Jane’s Hotel

Llega a la consola de Sony de sobremesa Jane’s Hotel, el juego que hoy nos ocupa, en forma de Mini. Si creéis que podéis llegar a ser unos grandes magnates del mundo de la gestión de hoteles, éste es vuestro juego.

Jane's Hotel

No es fácil llegar a las cinco estrellas de un hotel: tener a los clientes contentos, ofrecerles servicios varios, pero sobretodo una estancia agradable que les haga volver otra vez, será la clave para conseguir que nuestro hotel sea el mejor lugar vacacional posible.

Conoceremos la historia de la protagonista, mediante viñetas de cómic: Jane es de una reconocida familia que siempre se ha dedicado a la hotelería y que eran totalmente reconocidos, pero que por un desgraciado motivo, tuvieron que dejar el mundillo. Al hacerse mayor, Jane quiso cumplir su sueño de devolver el esplendor a su familia, y aquí es donde entramos nosotros. Deberemos ayudarla, a lo largo de 40 niveles, para llegar hasta lo más alto de la hotelería, empezando con un modesto hotel de 2 estrellas, para acabar con un superlujoso hotel de 5 estrellas.

Jane's Hotel

El juego nos propone controlar el hotel, mediante acciones cortas que podrán acumularse en una cola de acciones, para que todo sea más fluido, las cuales incluyen dar una habitación a un cliente, llevarle el café, encenderle la TV y un montón de acciones más.

Cada nivel representa un día en la historia de Jane, y cada día un margen mínimo de beneficios que cumplir, así que deberemos portarnos bien con los clientes, y tenerlos totalmente contentos, para que sus propinas sean más jugosas. Después de cada nivel, un recuento de visitas y beneficios nos es presentado, y si tenemos suficiente dinero en la banca, podremos adquirir nuevos objetos para nuestro hotel, como plantas decorativas para alegrar a los turistas o nuevos servicios para el cliente, como una televisión, teléfono, máquina de café.

Jane's Hotel

Al llegar a los niveles múltiplos de 10, veremos (mediante viñetas, de nuevo) como Jane mejora el hotel invirtiendo todo el dinero que tengamos en ese momento, por lo que volveremos a cero, conservando por eso, las mejoras antes adquiridas y sumando a las anteriores una habitación más para nuestro hotel.
A parte de todo esto, podremos usar también los servicios de una señora de la limpieza, que se encargará de otros trabajos que Jane no hace: limpiar las habitaciones para que un nuevo cliente las pueda usar cuando nos pida las llaves, regar las plantas para que no se sequen, servicio de tintorería…

Jane's Hotel

Evidentemente no podemos esperar un potente apartado gráfico de un Mini, pero cumple con el objetivo de divertirnos un buen rato y a un precio totalmente asequible, cuando solo contamos con tiempo para alguna partida rápida o cuando queremos apartarnos de las plataformas y los tiroteos; el juego, de relajante, tiene un rato gracias al acompañamiento de una banda sonora tranquila y pausada, dotada de los efectos de sonido adecuados, cuando hacemos el café, regamos las plantas o tenemos un músico en escena para amenizar la velada.

El hecho de que los escenarios vayan cambiando, junto con la estética de las mejoras que vamos adquiriendo hace más llevadero el juego, pero más variedad hubiera suplido el hecho de que cada nivel parezca idéntico al anterior, hasta que nos hagamos con un nuevo hotel. Cierto es, que cada vez los clientes nos pedirán nuevos servicios, o notaremos un aumento de las visitas por día, pero la mecánica es la misma siempre, y si nos organizamos, no será nada difícil subir escalones.

Se trata de un mini, a tener en cuenta si queréis diversión rápida, que junto al precio de 2.99€ en la PS Store, lo hace más que apetecible para esos raticos en que nos queremos desahogar para desencasillarnos de a lo que estamos acostumbrados

Lo mejor:
• Facil de dominar y entretenido.
• Un precio más que interesante, por unas buenas horas de diversión.
• Buen nivel de personalización de los hoteles, por el número de objetos.

Lo peor:
• Pocos escenarios y poca variedad en los personajes.
• La mecánica de los distintos niveles es la misma, haciendo que dos niveles en el mismo hotel sean casi idénticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *