Core Blaster

El denominado género “puzzles”, esos juegos de aspecto poco atractivo pero dotados con endiabladas dosis de entretenimiento, recibe un nuevo título en formato Minis que nos ofrece muy buenos ratos de ingenio, estrategia y de “estrujar” el cerebro.

Sin tener nada que ver con él, Core Blaster me ha recordado a otro gran juego del género aparecido hace tres años para DS (la reina de los puzles), llamado Prism Light the Way, un juego basado en la luz y en hacerla rebotar a través de unos prismas de colores.

Core Blaster

El título que nos ocupa es un juego de puzles altamente adictivo basado en unos núcleos de colores que debemos destruir colocando estratégicamente unos Blasters del mismo color.

La premisa del juego se basa en una fuga en el reactor principal y miles de núcleos atómicos mortales tratan de escapar por la compuerta. Nuestro objetivo será evitar que estos escapen gracias a una serie de escudos electromagnéticos que desintegran dichos núcleos radioactivos (de hecho, esto de que sean escudos electromagnéticos lo he dicho para crear un poco de hype).

Estos núcleos (llamados Cores) se desplazan a través de unos canales, tomando direcciones aleatorias y prefijadas (marcadas por el mismo color del núcleo), o autopistas (unos canales marcados de color blanco donde el núcleo se desplaza a mayor velocidad). Nuestro objetivo es posicionar estratégicamente los mencionados escudos (llamados Blasters) para desintegrar literalmente estos núcleos desperdigados. Para ello, disponemos de Blasters de distintos colores, cada uno de los cuales desintegra el núcleo del color correspondiente, creando un pequeño radio de alcance y reduciendo su energía (representada por una pequeña barra amarilla) al entrar en su zona.

Core Blaster

La cosa se complica con la aparición de nuevos núcleos de colores (morado, naranja y verde), que son combinación de los colores básicos rojo, azul y amarillo, y disponen de dos barras de energía; o la aparición de núcleos atómicos (aquí nuevamente creando hype), unos núcleos de mayor resistencia representados por un escudo a su alrededor, que nos dificultan la tarea de desintegración. Aunque no todo son malas noticias, ya que disponemos de una buena baza, un escudo blanco que frena los núcleos reduciendo así su velocidad, lo que nos ofrece más tiempo para desintegrarlos.

La dificultad (por llamarlo de alguna forma) radica en que dichos escudos nos cuestan dinero. Un dinero que obtenemos al desintegrar los núcleos, creando esa estrategia que nos hará pensar muy bien donde colocamos cada escudo y que nos hará repetir varias veces el nivel.

Core Blaster

Para superar cada nivel debemos evitar que se escapen un número limitado de núcleos, informado en la parte inferior derecha. Al finalizar el nivel nuestra habilidad será evaluada (A, B, C, D o E), en función del número de núcleos que hayamos dejado escapar. Lamentablemente, nuestra habilidad a la hora de gestionar nuestro dinero no es evaluada, podemos derrochar lo que queramos (siempre y cuando dispongamos de dinero suficiente, claro está) que mientras no se escape ningún núcleo obtendremos la máxima puntuación.

El juego consta de tres niveles de dificultad con 20 niveles distintos en cada uno, creando un total de 60, una cifra para nada desdeñable; donde ponen a prueba nuestra habilidad estratégica y de ingenio. Estos 60 niveles nos auguran un buen número de horas para conseguir desbloquearlos todos, y ya no digamos conseguir la máxima puntuación posible.

Core Blaster

La primera aparición de Ringzero en la Playstation Store no podía ser más optimista. Core Blaster propone un original tipo de puzle, con una muy buena curva de dificultad que poco a poco te va desafiando más. El juego consigue engancharte desde el principio, como aquel que no quiere la cosa, y te atrapa hasta que no consigues superar el nivel (con la máxima puntuación), ofreciendo un buen número de horas para superar los 60 niveles que componen el juego. Un juego muy recomendado para todo tipo de jugadores, pero especialmente a los amantes del género “puzle”. A ese precio debería ser una compra obligada.

Lo mejor:

  • Entretenido, original y desafiante
  • La capacidad que tiene el juego para engancharte
  • Su precio

Lo peor:

  • No se tiene en cuenta la gestión de nuestro dinero para la puntuación final
  • La música puede llegar a cansar, aunque es tan fácil como desactivarla
  • Por pedir, más modos y más niveles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *