8

PES 2014

pes_2014_review

Tiempos difíciles vive la saga PES –PRO para los amigos-, estancada en su propio ostracismo sin levantar cabeza, prometiendo año tras año aquello de: “esta vez sí”; y al final todo queda en un “casi”, en un “va por buen camino” o en el tópico “lejos de la grandeza de PS2”.  Atrás quedan esos tiempos en los que jugar a un juego de fútbol era echarse un Pro, dónde te reunías con los colegas para hacer campeonatos y demostrar quién era el mejor.

Es de recibo admitir que Konami no ha sabido adaptarse a esta generación, con cuestionables decisiones que tiraban por los suelos cualquier buen camino adoptado, dejando una extraña sensación de dar palos de ciego sin saber muy bien hacia dónde tirar. Una situación que muy bien ha aprovechado su gran rival de EA para ganar un terreno que parecía imposible hace unos años (eso y tomar prestados algunos ingredientes de esa fórmula Takatsuka, dicho sea de paso).

PES 2014 Screenshot

El año pasado ya dieron un buen paso adelante con ese magnífico control de 360º, sin embargo estaba claro que el cambio necesario en la franquicia PES pasaba por un nuevo motor gráfico, algo que los seguidores llevábamos años exigiendo. Fox Engine es la apuesta de la casa, aprovechando el motor del mismísimo Hideo Kojima para su próximo Metal Gear pero adaptado a su franquicia futbolística. El salto es abismal y va más allá de este “nuevo” público recreado con tanta gracia, que incluso afecta a la moral de los jugadores, o del “nuevo” aspecto de estos. Las animaciones, ahora sí, son mucho más fluidas, y el sistema de colisiones ha sido revisado por completo (olvidaros de esos arcaicos y cómicos encontronazos). Un trabajo que se aprecia a las primeras de cambio en los saltos de cabeza o las disputas del balón hombro con hombro o con tirones de camiseta, con un mayor número de animaciones para los pases, disparos, controles del balón, regates y sobretodo en los porteros. Unas animaciones bastante más espectaculares que en ediciones pasadas, aunque todavía con margen de mejora. Ni qué decir tiene el gran parecido de las grandes estrellas (el llamado PES ID), aunque al final no son tantas, que incluso recrea los movimientos de sus homónimas reales (Messi, Ronaldo, Robben o Ribéry).

PES 2014 Screenshot

Otro de los aspectos que han sido revisados (más bien rediseñados) es la física del balón, un sistema llamado True Ball Tech que logra unos movimientos de balón más dinámicos e independientes. Un aspecto muy bien trabajado que otorga al esférico el protagonismo que merece, afectando directamente a la jugabilidad y logrando crear momentos de lo más reales, como el propio control del mismo en los pases (con total libertad para orientarlo hacia la dirección que deseemos), los rebotes (brutal cuando vamos al suelo y nos llevamos el balón con nosotros) o los regates. Estos funcionan mejor que nunca (con R2 o mediante stick derecho), aunque ahora tenemos que controlar más el balón, ya que al no ir pegado al pie del jugador este nos puede quedar desplazado atrás al intentar un quiebro.

Las mejoras en la jugabilidad son palpables y bastan unos primeros encuentros para percatarse de ellas. Adaptarse a sus cambios y a su nuevo tempo requiere de una buena dosis de paciencia. Ahora son necesarios más toques y buenas dotes de estrategia para crear la jugada o dirigir bien los pases (destacable también el cambio que ha habido en el pase al hueco) y cada vez es más difícil ver esas jugadas de correcaminos por la banda. Los nuevos controles de tiro y pase en profundidad (con un punto de mira que señala la dirección) puede sorprender a más de uno, y aunque la mayoría lo desactivará, lo cierto es que no funciona nada mal.

PES 2014 Screenshot

Resulta un tanto difícil jugar al primer toque debido a la obsesión que tiene el juego de querer controlar el balón en los pases (lo que sin duda disminuye el ritmo del juego), sin embargo el título recompensa el jogo-bonito, el tici-taca, el espectáculo a fin de cuentas. Al cabo de un par de horas ya se aprecian esas bases jugables que lo convirtieron en leyenda hace unos años, cada vez más visibles gracias al buen hacer en estas dos últimas entregas. Una filosofía que sigue siendo sinónimo de diversión y el principal motivo por el que la franquicia sigue vendiendo millones de copias.

Dónde el juego se regala, una vez más, es en las opciones tácticas y de estrategia, infinitamente superiores a las de su rival. Podemos dibujar en la pizarra lo que se nos pase por la cabeza que el equipo se ajustará a nuestras órdenes. Establecer distintas estrategias en función del resultado, patrones de juego para que nuestro equipo dependa de la estrella, asignar distintas estrategias para cambiarlas durante el juego (fuera de juego, presión arriba, pelotazos..) y un largo etcétera. Una faceta que hará las delicias de todos los entrenadores frustrados y sacará de quicio a aquellos pobres que están media hora esperando a que el contrincante termine de asignar sus estrategias y formaciones al inicio de cada encuentro.

PES 2014 Screenshot

Las sensaciones son buenas, aunque no es oro todo lo que reluce y hay aspectos poco pulidos por la falta de tiempo: algo de clipping en colisiones, ciertas imprecisiones en animaciones (al rematar o disparar no siempre golpea el balón), alguna ralentización o lo peor de todo, la ausencia de efectos climáticos (según Konami, por falta de tiempo a la hora de recrear físicas). Comprensible hasta cierto punto, pues adaptar un nuevo motor es una ardua tarea y conlleva su tiempo. Pese a no ser nada que no pueda solucionarse con algunos parches, son detalles que dejan esa sensación de producto inacabado o de transición (más cuando sabes que el propio Seabass está dedicado a la nueva generación de consolas). Viendo la cantidad de aspectos por pulir, y las mejoras respecto las previews y la demo, está claro que al equipo le ha faltado un par de meses de desarrollo. Un retraso absolutamente justificado que probablemente le hubiera salvado de un buen número de críticas.

Hay quienes verán en este movimiento una forma de testear su nueva herramienta para pulirla de cara a las nuevas consolas. No obstante, es de agradecer que inviertan recursos en seguir esa línea para recuperar su trono, porque a PS3 y 360 todavía les quedan unos añitos de fútbol.

PES 2014 Screenshot

La liga master sigue siendo la estrella, una modalidad que por sí sola ya proporciona innumerables horas de diversión y justifica la adquisición del producto (una vez más, a un precio más asequible). Si además le añadimos la posibilidad de jugarla vía online para enfrentarnos a otros jugadores, ya os podéis imaginar la adicción que supone. Una auténtica locura.

El resto de contenido nos viene de la siempre cautivadora Champions League (ya solo escuchar la melodía se nos pone la piel de gallina), la Europa League, la Libertadores y hasta muestra interés en la Champions League asiática. También podemos optar por el interesante modo Ser Leyenda, que nos pone en la piel de un único jugador para seguir su trayectoria profesional desde sus inicios hasta que se retira, o los siempre útiles partidos amistosos y torneos personalizados (recurso habitual en los vicios con colegas o torneos).

El tema licencias y plantillas sin actualizar sigue igual, eso es algo que el jugador de PES ya está acostumbrado (al menos debería estarlo). Como ya es habitual, Konami no tiene los derechos de las ligas más importantes (únicamente la nuestra, la holandesa y francesa, así como todos los equipos de la Serie A italiana o las ligas de Brasil, Argentina y Chile). Una vez más no tenemos la Premier, la Bundesliga o ni siquiera nuestra Liga Adelante, ni dispone de los derechos de todas las selecciones o de los estadios de fútbol (que esta vez tenemos menos); y hasta se permite el lujo de prescindir de un equipo tan importante como el Borussia Dortmund. Nada que no pueda solucionarse fácilmente con el parche de turno que se curra algún chaval. Lo que sí sorprende es ver las plantillas sin actualizar, una faceta descuidada como de costumbre y que ya va siendo hora de poner remedio. Resulta de lo más irritante ver a Özil e Higuaín en el Madrid, Tamudo en el Rayo Vallecano, Pepe Reina en el Merseiside Red (Liverpool) o el pobre Bale en el North East London (Tottenham); aunque una vez más se soluciona con un parche (esta vez de forma más legal).

PES 2014 Screenshot

El apartado de sonido es el que menos ha cambiado. Como ya es costumbre en la saga, Carlos Martínez y Julio Maldonado (Maldini) aportan sus habituales registros, aunque muchos de ellos son reciclados de anteriores ediciones. Una vez más, da la sensación de que no los aprovechan todo lo que deberían, aunque ciertamente no resultan tan sumamente cansinos como el dúo Lama-González de su rival. El tema de las melodías es para que recapaciten y echen a alguien de Konami, porque cada año va a peor. Ya no solo es una cuestión de gustos sino de dejadez y escasez de temas que provoca que al poco rato empiecen a rayar (francamente, un repertorio algo más amplio no le vendría nada mal). Por otra parte, los sonidos ambientales durante los partidos son de los mejores de la saga, con el público reaccionando a las jugadas e incluso coreando los nombres de los jugadores. Para rizar el rizo, podemos hasta incorporar nuestros propios cánticos y asociarlos a los jugadores o estadios. Simplemente brutal.

Del apartado online poco o nada os puedo contar debido a la incapacidad para terminar un encuentro o jugarlo en unas mínimas condiciones (hay un lag infernal). He demorado este análisis para ver si la cosa mejoraba -nos consta que Konami se encuentra codo con codo con Microsoft para solventar todas las incidencias (entre ellas un parche corrupto que no se podía descargar)- pero lamentablemente no ha sido así y a día de hoy no hay manera de jugar un partido en condiciones aceptables (me he quedado con las ganas de probar esa modalidad 11 contra 11). En este aspecto, Konami se ha dormido en los laureles y tampoco parece que se vaya a solucionar en breve.

PES 2014 Screenshot

Conclusión

El gran paso realizado en la entrega del año pasado se afianza ahora con el cambio al nuevo motor gráfico Fox Engine (más vale tarde que nunca, dicen). Esto y algunas novedades como la nueva física del balón, el nuevo sistema de defensa o ese mayor protagonismo del stick derecho rescatan sensaciones que creíamos perdidas (aunque lo convierten en un juego más lento) e invitan al optimismo. Sin embargo, la prematura salida del producto ha sido un tanto accidentada debido a los distintos aspectos todavía por pulir. Aprender a dominar un nuevo motor conlleva su tiempo y está claro que ha primado más lanzar el título antes que la competencia a lanzarlo cuando estuviera bien acabado (a fin de cuentas se puede actualizar con parches, no?). Sin duda, un aspecto muy importante que acaba pasando factura y le hace bajar algunos enteros.

8

Nos consolamos con

  • El nuevo motor gráfico tiene muchísimo potencial
  • Las novedades en la jugabilidad, con esa nueva física del balón o el nuevo sistema defensivo y de pases/disparos
  • Vuelve a tener destellos de calidad y sigue el buen camino marcado en la anterior entrega
  • Las enormes opciones tácticas y de estrategia, muy superiores a las de su rival
  • Buenas sensaciones y con una experiencia cercana a antaño

Nos desconsolamos con:

  • Demasiados errores por pulir. Deberían haber retrasado el lanzamiento un par de meses
  • Apartado musical verdaderamente pobre y cansino. Hace falta una revisión con urgencia
  • Multijugador con problemas de conexión y un lag escandaloso. Imposible jugar en condiciones
  • Menos licencias todavía

Ficha

  • Desarrollo: Konami
  • Distribución: Konami
  • Lanzamiento: 19/09/2013
  • Idioma: Castellano
  • Precio: 44,95€

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. un analisis correcto,esperemos que con el parche de noviembre solucionen los errores que tiene y por fin vuelva el pes,este no es mal juego hay muchos aspectos que me gustan mas que el fifa pero deberia aprender de este ultimo para sacar un pes a la altura que se merece sobretodo en la cantidad de animaciones que tiene fifa respecto a pes, espero que se espabilen para el futuro pes de la ps4/one,porque el fifa de estas tiene muy buena pinta y este cae seguro para mi futura ps4.

  2. buena nota y la conclusión excelente yo lo tengo en ps3 y a pesar de todo es un buen juego, por que es difícil y sobre todo cuesta hacer goles esperemos que el próximo parche sea para corregir los errores pero cuidado con ponerles cohetes en el culo a los jugadores, quiero decir correcalles es mi opinión gracias

  3. ME DA TRISTEZA DECIR ESTO PORQUE DURANTE TODO MI VIDA HE SIDO FANÁTICO DE LA PES, PERO ES INEVITABLE DECIR QUE ESTE NUEVO LANZAMIENTO LLAMADO PES 2014 ES UNA FALTA DE RESPETO CON TODAS LAS PERSONAS QUE CONOCEMOS LA HISTORIA DE ESTE VIDEOJUEGO, ADEMÁS UN TRASPIÉS Y UN ATRASO ENORME CON LO QUE ESTABAMOS ACOSTUMBRADOS A VER POR PARTE DE KONAMI, EN PRIMER LUGAR DEBEMOS HABLAR DE LAS DESASTROSAS, INANIMADAS E IRRISORIAS GRAFICAS QUE INCORPORARON CON EL NUEVO MOTOR DE IMÁGENES, QUE DURANTE SU CAMPAÑA DE LANZAMIENTO HICIERON VER COMO LA GRAN INNOVACIÓN DEL JUEGO, PERO QUE AL FINAL DE CUENTAS SE CONVIRTIÓ EN UN ESTAFA Y UNA BURLA, EN SEGUNDO LUGAR UN TEMA QUE CARACTERIZO A LA PES COMO LA GRAN VENTAJA EN COMPARACIÓN A SU ETERNO RIVAL “LA FIFA”, LA CUAL ERA LA FACILIDAD DE SU JUGABILIDAD QUE CON EL NUEVO LANZAMIENTO SE CONVIRTIÓ EN UN VIDEOJUEGO DE DIFÍCIL MANEJO QUE GENERO UN DOLOR DE CABEZA PARA TODOS LOS QUE SOMOS APASIONADOS DE LA SERIE, EN TERCER LUGAR Y NO POR ELLO MENOS IMPORTANTE HAY QUE RESALTAR LA FALTA DE COMPROMISO DE SUS CREADORES CON LA NO ACTUALIZACIÓN DE LAS PLANTILLAS DE LOS CLUBES, QUE HACE DE ELLO UN JUEGO NO TERMINADO E INCONCLUSO, DE ESTA FORMA ROMPIENDO LA IDEA QUE TIENE CADA PERSONA DEL CAMBIO MÍNIMO QUE DEBERÍA TRAER. POR TODO ESTO Y MUCHO MÁS, SOLO ASPIRO QUE ESTO SE TRATE DE UN TRASPIÉS QUE KONAMI PUEDA SOLUCIONAR RÁPIDAMENTE CON SUS NUEVAS ENTREGAS Y NO SE TRATE DE UNA CADENA DE ERRORES QUE NOS HAGAN DECIDIR POR EL VIDEOJUEGO RIVAL “LA FIFA”.
    PD: LO ÚNICO BUENO DE ESTA VERSIÓN ES LA INCORPORACIÓN DE LOS NARRADORES ARGENTINOS (MARIANO CLOSS Y FERNANDO NIEMBRO)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *