un tanto falto de imaginación, fue decidido por concurso popular.

    En PixelJunk Shooter controlamos una pequeña navecita y nuestro objetivo es rescatar a los trabajadores de una colonia minera que se ha visto afectada por anomalías extraterrestres. Todo esto sucede en un futuro lejano, donde la lucha por los recursos es cada vez más difícil y llena de peligros.

    Leer más

    Como indica el título el juego, una de las cosas que haremos desde la navecita es disparar. Con estos disparos podemos destruir tanto a enemigos como paredes de roca blanda para podernos abrir paso entre las grutas subterráneas. A nuestro paso iremos encontrando supervivientes, que podemos rescatar usando un gancho especial de la nave, que también podemos utilizar para recoger diamantes preciosos escondidos en las paredes de las profundidades.

    Pero lo más innovador de este título es la presencia de fluidos y su comportamiento realista. Rios de lava o concentraciones de agua abundarán a nuestro alrededor y, es más, debemos aprovecharnos de estos fluidos para poder resolver los niveles. Por ejemplo, podremos derribar una pared que hará caer agua estancada de la parte superior sobre un río de lava. Cuando estos dos ambientes líquidos entran en contacto, la lava se enfriará convirtiéndose en piedra que podemos destruir. Pero agua y lava son dos de los fluidos que encontraremos, hay más medios, no necesariamente líquidos, como puede ser hielo o gases. Cada uno de ellos con propiedades diferentes que nos ayudarán o dificultarán nuestro paso.

    La lava, por ejemplo, es dañina para nuestra nave. Disponemos de un medidor de calor que si llega a su máximo hará que la nave entre en llamas y sea destruida. Para enfriar, podemos alejarnos de las zonas cálidas o remojarnos directamente en agua. Y prefiero no explicaros más sobre esto, porque siempre es una satisfacción ir descubriendo los nuevos medios a medida que avanzamos.

    El juego se divide en tres grandes zonas, con varios niveles cada una y su correspondiente jefe final. Cada nivel se divide en diferentes partes. Para que se abra la compuerta que conduce a la siguiente parte debemos rescatar a todos los supervivientes de la pantalla (si se mueren, también podremos avanzar, pero no nos darán bonificación al final… y que gasto de vidas humanas a parte de la pena que da). Para que os hagáis una idea, os dejo con este video grabado por mi, que incluso muestra mi instinto asesino antes del final. Como otros títulos de Q-Games, podemos grabar video directamente y subirlo a YouTube.

    Como sigue siendo costumbre en los juegos de la saga PixelJunk, en Shooter podemos realizar nuestras misiones en compañía de un amigo, de forma local, cosa que siempre es bienvenida para los que tienen hermanos y no quieren pelearse por quien juega.

    Como podéis ver en los vídeos e imágenes, la estética del juego es sencilla y desenfrenada. Pero no os dejéis engañar, detrás de este aspecto de líneas claras se esconde una física realmente compleja, que llega a usar gran parte de la capacidad de procesamiento de la PS3. Los líquidos y gases se comportan de una forma muy natural y da gusto poder jugar con ellos.

    Los dos formantes de High Frequency Bandwith han sido los encargados esta vez de crear la banda sonora del juego. Una música electrónica suave que acompaña de maravilla nuestra exploración de las profundidades.

    La duración del juego no es excesivamente larga, unas 4 o 5 horas, pero la rejugabilidad es buena ya que podemos volver a pasar los niveles para recoger aquellos diamantes o supervivientes que no encontramos en una pasada anterior. Diría que este es el juego más fácil de la saga y nunca llega a ser frustrante, cosa que podía pasar especialmente con PixelJunk Eden antes de que sacaran el parche para ese título.

    Aspecto curioso, música electrónica, fluidos de viscosidades varias, trabajadores a rescatar y una navecilla con forma de mosca… es una combinación única y particular para los jugones que buscan cosas nuevas sin gráficos realistas. Y ya os aviso, habrá más PixelJunk Shooter en el futuro. Si os gustaron los títulos anteriores, este no os defraudará.

    Y os dejo con un video de lo que pasa cuando quieres grabar un video a saco…

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *