Young Thor

El pasado día 20 de junio se lanzó otro nuevo Mini a la lista de juegos de PS Store, y nosotros os traemos un análisis sobre él: Young Thor.

Frima Studios nos hace revivir la mitología nórdica, encarnando a Thor, el Dios del trueno para proteger el mundo de su total destrucción… ¿Queréis echarle una mano en su aventura? Pues saltad al artículo.

Young Thor

Como os comentaba, nos ponemos en la piel del dios del trueno, Thor, para liberar nuestras tierras (Midgar, tierra de los hombres o Ashgard, tierra de los dioses, entre otras), de una malvada enemiga: Hel, junto a sus esbirros Ratatoskr y Nidhogg (una ardilla y un dragón), ha raptado a las tres sacerdotisas que cuidan del árbol Yggdrasil, haciendo que éste empiece a morir… lo que acabaría con todo el mundo, y como buen dios que somos, no lo podemos permitir.

Para cumplir con nuestro objetivo, contamos con un martillo (el famoso martillo de Thor) que nos servirá para masacrar las filas enemigas, formadas por arañas, trolls, gigantes, muertos vivientes, pájaros voladores, arpías,… que pueblan estos escenarios en dos dimensiones (2D) y sus quince maneras de atacar: ataque normal, ataque poderoso, estos ataques cargando poder, un rayo eléctrico, y varios combos al juntarlos (además de un quick event para matar a los gigantes cuando nos agarran). Durante nuestras aventuras, también lucharemos en batallas especiales, donde Hel nos encerrará en el interior de una barrera, y no tendremos otra que eliminar a los enemigos para salir de ella, aunque algunas veces nos lo pondrán difícil debido al poco espacio que tendremos para luchar… Suerte de algunos power-ups que podremos recoger que nos harán la vida más fácil (invencible por 10 segundos, doble daño por 20 segundos, una manzana roja que recupera vida en un tanto por ciento concreto, una azul que recupera magia para el rayo en un tanto por ciento concreto, o una dorada que recupera todas las barras en su totalidad).

Young Thor

A parte de estos combates especiales, nos encontramos con tres jefes finales (los esbirros de Hel, y ella misma) en tres de los escenarios que visitaremos a lo largo de la aventura, pero no sabremos en que escenario hasta que sea desbloqueado para jugar.

Cada escenario completado desbloquea el inmediatamente superior, es decir, al completar el primer escenario de todos, podremos acceder al primero del segundo mundo, y al segundo del primer mundo, teniendo que completar todo para llegar a Hel, aunque también será obligatorio hacer una (y más) visitas a los mundos para conseguir experiencia (¡Podemos llegar al nivel 99!) y equipo que nos ayude a mejorar.

Young Thor

Como buen mini, el juego puede ser terminado en alrededor de unas 3-4 horas, pues cuenta con 4 mundos diferentes, y cada uno con 4 variantes (una variante es el mismo nivel, pero con unos caminos cerrados y otros abiertos, respecto al mismo mundo) más la pantalla final, haciendo un total de 17 niveles, que podremos pasar en aproximadamente 10 minutos cada uno. Eso sí, en algunos niveles la dificultad será tan elevada que deberemos repetir alguno anterior para subir nuestro nivel (o buscar más piezas de equipo) que nos mejoren nuestras habilidades para podernos enfrentar a tan duros enemigos.

Para alargar más la vida del juego, éste contiene algunos objetivos a cumplir (como los trofeos, pero sin conseguir trofeos, simplemente serán internos del juego). Son 50 objetivos, tales como conseguir nuevo equipamiento concreto, matar un número concreto de enemigos, pasar ciertos niveles, o derrotar a los jefes cumpliendo según que condición.

Es de agradecer que el juego incluya un pequeño diccionario, que nos explicará algunos detalles importantes sobre personajes y otras situaciones (no es imprescindible, pero ayudará a los que no controlen mucho el tema de la mitología y creencias nórdicas).

Para finalizar, decir que es muy entretenido y adictivo, y aunque es en 2D, cosa que no es mala, pues en tres dimensiones perdería muchos enteros en este caso, se le ha añadido una sensación de tres dimensiones faltas, que le da el punto justo a la aventura… aunque también es necesario remarcar que la cámara es prefijada, y se moverá como quiera, haciendo que a veces la perspectiva no sea la mejor, incluso nos hará notar pequeñas ralentizaciones en el movimiento de los personajes en pantalla, si el número de éstos es algo elevado. La dificultad también es algo a comentar: en algunos puntos será muy fácil avanzar incluso con el equipo más pobre, mientras que en otros deberemos entrenar o repetir varias veces hasta que la combinación de azar, power-ups soltados, y destreza personal sea suficiente como para poder avanzar.

De nuevo recordar, que estamos hablando de un minis, al precio de 4.95€ en la Store desde el pasado día 20, por lo que la duración del juego es algo limitada.

Entradas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *