Paper Wars: Cannon Fodder

¿Quién no ha jugado alguna vez con bolitas de papel en los intercambios de las clases? Pues bien, con esa premisa de hacer una guerra de papel han creado los chicos de iFun4All uno de los últimos Minis que nos podemos encontrar en PSN: Paper Wars: Cannon Fodder. Desde el primer momento que empezamos a jugar, podemos notar que el sentido del humor está en todas partes, y hasta los propios desarrolladores anunciaron el juego diciendo que habían hecho “el peor juego del mundo” y que incluso ellos eran un equipo “formado por borrachos  sin talentos con limitado acceso a energía e internet”. Esto está muy bien para captar la atención, ¿pero habrán dado en el clavo o era solo una artimaña publicitaria?

Paper Wars: Cannon Fodder

Por suerte, se trata solo de publicidad, porque que me aspen si no es divertido el juego. Básicamente, en este título controlaremos un tanque con el que tendremos que evitar que el ejército enemigo pase por delante nuestra. Sí, es otro juego de defender una posición de los que se están llenando los Minis (y ya ni digamos los juegos de móviles), pero aun así tiene algo que lo hace bastante fresco y, sobre todo, adictivo.

Para empezar, tendremos tres campañas distintas, en las que podremos completar sus misiones (con tres niveles de dificultad) y un modo infinito para ver cuánto aguantamos. Además, habrá logros para medir nuestra habilidad, por lo que contenido para pasar bastantes horas jugando con papel sin llegar a aburrirnos no nos faltará.

Ahora bien, el sistema de juego es de lo más simple pero adictivo que os podáis encontrar. Nosotros únicamente controlaremos el cañón del tanque, y únicamente podremos disparar cuando hayamos mantenido el botón “X” el tiempo suficiente. Con esto en cuenta tendremos que acabar con los enemigos antes de que nos invadan, algo que se irá haciendo más complicado a medida que avancemos en las campañas.

Paper Wars: Cannon Fodder

Este incremente de la dificultad se debe a un mayor número de enemigos y a que habrá de diferente clase, como unos más rápidos u otros más resistentes. Sin embargo, no estaremos solos, ya que por el escenario aparecerán diferentes power-ups que nos vendrán de perlas si no nos los cargamos antes con nuestros ataques, ya que podrán ralentizar a las tropas, explotar minas o pedir ataques aéreos. Para rematar este divertido y emocionante reto, en la campaña habrá misiones con objetivos concretos, como sobrevivir durante un tiempo determinado o atacar a unos enemigos y no a otros.  Es cierto que en todo lo que hagamos siempre controlaremos un cañón y no haremos mucho más, pero la diversión de este simple hecho está a prueba de bombas.

Con estos ingredientes tendríamos un juego de defensa de zona más, y es que es el estilo gráfico y el sentido del humor el que hacen de este Mini uno de los más divertidos de los que hay disponibles en la Store. Como habréis observado por las imágenes, todo el juego está hecho (desde los soldados hasta las explosiones) como si fueran dibujos en papeles, pero no dibujos fotorrealistas, sino unos que parecen hechos por unos niños. Esto se refuerza por letras del revés en los menús o hasta una “z” en lugar de una “s” en todos los plurales. Al principio uno puede pensar que es extraño jugar de esta forma, pero en cuando todo empieza a moverse te das cuenta de lo natural que es la acción que solo puedes reirte a carcajadas hasta que te acostumbras. Eso sí, nunca se os quitará la sonrisa en la cara cuando echéis una partida adicional.

Paper Wars: Cannon Fodder

Para redondear este fresco y novedoso aspecto técnico tenemos unas melodías que se asemejan a la perfección a todo lo que pasa en pantalla. Por si esto fuera poco, si domináis el inglés (lamentablemente, este es otro Mini que nos llega en la lengua de Sheakspeare) seguro que os reis al leer los informes de las misiones de las campañas, ya que realmente están currados al máximo.

Resumiendo, iFun4All han creado uno de los Minis más divertidos y visualmente sorprendentes que os podéis encontrar actualmente, ya que jugablemente engancha y los aspectos técnicos seguro que os encantan. Sin duda, esta guerra de papel se merece folios y folios de elogios… que más tarde se convertirán en explosiones.

Lo mejor

  • Todo está hecho con papel. Raro al principio, pero tremendamente divertido.
  • Humor en cada momento del juego.

Lo peor

  • Está en inglés, por lo que os perderéis los divertidos informes de las misiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *