NBA JAM (Xbox 360)

Este fin de semana llega el All Star Weekend, que en su 60ª edición pisará por quinta vez el Staples Center en la ciudad del Los Ángeles. Que mejor manera para celebrar este acontecimiento que ir abriendo boca con los mates más espectaculares de la historia y las canastas de fuego más famosas del universo consolero. No, no tenéis un déjà vu. Volvemos a analizar NBA JAM, pero esta vez lo haremos para la versión de Xbox 360. Si en su día te perdiste el análisis que hicimos para Wii te recomiendo que te lo leas por si no terminas de decidirte entre uno u otro. Veamos que trae de nuevo este viejo conocido…

NBA JAM

Para no repetirnos no volveré a entrar en el juego de poner la recreativa de NBA JAM en el pedestal que se merece, eso ya lo hice en su día. Podríamos empezar comentando las mejoras que presenta respecto a la versión de Wii y las versiones arcade para continuar luego con las carencias que a mi modo de ver todavía manifiesta, lo haré a modo de lista así os será más cómodo de leer:

Gráficos

360 vs Wii: nos encontramos ante el salto gráfico esperado. Ahora podemos disfrutar de las caricaturas que ya lucían de fábula en Wii pero en HD, como Diós manda. No estamos ante una diferencia abismal gráficamente hablando, es un tema de definición. Aquí ya depende de lo puristas que seáis con este tema. La jugabilidad queda intacta ya juegues en una pantalla LED de 42 pulgadas o en una tv de tubo de 21, es la grandeza de los juegos arcade 🙂

NBA JAM

360 vs Arcade: aquí sería injusto hacer sangre. Evidentemente los años entre generaciones hacen imposible una comparación gráfica a nivel de potencia. Pero si estaría bien hablar del estilo de uno y de otro. Se que ha habido detractores de la nueva propuesta gráfica de EA para este remake, pero yo sin duda me uno a los que aplauden el giro de tuerca de más que han dado apostando por unos jugadores más distorsionados y lejanos de la realidad que el original. Bien es cierto que el primer NBA JAM no presentaba réplicas exactas de los jugadores, tenían un punto de caricaturización, pero nada excesivo. Esta vez podríamos decir que las caras de los jugadores al realizar un mate son casi tan protagonistas de la jugada como los malabares que realizan antes de aplastar el aro. La variedad de gestos y muecas que expresan hacen del juego una experiencia todavía más alocada y desenfrenada. Aún así esa mezcla entre collage recortable y realismo a mi me encanta. Si ya queréis que sea el despiporre os recomiendo activar el modo cabezón y ver las muecas de Pau Gasol, la risión.

NBA JAM

Sonido

360, Wii vs Arcade: Aquí ambas versiones consoleras disfrutan de la misma calidad sonora. Si bien la música no es para tirar cohetes cumple con su cometido en los menús del juego ya que estamos ante un título que puede prescindir perfectamente de una banda sonora de Mtv. Lo que aquí importa son las frases que en su día cuajaron en la cultura popular de medio mundo gracias a uno de los mejores comentaristas que ha dado un título “deportivo”. Boom Shaka Laka puede figurar perfectamente en el olimpo de los efectos de sonido junto el hadoken o el “cling” de las monedas de Mario sin problema alguno. La ventaja de la versión actual respecto al arcade es que no suena tan enlatada como en su día, aún así podrían haber llenado todos los gigas que sobran en el disco con más frases, no es que se repitan hasta aburrir pero en ciertos momentos echamos de menos más variedad.

NBA JAM

Jugabilidad

Xbox 360 vs Wii: aquí ya estamos ante una cuestión de gustos personales. En Wii apostaron por incorporar el Wiimote al control, haciendo de la experiencia algo más nuevo que lo que ofrece la versión de 360 y su doble analógico. Según mi punto de vista lo que aporta de original la versión de Wii también lo complica en algunos momentos y le resta algo de velocidad de respuesta. Con el segundo análogico de Xbox podemos reaccionar en menos tiempo y si sois algo vagos evidentemente cansa menos. Donde si resta enteros la versión de Wii es en la carencia de modo online. El modo online de 360 pese a no ser perfecto ya cuenta con la promesa de EA de que en breve tendremos DLC con multijugador online. Eso ya puede ser la locura.

Cbox 360 vs Arcade: aquí voy a pecar de abuelo cebolleta. Tengo la suerte de poder contar en casa con una máquina arcade y he podido comparar de forma simultánea como he disfrutado más la experiencia de los mates de 5 metros y he de admitir que donde esté una palanca arcade que se quiten todos los dual shocks, wiimotes y mandos del universo. Estamos ante un juego arcade puro y duro, y esto se disfruta más de la manera en la que fue concebido. Es como el que prefiere un Street Fighter en un mando de Super Nintendo… ¿estamos locos? Eso no quita que se juegue genial en consola, el control es perfecto. Pero una arcade te lleva a otro nivel.

Donde si gana por goleada la versión actual es en modos de juego. Vale que es lógico que una versión de recreativa no puede tener muchos modos más que la campaña clásica de toda la vida. Pero también es verdad que EA podía haber sido más perra y poner un par de modos extra y listos. Por suerte donde más se han volcado ha sido en ofrecer al usuario una combinación de modos dificil de terminar en pocos días y lo más importante, capaz de enganchar a un grupo de amigos frente al televisior hasta la madrugada o el amanecer. Los llamados Remix Challenges pueden jugarse por separado o conjuntamente en el Remix Tour, donde tendrás que ir desbloqueando las diferentes divisiones que componen el reto.

Vamos a explicaros un poco en que consiste cada modo:

· Remix 2vs2: El modo de toda la vida aderezado con power-ups que iremos recogiendo sobre la pista y que nos darán ventaja sobre el oponente en algunas ocasiones. Podemos mejorar la velocidad, volvernos inmunes a los empujones del contrario o volverte un jugador microscópico, entre otras cosas.

· Dominación: aquí la cámara del juego cambiará situándose en media cancha al más puro estilo Jordan vs Bird (sniff sniff). Sobre el parquet apareceran unos círculos desde los que deberemos anotar para poner del color de nuestro equipo, cada vez que anotemos iremos sumando puntos. A medida que el tiempo avanza la zona nos dará menos bonificación hasta volverse de nuevo neutral. Ganará el equipo que tenga más puntos al finalizar el tiempo de juego.

· Eliminación: la cámara sigue como en el modo Dominación. Esta vez se juega por rondas cronometradas. Al final del tiempo el jugador que menos puntos haya anotado se va a su casa. Cada vez que se inicia un cuarto de juego nuevo se resetean las puntuaciones. Si marcas sigues en posesión del balón.

· Smash: volvemos a la cámara tradicional. Este es uno de los modos de juego que más me gusta, por cafre. Esto no va por puntos, ahora la canasta contraria tiene un indicador de vida que deberemos colocar a cero para romper el tablero y ganar la partida. Realmente frenético!

· 21: el mismo 21 que otros juegos de basket han planteado infinidad de veces. Gana el que llega a 21 puntos siempre y cuando supere de 2 la puntuación del contrario. Al recuperar un balón hay que salir de la zona para poder marcar. Lo “bueno” de este modo es que si anotas después del fallo de tu rival su puntuación volverá a cero si aún no había superado los 12 puntos. En el caso de llevar 12 puntos o más su marcador se colocará en 11 puntos. La risa ¿no?

· Boss battles: Estos jefes hay que desbloquearlos primeramente en el modo Remix Tour para que estén disponibles de forma individual. Intenta vencer a un Magic que se teletransporta si tienes balones 🙂

Como veis aburriros no os váis a aburrir. Si a eso le sumas la de equipos clásicos que podemos desbloquear en el modo campaña, las decenas de logros con los que cuenta el juego y la de código secretos que desbloquean a políticos, músicos, periodistas deportivos… teneis NBA JAM para rato. Me gustaría destacar la labor de Electronic Arts rescatando un clásico como este y dándole la frescura que el Desconsolado de hoy en día se merece. Hubiera sido muy fácil poner en el bazar el juego original y cascarnos 800 MP por él. Se agradece que se trate con cariño a sagas que se lo merecen, sin duda esta lo es.

Así que ya sabéis, este fin de semana os ponéis un rato el NBA 2K11 con los colegas, y cuando ya estéis cansados de tanto realismo que asusta cambiáis a NBA JAM y os tiráis de los pelos unos a otros entre mate y on fire mientras da comienzo el All-Star Game. Buen plan ¿no?

Lo mejor
· El NBA JAM de siempre con una inyección de frescura como pocas pueden verse hoy en día.
· Los modos de juego nuevos.
· El nuevo estilo gráfico
· Modo Online (con promesa de EA de incluir multijugador en breve)

Lo peor
· La IA de nuestro compañero a veces puede llegar a desesperar. Ver como se queda plantado delante de un adversario sin intentar taponar puede ser desesperante en según que momento puntual del partido.
· A veces la dificultad se vuelve dificil de controlar. Te pueden remontar un partido sin que apenas puedas reaccionar.
· Un editor de personajes hubiera sido interesante en un título como este.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Muy buen analisis. Yo destacaria los numerosos modos de juego. Lo jugue en casa de un amigo y no veas como no lo pasamos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *