Mass Effect 3

Mass-Effect-3

La Tierra ha sucumbido al ataque de los segadores, y este es solo el principio, Palaven, tierra de los Turianos, Tuchanka, de los Krogan, Thessia, de las asari y el resto de las especies están en grave peligro. Solamente una persona será capaz de restaurar el caos y liberar las estrellas. De convertirse en un mito del que se hable millones de años después. Solamente Shepard puede salvarnos de la grave situación en la que se encuentra el universo de Mass Effect 3.

¡Si no habéis terminado con Mass Effect 2, huid de estas líneas y poneos manos a la obra, por que os perdéis una gran saga!


Ponernos en situación sería muy difícil. Mass Effect 3 se basa hasta en el más mínimo detalle que hayamos elegido hasta llegar aquí, por lo que dos partidas pueden llegar a ser muy diferentes si importamos los datos de partidas anteriores (si no lo hacemos, se cargarán unas elecciones predeterminadas, de las que dependerán nuestros futuros sucesos); lo que básicamente podemos decir, es que los segadores han llegado con todo su potencial, y no pararán hasta terminar con todo ser orgánico de nuestra era.

A parte de las fuerzas segadoras, las cuales se han visto aumentadas con “nuevas formas” a cual más peligrosa y molesta, nos tocará repartir castañas contra las tropas de Cerberus, puesto que el Hombre Ilusorio no cesará en su empeño de querer controlar a los segadores, como ya mostró en la base segadora de ME2. Mecas y diferentes tipos de humanos superdotados nos emboscarán a lo largo y ancho de las localizaciones, que irán, como siempre, desde laboratorios secretos a selvas salvajes e indómitas y obviamente, naves espaciales.

Esta vez el arco argumental se centrará sobretodo en reunir las fuerzas necesarias para acabar con el enemigo. Con solo empezar vemos un atisbo de lo que ya se presumía: Menos rol, más acción. Un pequeño menú nos dejará elegir entre dedicarnos a la acción pura, o permitirnos un poco más la exploración y el roleo.

Si bien se ha dirigido, en general, más hacia la acción que al rol, conservamos la personalización que pudimos ver en el primer lanzamiento, y que desapareció misteriosamente en el segundo: No solamente podremos elegir las armas que llevaremos, sino que también podremos mejorarlas añadiendo pertrechos como cargadores más amplios, bayonetas, miras, y demás utilidades que mejorarán las estadísticas de nuestras armas. Las armas “masivas” como el lanzacohetes, lanzallamas y demás serán bastante más escasas que antes, pero también habrá aumentado su potencia; aunque esta mejora no compensa su limitada aparición.

Se agradece contar con tal número de armas y con ese nivel de personalización que faltó en ME2.
También podremos personalizar las habilidades especiales, mediante la experiencia adquirida al subir de nivel, pudiendo elegir las características que queremos potenciar más, como ya pasaba anteriormente.

Conservando los matices de roleo, muchas de las decisiones que tomemos repercutirán con mayor o menos importancia sobre los acontecimientos a corto y largo plazo; pero paralelamente al arco principal, transcurrirán otros hechos en forma de misiones secundarias. La mayor parte empezarán a raíz de escuchar conversaciones en la Ciudadela, única localización “explorable”, con tiendas y NPCs a mansalva. Estas misiones tratarán de buscar ciertos artefactos perdidos por el espacio (usando un mejorado sistema de rastreo/lanzamiento de cápsulas, basado en el lanzamiento de cápsulas recolectoras de minerales del 2), que nos ayudarán a subir la moral de nuestros ejércitos y por tanto, su eficacia, o conseguir nuevos efectivos para agrandar nuestro frente guerrillero; pero también encontraremos misiones donde bajar de la nave y acabar con hordas interminables de enemigos, aunque en menor proporción.

Técnicamente también ha mejorado en gran medida, llegando a un más que notable nivel en los escenarios, y los detalles de personajes y armas. La banda sonora también acompaña a la ambientación, de la manera más adecuada, como en el resto de la saga.

El multijugador no es simplemente reunirse a echar tiros. Podrá influenciar al modo campaña, aunque no será necesario jugarlo para disfrutar / terminar la historia principal.
Este ha recibido el nombre de “La Galaxia en Guerra” y es un modo horda abierto a 4 jugadores que se encontrarán en medio de la batalla, donde intentar sobrevivir será todo un reto.

Conclusión


Mass Effect 3, mejora tanto técnicamente como espiritualmente, aunque haya sufrido cambios hacia la acción pura y dura. Echamos de menos, más misiones secundarias que no solo traten de recoger artefactos perdidos y algún enclave más, pero el argumento nos pondrá en bastantes situaciones “fuera de nave”, enganchándonos hasta el final, al borde del sillón… literalmente, puesto que el final (como habréis escuchado más de una vez por la red) es un poco descafeinado para lo épico que ha sido el transcurso de la saga.

Cada acción tendrá una repercusión en nuestras fuerzas aliadas, si no llegamos a completar una misión reducirán su confianza en nosotros, aportando menos fuerzas al grueso central, mientras que si les ayudamos o apoyamos, se portarán adecuadamente con nosotros. Es en esta entrega en la que más se nota los resultados de nuestras acciones y no podremos escatimar esfuerzos, porque para erradicar a los segadores necesitaremos hasta el último soldado a nuestro favor.

El multijugador, uno de los elementos que más se había echado de menos, llega en el momento justo (o en el último momento, de hecho), pero más vale tarde que nunca. Además cuenta con una gran integración con el modo campaña, aportando cosas útiles al modo campaña, sin llegar a ser vital para éste.

Como cabe esperar por los últimos lanzamientos de Bioware, varios DLCs y otros descargables han sido anunciados / lanzados para complementar el final y la experiencia de juego, aportando nuevos datos y personajes.

Lo mejor

  • El broche final de una señora saga, que deberíais probar a toda costa.
  • Personalización a otro nivel, ni comparación con la anterior entrega.
  • El nuevo aspecto de la Normandía le da la seriedad necesaria para una misiñon de tal calibre.
  • Banda sonora épica.
  • ¡Por fin llega el online a Mass Effect!

Lo peor

  • Más acción… menos roleo.
  • La mayoría de las misiones secundarias se reducen a encontrar objetos por el espacio, usando el sistema de cápsulas de la entrega anterior, mejorado y NO TAN pesado.
  • Un final que no llega a estar totalmente a la altura del resto del arco argumental, un poco seco.

Ficha

  • Desarrollo: Bioware
  • Distribución: EA
  • Lanzamiento: 9/3/12
  • Idioma: Inglés subtitulado
  • Precio: 69.95€

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Bueno, eso de que nuestras acciones tienen repercusion…Son solo un numerito en el aspecto de fuerzas aliadas, nada más. A parte, las decisiones que se han tomado a lo largo de los juegos anteriores realmente no importan, tanto da si has hecho X o Y que el resultado en esta tercera sera Z hagas lo que hagas. En este aspecto, el juego es una decepción MAYUSCULA.

    No quiero decir que el juego sea malo, el trayecto durante el juego esta muy bien llevado y tiene momentos épicos, pero no ofrece ni de lejos lo que nos vendieron.

    • En numeros, sobretodo, pero tambien en hechos. Cosas como [spoiler]salvar al ultimo rachni, o dejarlo morir, elegir que raza sobrevive y cual muere, la bomba de tuchanka….[/spoiler] y cosas del estilo moldean la historia: si lees las actualizaciones dentro de la interfaz del recuento de tus fuerzas, vas viendo lo que les pasa segun ciertas decisiones tomadas.
      Pero en cierto sentido, te doy la razon en que no acaba de llegar a ser lo que esperaba; pero no quita que sea un gran juego

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *