NBA JAM (Wii)

La primera vez que vi los vuelos de Clyde Drexler y los tapones de Pat Ewing, mientras un alocado comentarista gritaba perlas como BOOM!! SHAKA-LAKA!!! fue en mi viaje de fin de curso a Italia. Esto sería en 1993, si no recuerdo mal. Me dejaron alucinado. Tanto por la locura desenfrenada que mostraban los partidos, como por su apartado gráfico a medio camino entre la digitalización y la caricatura. Desde entonces ha llovido mucho, pero siempre que he podido he intentado mantenerme fiel a la saga y probar cada NBA JAM que salía al mercado. Y es que las horas que pasamos jugando a 4 players al volver de clase en el salón recreativo del barrio eran una auténtica locura, algo que desde el TMNT de Konami no había sentido frente a los mandos de una recreativa en lo que a multiplayer se refiere.

Los Desconsolados de mi edad, o más viejunos incluso, recordarán el mítico Arch Rivals. Donde la nota dominante era un gamberrismo en pista super divertido. Años después Midway supo aprovechar el potencial gráfico que podían desarrollar con la tecnología de antaño y decidieron rescatar la esencia de Arch Rivals para crear NBA JAM. Esta vez ese gamberrismo quedó en un segundo plano dando paso a un planteamiento de juego en el que predominaba la espectacularidad de los lanzamientos a canasta y un ritmo de juego frenético. Si a eso le añadimos las licencias de la NBA con la mayoría de las estrellas de la NBA (una pena que Jordan o Shaq no pudieran entrar en el rooster) podemos decir que crearon uno de los mejores arcades de los 90, y posiblemente de la historia.

Pero bueno, dejémonos de batallas de abuelos jugones y vayamos a ver que nos ofrece este NBA JAM para Wii.

NBA Jam


Más que un juego nuevo o un planteamiento diferente, Electronic Arts nos trae un lavado de cara de la saga. Digamos que es algo parecido a lo que ha hecho Capcom con Street Fighter IV. Lo mismo de siempre pero maquillado. Cosa que me parece estupenda porque yo soy de los que piensan que para qué cambiar algo si lo que ya tienes funciona. No le pongo frenos al intento de evolucionar a ningún juego que conste, simplemente creo que algunas franquicias se han ido a pique o han perdido seguidores de toda la vida por querer innovar demasiado, olvidándose de la esencia principal del juego. Quizás este NBA JAM podría presentar más novedades a nivel jugable. Pero quizás eso hubiera desviado esa esencia que tanto defiendo. Cualquier seguidor de NBA JAM que haya dedicado algún momento de su vida a jugar algún título de la saga, en cuanto tenga el mando en sus manos se va a ver realizando mates estratosféricos, tapones o empujones dignos de falta técnica, alley hoops y codazos como hace 15 años…

Lo que más miedo me produjo al enterarme de que un nuevo NBA JAM iba a salir al mercado fueron 2 cosas: la primera que el juego lo desarrollaba EA y la segunda es que todo apuntaba a que los gráficos iban a ser en 3D.

EA me daba miedo porque en mi memoria permanecía todavía el irregular NBA Street, y tenía miedo que esto fuera un simple cambio de nombre para continuar con la propuesta ya ofrecida. Por suerte en seguida mostraron imágenes que mostraban por donde iban a ir los tiros y la cosa pintaba genial
Mi reticencia al 3D viene de años atrás, cuando todo ilusionado me hice con la versión que salió en PSX y que me decepcionó muchísimo. Tenía miedo que esa “mejora” gráfica pusiera la balanza de la jugabilidad en desventaja. Pero fue ver el primer video in game y disipar todas mis dudas: este NBA JAM tenía que ser mío.

El primer partido que disputé (un Lakers vs Celtics, como no) ya me hizo ver que la saga había vuelto por la puerta grande. El salto gráfico es notable pero sin afectar para nada en el apartado jugable. Sobre todo las caras y expresiones de los jugadores cuando realizan un mate han ganado enteros. Digamos que si en los orígenes se mezclaba el pixel con la digitalización, ahora tenemos una especie de 2D/3D a medio camino entre el collage de papel y el fotorrealismo. Creando todo esto un efecto caricaturesco que me ha encantado. Os recomiendo que activéis el modo BIG HEADS (cabezones) si queréis echaros unas risas con las caras de Gasol y compañía. Siguiendo con el apartado gráfico quizás los escenarios pecan de simples y algo estáticos. La diferencia gráfica entre lo que hay en pista y fuera de ella es demasiado evidente. Hubiera estado bien incluir elementos que interactuaran más con lo que pasa en la cancha, como por ejemplo el poder arrollar a las animadoras después de una caída y cosas así. Quizás son detalles que no afectan directamente al juego pero si hay algo que aprecio en un juego y en todo en general es el mimo por el detalle, no se lo tendremos en cuenta esta vez, pero si hay secuela espero ver mejoras en este apartado.

Donde sí vais a encontrar mejoras y novedades es en los modos de juego disponibles. Y es que el Remix Mode que han añadido tiene mecha para rato. En este modo encontraremos diferentes estilos de juego que harán más ameno y menos repetitivo el modo principal. Pasaremos de jugar un partido en el que el objetivo no es ganar por puntos si no destruir literalmente el tablero rival mediante una barra que se va llenando en función de las canastas que hagamos. Si conseguimos llenarla veremos como el metraquilato rival se hace añicos igual que ocurría, por ejemplo, en Super Nintendo. Este modo es un autentico pique, pero ahí no queda la cosa, también encontraremos el modo Domination, donde jugaremos a media cancha con cámara frontal. El objetivo es encestar desde las zonas calientes marcadas en la pista. Cada vez que encestemos la zona se volverá de nuestro color, si el rival anota sobre nuestra zona el color cambiará. El partido lo ganará quien más zonas tenga al finalizar el tiempo.

Otro modo contrareloj es el modo Elimination, donde jugamos un 3vs en el que quedará eliminado aquel jugador que menos puntos lleve al finalizar la cuenta atrás. Para rematar la faena también encontramos un modo a 21 puntos y un 2 vs 2 donde van apareciendo iconos sobre la pista. Dichos iconos funcionan a modo de power up aleatorio que nos dará ciertas cualidades durante periodos de tiempo reducidos, speed up, encogerse hasta ser del tamaño de una zapatilla… El ritmo en todos estos modos de juego es una auténtica locura. Sobre todo si teneis 3 amigos más con los que compartir la experiencia.

Ya que estamos hablando de jugar con otros desconsolados hay que destacar y recriminar a EA, la NO inclusión en esta versión de un modo online. Sin duda el gran hándicap de la versión de Wii, más aún si cabe habiéndose anunciado ya las versiones para 360 y ps3 con modo online y gráficos HD, entre otras novedades. No acabo de entender como un juego nacido para el multiplayer nos limita a jugar en el salón de nuestra casa hoy en día. Un tirón de orejas bién fuerte de mi parte para Electronic Arts en este sentido.

Otra de las cosas que no termino de comprender es porque no han incluido la opción de poder mover a los 2 jugadores de nuestro equipo, o al menos poder decirle cuando tirar o pasar. No se si es casualidad que responde a mis ordenes de pase o que simplemente hace caso una de cada 10 veces que se lo digo. La IA de la CPU en algunas ocasiones desespera, sobretodo cuando la máquina salta para matar el aro y ves como “tu Gasol” se queda parado delante sin intentar taponar. O por ejemplo cuando saltas para buscar el alley hoop y tu compañero te ignora por completo.

Poniéndonos nostálgicos, los que recordéis los míticos comentarios de capítulos anteriores de la saga deciros que podéis respirar tranquilos. Tenemos las frases de siempre y algunas nuevas repitiéndose hasta la saciedad partido tras partido. Así como el aro de fuego (on fire) tras encestar 3 canastas consecutivamente con el mismo jugador. Esto dará paso a una eficacia de tiro casi perfecta en lanzamientos a canasta posteriores y a mates que os dejarán con la boca abierta.

Sobre el sistema de control decir que yo personalmente prefiero jugar con el mando clásico. Nos dan la opción de jugar con el nunchuk y el wiimote, pero no ha terminado de convencerme la experiencia, quizás sea cuestión de práctica y de que llevo toda la vida jugando con la misma configuración de botones (menos en la recreativa claro) y no termino de pillarle el punto a tener que levantar el brazo y luego bajarlo para tirar. De momento con el mando clásico encuentro una respuesta más rápida a todos mis movimientos sobre la pista de juego.

NBA Jam

Si solo disponéis de una Wii en casa os recomiendo encarecidamente que lo probéis. La carencia del modo online es un golpe bajo, pero sus modos de juego, todos los secretos que esconde y su diversión a multiplayer offline no tienen límites. Si por otro lado tenéis la suerte de contar con una XBOX360 o Ps3 en casa quizás es mejor esperar unas semanas a que salga el juego multiplataforma. Quizás de esta manera en la próxima versión de NBA JAM tendrán más en cuenta a los usuarios de Wii.

Lo mejor

• Fiel a sus orígenes 100%
• Sigue escondiendo secretos como nos han tenido acostumbrados siempre: Poder jugar con los Beastie Boys, Obama… y hasta aquí puedo leer…
• Su sentido del humor, las caras de los jugadores son brutales.
• El Remix Mode trae aire fresco a la saga

Lo peor

• La IA de la CPU tanto como aliada como cuando nos enfrentamos a su “chetada” dificultad en el modo más elevado.
• La inexistencia de un modo online es imperdonable

Antes de cerrar el análisis me gustaría agradecer a EA la apuesta por un juego como este. Se lo agradezco como nostálgico y como aficionado a la NBA. Pero sobretodo se lo agradezco por apostar esta vez por los juegos de siempre, los de la jugabilidad pura y dura. Los que da igual el número de FPS que tengan o de si las texturas son buenas o malas. Por todas aquellas monedas de 25 ptas que teníamos que introducir para jugar un cuarto de partido más. Gracias.

Entradas relacionadas:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *