Max Payne 3

Max-Payne-3

Max Payne regresa a nuestras consolas con sus señas de identidad clásicas, aunque esta vez el desarrollo corre a cargo de RockStar en vez de los famosos Remedy Entertainment responsables de las dos primeros títulos. La compañía canadiense ha sabido impregnarle su sello característico que pudimos ver en juegos como Bully, pero manteniendo rasgos característicos de la saga como el tiempo bala o el poder disparar con dos armas, una en cada mano. Para que este cocktail de balas, acción y violencia esté completo que mejor que un multijugador a la altura de las últimas entregas de Rockstar que incluso es capaz de superar al mismísimo online de Red Dead Redemption.
No os asustéis por el cambio de imagen de Max, son exigencias del guión y es que desengancharse de la adicción a los analgésicos y a las bebidas alcohólicas no es nada fácil, y si no preguntárselo a él.


Max sigue en caída libre atormentado por su pasado que no ha sido capaz de superar. La visita de Passos, un misterioso personaje que nos acompañará durante algunos tramos de la aventura, provoca que Max se traslade a Brasil a proteger una familia rica para intentar hacer borrón y cuenta nueva. Pero nada más lejos, porque a partir de ahí comienzan una serie de sucesos como el secuestro de la mujer de su jefe, que desencadenan en un dramático viaje por la vida de Max mediante flashbacks y por ciertos lugares de Brasil en el que nos esperan cruentos combates.

Max Payne 3 es un juego de acción en tercera persona bastante pasillero con pocas zonas amplias en las que poder explorar, pero sí con muchos objetos en los que poder parapetarnos ante el ataque de nuestros enemigos. Disponemos de un montón de armamento que podremos recoger de ellos una vez caigan en combate y para ello disponemos del siempre efectivo tiempo bala que podremos activar por tiempo limitado. El nivel de vida de Max a medida que sufra daños irá en descenso, aunque podemos recoger algunos analgésicos que reponen nuestra salud. Una característica nueva de Max Payne 3 es que si nos matan y tenemos en nuestro poder uno de estos dispondremos de una última oportunidad en cámara lenta para acabar con algún enemigo y volver de nuevo a la acción.

La munición escasea así que también podremos enfrentarnos a nuestros rivales con las manos o hacer una voltereta sobre un arma y hacernos con ella en el mismo momento. Para disparar a los enemigos dispondremos al inicio del juego de tres diferentes modos de apuntarlos, algo así como la dificultad del juego, aunque en el modo más fácil no obtendremos logros o trofeos. Los escenarios están muy detallados, algunos llenos de enemigos, pero nada que no podamos solventar con nuestras armas y el tiempo bala. Sabremos que hemos liberado el área de enemigos cuando el último recibe un impacto a cámara lenta, algo que no me gusta porque rompe la tensión del momento y te hace recorrer el escenario sin precaución, algo de obligado cumplimiento si queremos recoger todos los elementos dorados de ciertas armas de fuego. También me ha sorprendido para mal cuando llegamos a una zona y de repente el paso de Max se hace más lento, algo que nos indica que a continuación habrá una escena cinemática.

Por lo demás el juego resulta muy gratificante en cuanto a jugabilidad. No os dejéis engañar por sus primeros niveles en cuanto a acción y diseño, por ejemplo el de la discoteca es bastante simplón y con enemigos bastante fáciles. Y es que Rockstar ha diseñado un juego en el que la dificultad va en progresivo aumento y con fases como la de las favelas realmente de gran diseño y ambientación. Lástima como he comentado anteriormente que le falte algo de exploración, que los escenarios tengan algo más de amplitud o que cuando superas una zona luego no puedas volver hacia atrás. La impresión que da es que nos van cerrando puertas.

Superar Max Payne 3 puede llevaros entre diez y quince horas, depende de vuestra pericia con la puntería, pero una vez superado nos espera un multijugador muy completo que seguro os hace pasar el mismo número de horas que el modo Historia. Podremos personalizar a nuestro personaje según la facción con la que juguemos en los diferentes modos y con el dinero y experiencia que consigamos iremos desbloqueando nuevas indumentarios, armas y modos de juego. Al principio jugaremos partidas de 8 jugadores en partidas todos contra todos o entre dos bandos en escenarios pequeños. Una vez superado un nivel de experiencia disputaremos partidas de hasta 16 jugadores más completas y con escenarios más grandes e incluso podremos crear nuestro propio clan y reunir a nuestros amigos y formar nuestra banda.

El multijugador de Max Payne 3 es mejor si cabe que el de Red Dead Redemption y el modo un jugador me atrevo a afirmar que mejor que Uncharted 3. Este último sólo gana a Max en el doblaje y es que el juego de RockStar viene íntegramente en inglés y brasileño, aunque subtitulado a nuestro idioma. Y aquí viene el punto más negativo del juego, esos subtítulos minúsculos que le han puesto al juego que harán que quizás te dejes la vista a leerlos. Pero en qué estaban pensando señores de Rockstar al poner ese tamaño de fuente. Y para más inri cuando habla Max el texto aparece de color gris en vez del habitual blanco, algo que resulta bastante molesto, la verdad para aquellos que no dominen el idioma de Shakespeare

Conclusión

La tercera entrega de Max Payne ha tardado unos añitos en llegar, pero de qué manera. Rockstar lo ha vuelto a hacer y ha creado un juego violento, pero con una historia detrás que nos hará tener compasión y pena por nuestro propio personaje. Pero a base de lluvia de balas y cámara lenta Max es capaz de resurgir de sus adicciones y demostrar que Max Payne 3 es el único que saber reunir bajo ese título una única historia de violencia, corrupción, alcohol, policías, narcos, mafia, tiroteos, escándalos, y salir victorioso.

Lo mejor

  • Multijugador que mejora incluso el de la anterior entrega de Rockstar: Red Dead Redemption.
  • Conserva las señas de identidad de los anteriores Max Payne.
  • Buena progresión de dificultad.
  • La fase que transcurre en las favelas es espectacular.

Lo peor

  • Subtitulos demasiado pequeños y de color gris cuando habla Max.
  • Demasiado pasillero.
  • El paso de Max se ralentiza cuando nos acercamos a una cinemática.

Ficha

  • Desarrollo: RockStar
  • Distribución: RockStar
  • Lanzamiento: 18/05/2012
  • Idioma: Inglés subtitulado al castellano
  • Precio: 59 euros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *