Pirates of Black Cove

¡¡Arriad las velas, lectores!! Bajo la calavera de nuestro barco pirata nos encaminamos a aguas saladas con el lanzamiento de Pirates of the Black Cove, el juego donde Nitro Games ha querido combinar aventuras, estrategia en tiempo real y unas pinceladas de rol.

Como capitanes de nuestro navío pirata podremos recorrer las tranquilas aguas caribeñas, o atormentar al resto de los navegantes, mientras cumplimos misiones para diferentes facciones piratas y visitamos diversas ciudades ficticias donde rearmar nuestro ejército.

El juego cuenta con una mecánica muy simple: mediante dos teclas controlaremos la dirección de nuestro barco, y mediante otras dos la velocidad del mismo; eliminando la variable del viento, que podría haberle dado mucho juego, dando como resultado un juego más arcade y sencillo. Mediante el ratón (u otras dos teclas) podremos controlar los disparos de cañones, flanco derecho e izquierdo; y finalmente otra tecla para un ataque especial, que dependerá de nuestra facción elegida.

Bucaneros, Corsarios y toda clase de piratas se reúnen bajo sus propias banderas. Empezamos eligiendo personaje principal (facción) que se diferencian en sus características iniciales, daño, velocidad y resistencia, y en su disparo especial que ralentiza al barco enemigo, que sigue al enemigo hasta acertar… Una vez nuestra elección primeriza ha sido tomada, apareceremos en medio del océano donde empezaremos a realizar misiones varias como secuestrar a un personaje influyente, acabar con ciertos barcos o demás acciones de la vida pirata. Aun así, siempre podremos atacar barcos civiles (que responderán a nuestro ataque), visitar ciudades y hacernos con los muchos coleccionables que encontraremos, entre ellos, mil chistes malos sobre la piratería que encontraremos en botellas o planos de barcos naufragados.

Aparte de la navegación y el combate naval, contamos con otro punto importante en la mayoría de misiones, y es el poder anclar en ciudades y visitar su interior, lo que nos conferirá los momentos de estrategia a tiempo real con nuestros ejércitos “humanos”. Nuestro capitán hará de héroe, con sus habilidades especiales y la necesidad de ir matando enemigos para subir de nivel, cosa que para el resto de unidades no es aplicable, ya que no podrán ser customizadas, ni mejoradas de ninguna manera.

Estas unidades se reclutarán en nuestra fortaleza y solamente nos servirán para cuando tomemos tierra. Se dividen en las típicas unidades de corto alcance, sable en mano, unidades de largo alcance con su arcabuz y soldados “de destrucción masiva” con cañones también de largo alcance, lo que nos hace pensar que se queda corto tanto en cantidad de unidades como en variedad, además de no poder llevar demasiadas unidades ya que nuestro ejército estará formado, en un principio, por tres pelotones y cada pelotón por muy pocas unidades (5 melee, 3 largo alcance, o 1 soldado con cañón) y para algunas misiones, no será suficiente, pero más adelante en el juego podremos comprar los servicios de nuevos héroes. Estas unidades se conseguirán tras la creación de los edificios necesarios en nuestra fortaleza, y estos gracias al dinero obtenido robando barcos o cumpliendo misiones.

Además de los edificios de unidades, también podremos visitar mansiones donde recoger los encargos de las distintas facciones, tiendas donde comprar pociones curativas y otros objetos de utilidad, y otro de los útiles edificios de la fortaleza: los astilleros. Aquí podremos mejorar nuestro barco con armamento, cambiar sus colores o ataque especial, e incluso comprar barcos más potentes, ya que el inicial es bastante deficiente en comparación con algunos de los supergaleones que nos encontraremos en los mares del Caribe.

Conclusiones


El pupurrí de géneros ha hecho que se profundice poco en ellos, por lo que tenemos un RPG poco RPG o un RTS con pocas unidades y variedad. Esto puede favorecer a los que busquen un juego divertido, pero sin demasiadas complicaciones, ya que al final nos centraremos en las misiones, pero también en hacer locuras por los mares caribeños. Ya no hay excusa para intentar imitar al Capitán Jack Sparrow.

Lo mejor

  • Muchas misiones por realizar para distintas facciones.
  • Gran facilidad para hacernos con los controles y el manejo de unidades y barcos.
  • Gráficamente espectacular: detalles, representación de elementos como agua y vegetación…
  • Enorme cantidad de coleccionables flotando por los mares y en los interiores de ciudades a un precio irrisorio.

Lo peor

  • Algunos bugs nos acompañarán en la travesía por mar, se han fijado algunos, pero todavía persisten otros (en la versión PC).
  • Excaso repertorio de unidades que formarán un pobre ejército.
  • Acción, aventura, RPG, RTS… Demasiados géneros en el juego, suele conllevar poca profundidad en ellos y así ha sido.
  • Se echa de menos algunas habilidades típicas del pirateo como el abordaje, y también el hecho de que no sea necesario “viento a favor”.

Requisitos


Windows XP/Vista/7
2.0 GHz Core Duo o equivalente
2Gb RAM (256 Mb dedicados con soporte para pixel shader 3.0)
4 Gb de espacio en el Disco Duro
GeForce 8600 or equivalent Video Card
DirectX 9.0 Compatible Sound Card

Ficha

Portada
  • Desarrollo: Nitro Games
  • Distribución: Paradox Interactive
  • Lanzamiento: 02/08/11
  • Idioma: inglés
  • Precio: 19.99€

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *