Mark of the Ninja (XBLA)

Desde hace algunos años, no nos hemos encontrado con aventuras centradas única y exclusivamente en el sigilo. La última que recuerdo sería Splinter Cell: Double Agent, pero incluso ya aquí se empezaba a ver el mayor énfasis en la acción al que se aproximaba esta franquicia. Por eso sorprende encontrarnos a la joya Mark of the Ninja, que viene de Klei Entertainment, los creadores de Shank, que aprovechan el genial estilo animado de esta aventura de acción para pasar de las pistolas a las espadas y de los mercenarios a los ninjas más sigilosos posibles. ¿Tenéis preparadas vuestras mejores técnicas de ocultación?

La historia del juego no es lo que nos va a motivar a ver las 8 horas la aventura (una cifra que no está nada mal, todo hay que decirlo). En esencia, una compañía tecnológica ha atacado nuestro clan ninja, y para evitar futuros ataques, hay que contraatacar. Para poder hacerlo, nuestro protagonista se hace unos tatuajes mágicos que le proporcionan habilidades especiales, pero que tienen un punto muy negativo: tras llevar con ellos un tiempo, su portador pierde la cordura y debe sacrificarse para no liberar su mal interior. Lo bueno es que hay dos finales diferentes, pero lo malo es que el argumento en general no logra llegar a unos niveles demasiado altos.

Lo que sí nos enganchará será la fantástica jugabilidad, que de alguna manera, ha logrado combinar las plataformas y los puzzles en 2D con el sigilo más absoluto como hacía tiempo que no lo veíamos. Como ninjas, no podemos ir atacando de frente a un ejército armado con rifles de francotirador, de asalto u otras armas todavía más peligrosa, por lo que a lo Batman, tendremos que usar las sombras y la teatralidad para acabar con nuestros oponentes y meterles el miedo en el cuerpo.

Para saber el estado de atención del enemigo tenemos los signos ya clásicos de la saga Metal Gear: la interrogación si sospechan y la exclamación si están en estado de alarma. A estos se le puede sumar el que indica cuando están aterrorizados (por lanzarles un cadáver, drogarles con unos dardos especiales, ver un cuerpo colgando o presenciar la muerte “accidental” de un compañero), lo que les puede llegar a hacer que se disparen mutuamente.

Pero antes de eso, muchas veces tendremos que ingeniarnoslas para llegar hasta los enemigos desprevenidos y matarlos de forma silenciosa y letal por la espala, por lo que tendremos que recurrir a asideros en el techo, conductos de ventilación, pegarnos a las paredes u ocultarnos en puertas, cubetones o macetas.

Las luces y el sonido serán nuestros peores enemigos, ya que un ninja que no es visto ni oído es uno que va a sobrevivir durante mucho más tiempo. Para saber si estamos ocultos o no tenemos el fantástico diseño artístico del juego, que nos presenta tonos completamente apagados cuando estamos en las sombras, o nos muestra todos nuestros colores al estar en la luz. Esto se aplica al sonido, ya que veremos un redondel con la zona por donde se escucha lo que hagamos, sabiendo así en todo momento lo que podrá acontecer a nuestras acciones.

Esto nos vendrá de perlas para poder usar trampas o distracciones de cara a despistar a los enemigos y eliminarlos o superarlos sin que nos detecten. Para esto, tendremos minas de pinchos, petardos, bombas de humo, bengalas (que nos vendrán de miedo con los soldados con visión nocturna) y mucho más. Para colocar estos objetos podremos detener el tiempo y verlo de forma detallada junto al sonido que provocará cada uno de ellos, lo que hace que en toda la aventura tengamos un montón de opciones y de caminos a nuestra disposición para usar una técnica u otra.

Ese es otro de los puntos fuertes del juego: sin importar nuestro estilo más centrado en las trampas, matar por la espalda o dejar a todos vivos, el título nos recompensará con puntos por casi todo lo que hagamos (y nos penalizará por cada alarma, que si es con más de un soldado, suele significar una muerte segura y rápida), con los que conseguiremos algunos de los sellos con los que comprar nuevas habilidades. Otra forma de ganarlos es superando objetivos secundarios y encontrando los pergaminos ocultos. Junto a esto, también habrá desafíos ocultos, por lo que los niveles están llenos de secretos.

Además de este preciso y gran sistema de control para el sigilo, nos encontramos con más de lo mismo con las plataformas. Las trampas láser y otros mecanismos peligrosos serán una constante, por lo que el usar el gancho para movernos rápidamente o las bombas de humo (que por alguna razón, también afectan a los láser) se convierte en algo muy habitual. Los puzzles suelen estar integrados en esta parte, en la forma de encontrar algún mecanismo para dejarnos pasar sin que muramos de la forma más horrible posible. Por desgracia, esta parte también es la menos buena de la aventura, con algún momento que se puede hacer algo pesada, y con la que se pierde parte de la diversión de sentirnos como unos auténticos depredadores ninja. Por suerte, este sentimiento se recupera rápidamente, por lo que en líneas generales, el juego divierte y engancha desde principio a fin.

Al terminar el juego, podremos volver a empezarlo manteniendo todas nuestras habilidades, haciendo que todo sea muy rejugable para encontrar todos los secretos y seguir mejorando nuestras puntuaciones.

Gráficamente el título entra por los ojos a las primeras de cambio, y no sólo por su integración a todo lo que tiene que ver con la jugabilidad, sino por los diseños, la fluidez de movimiento de los personajes, los escenarios. Todo está hecho con mucho mimo y calidad, haciendo de este un producto redondo también en sus apartados técnicos.

Conclusión

Menudos juegazos que hemos podido disfrutar en nada de tiempo en Xbox Live Arcade, porque tras la acción y las plataformas de Dust: An Elysian Tail, ahora Klei Entertainment nos regala otro claro candidato a GOTY de juegos digitales (y casi en general) con este Mark of the Ninja. Decir que es el mejor juego de sigilo en años no es exagerar lo más mínimo, ya que han clavado un género que está en clara decadencia, y lo han hecho de una forma fresca al combinarlo con las plataformas y puramente en 2D.

Así que si tenéis una Xbox 360 y os gusta el sigilo (fans de la acción, alejaos), no os podéis perder esta joya descargable, ya que os enganchará desde el principio hasta el final sin remedio alguno.

Lo mejor

  • Por fin un buen juego de sigilo en el que éste es fundamental.
  • Apartado gráfico sensacional.
  • Jugabilidad precisa y adictiva que se beneficia de lo visual.
  • Largo y rejugable.

Lo peor

  • La historia no destaca demasiado.

Ficha

  • Desarrollo: Klei Entertainment
  • Distribución: Microsoft
  • Lanzamiento: 07/09/2012
  • Idioma: Castellano (subtítulos y textos)
  • Precio: 1200 MP (unos 15 euros)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *