NeverDead

Llega a nuestras pantallas la nueva propuesta del estudio inglés Rebellion, desarrolladores de Aliens vs Predator, de la mano de Konami que no dejará títere con cabeza. NeverDead es un shooter frenético en tercera persona en el que controlamos a un cazarecompensas llamado Bryce cuyo objetivo son los demonios. Conoceremos porqué este personaje ha sufrido una maldición que le lleva a no poder morir y vagar por este mundo el resto de sus días.


Acompañados en casi todo momento por Arcadia, nuestro principal objetivo será acabar con hordas de enemigos que aparecen en distintos puntos de la ciudad. En algún momento tendremos que salvar a nuestra compañera antes de que muera, en cambio no ocurre lo mismo con Bryce. Una maldición provoca que siga viviendo y pueda ser incluso desmembrado al ser golpeado o al sufrir algún daño cualquiera de sus articulaciones. El mayor atractivo y novedad del juego es esta, junto con el tiempo que pasaremos intentando unir las diferentes partes del cuerpo o intentado que ciertos enemigos absorban nuestro punto débil, la cabeza, y tengamos que iniciar desde el punto de control.

Así que como si de un balón se tratase tendremos que mover nuestra cabeza hasta encontrar brazos, piernas o tronco e ir recomponiendo nuestro cuerpo. Si no queremos “rompernos la cabeza” tendremos la ocasión de beber un brebaje con el que automáticamente podremos regenerar nuestro cuerpo. Esta función se carga progresivamente así que tampoco tendremos que abusar de ella.

Otro de los alicientes de NeverDead es el uso que podemos darle a nuestro cuerpo, es decir, el uso que podemos hacer de los miembros y cabeza de Bryce. Por ejemplo, anular el ataque de los enemigos al lanzarles uno de nuestros brazos hacia otro punto del escenario. Estos acudirán raudos y feroces hacia ese punto mientras podemos acabar a distancia con ellos con nuestras armas de fuego. O bien arrancarnos literalmente la cabeza y lanzarla por conductos o a lugares alejados, que de otra forma no alcanzaríamos, para recoger trofeos que nos aportarán puntos de experiencia que podremos cambiar por ciertas habilidades o poder progresar en la historia.

La variedad de situaciones de este tipo es poca, pero siempre se agradece ver como avanzamos por el escenario con nuestra cabeza rodando o debemos electrocutarnos para activar ciertos mecanismos. El uso del fuego y electricidad también será básico para derrotar a demonios sobretodo porque al acercarse a nosotros automáticamente empezarán a recibir daño. Por otro lado podemos disminuir su vida mediante diferentes tipos de armas de fuego (ya sean pistolas, metralletas, uzis, escopetas o lanza granadas) o con el uso de una espada que podremos ir mejorando a lo largo de la historia. La espada a corta distancia es una de las armas más dañinas y también nos servirá para romper cadenas, activar mecanismos o acabar con buena parte del escenario.

Sin embargo, la mejor manera para acabar con las hordas de demonios será hacer uso de la destrucción. Causa bastante daño en los enemigos derribar, por ejemplo, una pared o columna sobre ellos. Casi todo el escenario podrá ser destruido y podremos hacer uso de bidones explosivos, tuberías de gas o extintores para provocar caos y destrucción. La vida de un no muerto (podría bien llamarse zombi) sería muy aburrida si no contásemos con estos momentos de devastación en el que a veces nuestra cabeza parecerá una pelota de tenis. Ya veréis ya, cuando lleguéis a una fase en el que debemos acabar con los enemigos en plenas vías del metro mientras pasan hacia un lado y hacia otro continuamente convoyes de metro mientras nuestro cuerpo y el de los enemigos sufren daños. Brutal y a la vez divertido.

Durante estos momentos de acción nos acompañará una música heavy que automáticamente ayuda a ponernos en situación. Tensamos nuestros músculos y articulaciones y nos preparamos para recibir hordas de demonios. Al final de cada escenario, un poco sosos y bastante pasilleros, como un museo, comisaría o metro, nos esperan unos jefes finales que son a mi parecer bastante fáciles de matar. Sus puntos débiles aparecen marcados de un color amarillo y tan sólo tendremos que esperar a ciertos momentos para acabar con ellos o bien emplear alguna técnica para que muestren sus puntos débiles como que se traguen alguno de nuestros miembros mientras disparamos.

El juego dura unas 8 horas, depende de nuestra habilidad, por supuesto, pero se hace bastante repetitivo. La emoción y sorpresa por la desmembración y efectos del mismo sólo durará los momentos iniciales, luego pasaremos a momentos en los que nos encontraremos bloqueados y tendremos que machacar botones hasta acabar con los malditos demonios una y otra vez. La variedad de modelos de estos es escasa, algo que limita las sorpresas y provoca que vayamos a muerte a por ellos sin ningún tipo de estrategia, y es que no olvidemos que nunca moriremos, como bien dice el título del videojuego.

Recoger los objetos escondidos el escenario que nos proporcionan habilidad tampoco supone un gran reto y es que aparecen a simple vista, vamos que no tendremos que pensar demasiado, e incluso algunos aparecerán al realizar alguna acción como en el apartamento de Adriana tras una secuencia graciosa. Pero, ni incluso estos puntos de humor, ni el carácter fanfarrón y pasota de Bryce acaban de convencerme. Tampoco las habilidades que este puede adquirir parecen afectar mucho el resultado final y nos limitaremos a irlas comprando. Eso sí, el uso de ellas estará limitado a cierto número de ranuras así que tampoco nos vale abusar de estas.

El juego viene acompañado de toques metaleros gracias a la canción principal de Megadeth y otros temas que nos pondrán en alerta justo cuando empiece la acción. El apartado gráfico de NeverDead tampoco destaca como otros títulos que podemos ver actualmente en nuestra consola, eso sí, es de agradecer el uso de colores vivos en algunos escenarios y que casi todo en estos sea proclive a la destrucción. No esperéis escenarios enormes, ni plagados de enemigos, ni genialmente diseñado o repletos de trampas. El único lugar que realmente merece la pena es cuando se situa la acción en el estómago de uno de nuestros enemigos, ya que constantemente va rotando, con la complejidad que ello supone en la acción.

El multijugador de NeverDead se limita a 13 desafíos que bien nos enfrenta a otros jugadores o nos invita a colaborar con ellos en varias misiones durante un periodo de tiempo en varios escenarios del juego, como acabar con un número determinado de hordas de demonios o salvar a rehenes antes de que estos perezcan a mano de estos. “Gracias” a mi conexión sólo me permite un máximo de tres jugadores en cada partida y espero que puedan ser superior con las vuestras, aunque siempre es divertido cooperar, ayudar o incluso fastidiar a los jugones con los que compartimos partidas. Aquí ya depende de cada uno.

Conclusión

NeverDead supone un pequeño intento por parte de Rebellion de innovar algo en el género de juegos de acción en tercera persona, pero se queda en el intento y sólo nos sorprende por el hecho del desmembramiento de nuestro cuerpo y el uso que hagamos de sus distintas partes. El resto es una sucesión de fases, de aniquilar demonios y superar cierto número de jefes finales hasta llegar al final. Momentos de humor como cuando el protagonista se ducha o ciertos diálogos durante el juego tampoco consiguen salvar este título.

Lo mejor:

  • El desmembrar de nunca acabar.
  • Jefes finales fáciles, aunque quizás para algunos esto no sea algo positivo.

Lo peor:

  • Se hace demasiado repetitivo.
  • La historia de Bryce no llega a engancharte.
  • El multijugador está limitado a la conexión y con pocos jugadores.

Ficha

  • Desarrollo: Rebellion
  • Distribución: Konami
  • Lanzamiento: 31/01/2012
  • Idioma: Inglés subtitulado al castellano
  • Precio: 46,95€(PS3, Xbox 360)

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Tal y como ya dije ayer por Twitter, la primera decepción del año, menudo batacazo y menudo palazo de juego. Le tenía muchas ganas, por el propio Shinta Nojiri, desarrollador del juego, pero la jugabilidad hace aguas por todas partes
    Si queréis un consejo, huid insensatos!

  2. no entiendo lo que le esta pasando a konami,para mi unas de mis favoritas pero estos ultimos años solo se salvan el castlevania lord of shadows y el pes 2012(para mi mucho mejor que el idolatrado fifa 12)

    • jajajajaja
      brutal Don Paquete atacando al sobre valorado Fifa a la mínima ocasión 😉
      Efectivamente, Konami ya no es lo que era, ni mucho menos. Es más, hoy x hoy es de las peores, con la de talento que había ahí y ya no queda nadie.
      Y para mi Castlevania LOS está super-mega-hyper valorado solo pq lo hizo un estudio español, y la verdad es q no es para tanto

  3. llevo jugando desde que salio la primera atari y de mas(commodore64,spectrum, etc…,asi que si de algo se es de videojuegos.a la mayoria de los medios se os ha visto el plumero con el fifa,y el unico problema que ha tenido el pro este año ha sido el mismo que le paso al fifa hace unos años atras,el sectarismo que se ha tenido o apego por uno de los dos titulos,mas o menos para compararlo,es como ser de los lloricas o hipocritas del barsa o ser del R.MADRID,en la vida me cambiaria de equipo, pues aqui mas o menos lo mismo solo que en los videojuegos hay que verlo de otra manera y aqui nos jugamos nuestro dinero y francamente actualmente la experiencia mas parecida al futbol recreada en un videojuego tanto por ambientacion como por jugabilidad es le pro,incluso con las carencias de este las cuales son unas pocas.los tres ultimos años me gusto mas el fifa y este año pues me ha gustado mas el pro,asi que me vuelvo al pro y si el año que viene los paquetes del fifa consiguen mejorar su juego pues vuelvo al fifa,eso si ya te adelanto que antes de mostrarse, ya le habran adjudicado 30 premios,tal y como paso el año pasado.sobre el castle,ha sido de lo poco que se ha salvado de konami estos ultimos años y no me negaras que es muy bueno,que se puede mejorar no lo discuto pero no digas que esta sobrevalorado porque mas o menos mantiene la esencia de un castle,buena banda sonora,ambientacion,plataformas etc…y lo de por ser español, me ha recordado a un comentario que hizo el PAQUETE del omfgis herrera,mas o menos comentaba que como un castle lo iva a desarrollar un equipo español o si aqui no teniamos el nivel suficiente como para hacer un juego de la altura del castle,hubo un tiempo en el cual los mejores videojuegos lo hacian equipos españoles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *