Majin and the Forsaken Kingdom

Si echamos un vistazo a los juegos actuales, casi todos son violentos y oscuros, siendo encima éstos los que más ventas logran. Por eso, cuando se anunció Majin and the Forsaken Kingdom y se dijo que se quería alejar de este tópico actual en pos de un mundo más colorido y amable, la idea me atraía bastante. Por si fuera poco, los antecedentes de sus desarrolladores, Game Republic, son muy buenos, con algunas joyas como Genji o Folklore en su hacer. Con todo esto, ¿tendrá éxito esta tierna historia de amistad o será mejor que sucumbe a la oscuridad?

Logo de Majind and the Forsaken Kingdom

La historia del juego nos pone en la piel de Tepeu, un ladrón que ha sido criado por los animales y que por esa razón puede hablar con ellos (sí, como el Dr. Dolittle). Durante los últimos 100 años la Oscuridad ha ido azotando el reino, y hasta ha llegado a atacar la zona en la que se encontraba nuestro protagonista junto a sus queridos animales. Sin embargo, estos animalitos saben cómo detener la Oscuridad: con el Majin, una bestia antigua que tiene el poder de acabar con los seres oscuros. Así, guiado por ellos se interna en el castillo en el que está preso, lo libera y se hacen amigos. Su objetivo es obviamente acabar con esta temible Oscuridad, pero hay un gran problema: el Majin ha estado cien años encerrado, por lo que ha perdido sus poderes. Por tanto, antes de tener la gran batalla final tendremos que explorar el mundo para encontrar los frutos que le irán haciendo más fuerte y le devolverán sus poderes.

De esta forma se inicia un tierno argumento de amistad en el que nos encontraremos con simpáticas escenas 2D de marionetas para narrar el pasado del Majin y saber qué le pasó antes de estar encerrado. Con todo esto, se tiene una historia entretenida, pero bastante sencillita y llena de clichés, lo cual tampoco es necesariamente algo malo. Solo dependerá de si esperábais algo tan grande como en Folklore o algo mucho más típico.

Majin and the Forsaken Kingdom

En el aspecto jugable, Majin and the Forsaken Kingdom es una aventura clásica en toda regla, alejándose de la linealidad de los recientes Uncharted 2 o Tomb Raider por poner un par de ejemplos. Además, la relación simbiótica entre ambos personajes será fundamental y cambiará la dinámica de juego por completo.

Cuando estamos solos, el juego seguramente os recordará a Beyond Good & Evil, ya que tendremos que recurrir al sigilo si queremos sobrevivir, aunque también podremos enfrentarnos a los enemigos si tenemos en cuenta que son muchísimo más fuertes que nosotros, ya que si nos atacan en grupo estamos muertos. Así, tendremos que escabullirnos por sus espaldas para acabar con ellos con un elegante movimiento final, o distraerles tirando piedras inofensivas.

Por otro lado, si el Majin está con nosotros la cosa cambia, ya que él es mucho más poderoso y puede derribar a los enemigos sin ningún problema. Ahí es cuando tendremos una oportunidad de oro para rematarles con unos espectaculares movimientos combinados que aumentarán nuestra unión con el Majin, lo que desbloqueará nuevos ataques entrelazados más poderosos. Uno de los puntos fuertes del combate es que hay una gran variedad de enemigos, como soldados simples, otros mucho más grandes, perros, pájaros, otros que usan látigos, etc. Así se logra una variedad importante que hace que las peleas sean más divertidas.

Majin and the Forsaken Kingdom

El sistema de salud es bastante interesante, ya que seremos nosotros los que tendremos que curar al Majin durante las peleas con las frutas que tengamos, mientras que él nos sanará cuando estemos en una zona tranquila. Así se aumenta la dependencia entre ambos personajes de una forma inteligente y efectiva que no llega a cansar.

Aunque haya empezado hablando del combate, el núcleo del juego será la exploración y los puzzles. El mundo del juego es enorme, y tendremos que visitar muchísimas zonas con montones de secretos en los que usar las habilidades del Majin para llegar hasta todos los elementos del escenario, que pueden ir desde recuerdos que solo aparecen por la noche (hay un sistema de día-noche bastante chulo), cofres con orbes azules que aumentarán nuestra fuerza y salud, nuevo equipamiento para Tepeu y sobre todo, frutas con las que aumentar el ataque y la resistencia del Majin.

Además de sus habilidades iniciales, el Majin irá ganando poderes según avanzamos en la aventura (viento, electricidad, fuego y cristal), que nos servirán tanto para el combate como para los puzzles. También se añade un motivo para revisitar los escenarios una y otra vez, ya que cuando tenemos un poder concreto podremos seguir avanzando por una ruta que dejamos más atrás, siendo éste el mayor problema del juego (junto al a veces impreciso control de salto) al llegar a aburrir. Hubiera sido muchísimo mejor un sistema de teleportación desde el principio del juego y no hacia el final, ya que nos tiraremos bastante tiempo revisitando zonas ya visitadas.

Majin and the Forsaken Kingdom

Volviendo a los puzzles, estos no serán tan complejos que no nos dejarán avanzar, pero sí que logran ser lo suficientemente ingeniosos como para hacernos pensar. Un gran ejemplo son los de la catapulta en los que el Majin impulsa a Tepeu o a las rocas que pongamos en ella, en los que hay que usar la electricidad, otros en los que el viento moverá cajas que tendremos que usar para transportar objetos de forma segura y así un largo etcétera. Como veis, siempre tendremos que usar las habilidades del Majin, y por suerte el sistema de órdenes es sencillo y efectivo.

Por si fuera poco, es muy efectivo que el propio escenario nos dé pistas de lo que tenemos que hacer, como consejos de los animales cercanos, una salamandra para indicarnos que el Majin nos puede impulsar con su espalda para llegar hasta algo importante, mariposas azules en los interruptores u objetos interactivos y un largo etcétera.  De hecho, los puzzles son tan importantes que incluso los jefes finales se parecen más a un rompecabezas en movimiento que a una pelea en el sentido más estricto de la palabra, lo que los hace muy divertidas.

Combinando todo esto se tiene una aventura muy buena de unas 12-15 horas de duración para completar simplemente el juego, y algunas horas más para conseguir todos los desbloqueables, lo que nos da un juego de lo más completo.

Majin and the Forsaken Kingdom

Gráficamente hablando el juego no es el más puntero, pero sí que tiene un as en la manga: su aspecto artístico. Los escenarios son preciosos, llenos de vida, luz y color, creando además un buen sistema de iluminación para el ciclo de día-noche. Por si esto fuera poco, los efectos de la lluvia o de la electricidad están muy bien conseguidos, aumentando la inmersión en esos niveles. Es más, si no fuera por esta belleza seguramente no llegaríamos a recorrer tantas veces los mismos niveles. En cuanto a los personajes, Tepeu y Majin están muy bien hechos, pero lo que realmente me ha impresionado es el efecto de la oscuridad. Si a esto le sumamos unas animaciones soberbias tenemos unos gráficos bastante espectaculares.

El sonido tampoco se queda atrás, con un doblaje al castellano fantástico lleno de voces conocidas para Tepeu, Majin y el resto de los animales. Con la música tres cuartos de lo mismo, ya que es muy bella y pega a la perfección con los bellos niveles que recorreremos.

Majin and the Forsaken Kingdom

En conclusión, Majin and the Forsaken Kingdom es una de las mayores sorpresas de estos últimos meses, ya que es una aventura tierna, completa y clásica como ya no se ven antes. Por si fuera poco, gráficamente es tan bello que merece la pena probar el juego únicamente por ver sus preciosos escenarios y personajes.

Por tanto, si os gustan las aventuras clásicas como las de antes y estáis cansados de tanta violencia, este recorrido con el Majin no os decepcionará en absoluto.

Lo mejor

  • Precioso apartado gráfico.
  • Fantástico doblaje al castellano.
  • Los puzzles son ingeniosos.
  • Variado con sigilo, acción y rompecabezas.

Lo peor

  • La historia podría haber dado más de sí.
  • El visitar constantemente los mismos escenarios llega a cansar.
  • Impreciso control en los saltos.

Entradas relacionadas:

Comentarios

  1. Buen anlisis.
    Haber si esta semana me lo pillo y ya acabo los examenes. Para que despues digan que los graficos lo son todo….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *